Japchae, el chop suey coreano

Algunos le llaman chop suey coreano, pero no es tan similar. Aquí sus diferencias y una receta fácil para hacerlo en casa.

Japchae, el chop suey coreano

Por pura similitud visual y relación con “lo asiático”, algunos llaman al Japchae “el chop suey coreano”.

Pero la realidad nos dice que no se parecen tanto. El chop suey es una creación americana que adapta ciertas tradiciones chinas. Mezcla verduras y carne con una salsa, no lleva fideos y es salado. El Japchae es de origen coreano auténtico. Lleva vegetales, carnes y una salsa ligeramente dulce, con ese toque de ajo y aceite de ajonjolí tan típicos de la comida coreana. Otra de sus características esenciales es que lleva unos fideos traslúcidos hechos con papas dulces, algunos les llaman “fideos cristal” por su peculiar transparencia.

El platillo es muy popular y se consume cualquier día del año, aunque es típico para el año nuevo y el festival de cosecha.

Se suele comer solo o sobre una cama de arroz caliente al vapor.

Es fácil y rápido de hacer, aquí una receta simple para 6 personas:

INGREDIENTES (6)

250 g. fideos de papa (“dangmyeon”, se consigue en cualquier tienda oriental, de preferencia en la “pequeña corea” de Zona Rosa en CDMX)

100 g. filete de res

1 zanahoria en julianas

100 g. espinaca

1/4 pimiento rojo

1/2 cebolla

100 g. hongos shitake

Salsa de soya

Ajo

Miel

Aceite de ajonjolí

Sal

Pimienta

Azúcar

PREPARACIÓN:

Cortar el filete en tiras delgadas y dejar marinando mínimo 1 hora con ajo picado, salsa de soya, aceite de ajonjolí, sal y pimienta.

Si compraste hongos shiitake secos, déjalos remojar hasta que estén inflados, suaves y tiernos. Toma entre 1-3 horas.

Corta en julianas los hongos, cebolla, zanahoria y pimiento. Déjalos marinar con 4 cucharadas de soya, 1 de miel, 1 de aceite de ajonjolí, 1 de azúcar y una pizca de pimienta.

Blanquea la espinaca por unos 10-15 segundos en agua hirviendo, retira, moja en agua fría para que se deje de cocer. Condimenta con un poco de sal, 1 cucharada de ajo picado y 1 de aceite de ajonjolí.

Hierve los fideos siguiendo las instrucciones del empaque. Normalmente toman 7-8 minutos y después se llevan al agua fría para que no se pasen de cocción.

En un wok o sartén caliente pon un par de cucharadas de aceite vegetal con fuego muy alto. Empieza a freír los vegetales rápidamente, no quieres que se doren, sólo que se cosan un poco. Después la carne. Cuando esté casi en tu punto favorito, añade los fideos y mezcla constantemente durante 1 o 2 minutos. Recuerda que tu sartén o wok debe seguir muy caliente.

¡Sirve y listo! facilito ¿no?

Puedes darle un toque final con semillas de ajonjolí y un poco de aceite de ajonjolí encima.

Si todo salió bien, deberías tener algo así:

japchae 2 japchae 1

Provechito.

@JorgeHill

Close
Comentarios