La honestidad de las profesiones

En esta época es muy importante fijarnos en quién confiamos, ya sean publicistas, doctores, abogados, vendedores y claro, políticos. Según una encuesta realizada por Defoe los mexicanos creen que los médicos y enfermeras tienen las profesiones más honestas, a diferencia de los policías y políticos.

Nene nene nene, ¿qué vas a hacer cuando seas grande?

 Estrella de Rock n Roll, presidente de la nación.

Miguel Mateos

Así cantaba Miguel Mateos desde mediados de los ochenta.  ¿Por qué? Porque todos en algún momento nos preguntamos qué queremos estudiar, a qué queremos dedicarnos, en qué queremos trabajar o, en el mejor de los casos, sobre qué temas queremos saber más.

En lo personal no dudo ni medio segundo que mi profesión es para lo que estoy hecho y se requiere de ser metódico, pero no cuadrado; de tener habilidades analíticas, estudios especializados,  y, sin duda, inspirar confianza. Si nadie te cree, lo que sea que hagas, no sirve.

Es cierto que en esta época es muy importante fijarnos en quién confiamos, ya sean publicistas, doctores, abogados, vendedores y claro, políticos. Es por eso que nos acercamos a los mexicanos para saber qué opinión les merecen algunas profesiones de manera general. ¿Quieren saber qué dijeron?

Según nuestra encuesta, los especialistas de la salud –médicos y enfermeras por separado–  son las profesiones que los mexicanos consideramos más honestas, logrando la confianza de un muy decente voto de confianza del 47% de la población.

De ahí, la caída es un poco estrepitosa. Podemos decir que en el grupo en el que el siguiente bloque de mexicanos confía está formado por los farmacéuticos, clérigos, empresarios, publicistas, abogados y –sorprendentemente– banqueros.

Y de ahí pa’l real es donde uno pierde la esperanza. Sólo entre el 15% y el 13% de los mexicanos consideran que los oficiales de policía, vendedores de autos y los políticos son honestos y tienen principios éticos.

A decir verdad, en los párrafos anteriores hicimos referencia a aquellos quienes contestaron considerar elevados o muy elevados la honestidad y los principios éticos de los profesionistas. Sin embargo, es importante resaltar que un porcentaje muy amplio de los encuestados dijeron evaluar en bajo y muy bajo la honestidad y los principios éticos de vaaaarias profesiones. ¿Quiénes son las peores evaluadas? Los políticos (60% de los mexicanos los evaluaron mal) y los oficiales de policía (56%). ¿Qué les provoca? Inevitablemente nos saca un: chale.

¿En quién confían más ustedes? Cuéntenos en @defoemx y en @yamilnares. Siempre queremos saber lo que piensan.

 

Close
Comentarios