Kalbi, carne agridulce marinada

Frutal, salado y dulce, con toques aromáticos de ajo y aceite de ajonjolí. Aquí te platico qué es el kalbi (o galbi) estilo coreano, cómo se come y te enseño a prepararlo de manera fácil.

Kalbi, carne agridulce marinada

No se pueden caminar muchas cuadras en Corea sin encontrar un restaurante típico de lo que llamamos “barbecue coreano”. El concepto es simple pero efectivo: grandes mesas con parrillas de carbón al centro que se llenan de carne y vegetales.

Las estrellas de la parrilla suelen ser costilla de res, un tipo de tocino de cerdo sin ahumar (samgyeopsal) y la carne que hoy les presento: el “kalbi”, a veces también llamado “galbi”, ya que el sonido “g” y “k” en coreano (hangul) llevan el mismo símbolo.

Aunque el kalbi se puede hacer con varios cortes y tipos de carne, lo más común es que se haga con costilla de res. Va marinado por lo menos durante 2 horas en una simple y deliciosa salsa salada y dulce que a veces los mexicanos llamamos “agridulce”, aunque no tenga nada de agrio. La suave carne, cortada en delgados steaks se pone solo por unos segundos a la fuerte llama del carbón, para que forme marcas de parrilla y quede en un buen término medio, jugoso y se deshaga en la boca al morder.

Es común comer la carne envuelta en una hoja de lechuga con doenjanguna pasta hecha con soya, y gochujang, otra pasta picante. Una lámina de ajo, un poco de kimchi y una ligera remojada en aceite de ajonjolí con sal y pimienta forman el “taco de lechuga” perfecto. También se puede comer sola y si eso de las fronteras internacionales culinarias no es lo tuyo, hasta un taco te puedes hacer.

Quienes prueban kalbi por primera vez suelen sorprenderse del complejo aroma y sabor que despide, entre lo frutal, dulce, salado, con toques de ajo y aceite de ajonjolí.

La receta es facilísima. Si no cuentas con una parrilla, puedes calentar a fuego alto una sartén y asar la carne con un poco de aceite de ajonjolí extra, no tiene pierde.

KALBI (2-3 personas)

Ingredientes:

500 gramos de carne para asar en cortes delgados, de preferencia costilla de res (con huesito siempre será mejor). Puedes probar con arrachera.

1 manzana (puede ser kiwi, pera o piña) cortada en láminas

6 dientes de ajo picados

1/4 taza de azúcar

1 taza de salsa de soya

1/4 taza de aceite de ajonjolí

1 pizca de pimienta

 

Preparación:

Facilísimo. Solo revuelve todos los ingredientes en una zip-loc o algún recipiente donde la carne quede hundida en la salsa y deja marinar por lo menos 2 horas, el ideal es de 6-8 horas.

Prende la parrilla o la sartén a fuego alto, asa por unos segundos de cada lado y listo.

Puedes acompañar con lechuga para hacer tus “tacos” y un poco de kimchi siempre será bienvenido en una mesa estilo coreano. Si quieres el paquete completo, puedes comprar samjanggochujangdoenjang (pastas/salsas) en tiendas orientales.

@JorgeHill

Close
Comentarios