La delgada sensibilidad política de las redes sociales

En México los usuarios utilizan más Facebook para difundir su posicionamiento político en tanto que en Twitter hay menos espacio para argumentar, y por tanto se expresan opiniones más breves: de apoyo o malestar.

Es un mantra más o menos conocido ese que dice que “de política, religión y futbol no se habla” porque siempre se acaba en conflicto. Y quizá, en los últimos meses hemos podido darnos cuenta de en qué se fundan esos temores.

En EUA existe un estudio relativamente conocido que en 2014 realizó el Pew Research Center sobre Political Polarization & Media Habits en el que midieron que tan dispuestos estaban los encuestados a borrar o bloquear amigos o conocidos de sus redes sociales por el simple hecho de que estos no tuvieran las mismas opiniones políticas. Los resultados fueron tan interesantes (y sorprendentemente fueron lo que se consideraban como “liberales” quienes señalaron con más habían bloqueado a alguien en Facebook porque no estaban de acuerdo con lo que esa persona había publicado sobre política) que quisimos replicar el ejercicio en México para esta elección presidencial.

El primer dato que es importante resaltar es que el 54% de nuestros encuestados usan las redes sociales para platicar con amigos y el 42% para informarse.

Y es un público bastante activo puesto que 20% declaró que diario para que sus contactos lo vean.

Es muy interesante ver cómo en Twitter el pico de actividad (53%) fue marcar como favorito un tuit que hablaba en contra de algún candidato.

Mientras que en Facebook, los picos de actividad son para compartir información.

Facebook parece que se utiliza más para difundir el posicionamiento y en Tw, como por la manera en la que funciona la misma plataforma hay menos espacio para argumentar, se expresan opiniones más breves: de apoyo o malestar.

Por último y para cerrar con el dato equivalente al del estudio del Pew Research Center.  Nuestros encuestados reportaron dos picos importantes en los que 38 y 37% “desamigaron” gente de sus redes sociales: el 14 de mayo y el 28 de mayo.  No tenemos muy claro qué eventos fueron los que detonaron este boom de “desamistades”, pero es muy importante que pase lo que pase, recordemos que la riqueza de opiniones es la que nutre la vida democrática de este país.

 

@yamilnares

@Defoe

Close
Comentarios