Lo que vi en #Verificado19s

Resulta frustrante y triste que ciudadanos con sus propios recursos resolvieran lo que el gobierno no pudo con sus miles de millones de pesos en el presupuesto.

Luego del sismo, la mañana del 20 de septiembre de 2017 un grupo de ciudadanos se reunió y creó #Verificado19s, una red de personas y organizaciones, así como plataforma electrónica para proveer, en lo que estaba a su alcance, de todo lo necesario para que rescatistas no se preocuparan por la falta de materiales y se enfocaran exclusivamente en salvar vidas.

Crearon un mapa y, posteriormente, abrieron una página de internet para recibir reportes en tiempo real de daños y derrumbes, misma que fue vista por millones de personas y fue usada por autoridades nacionales e internacionales para tomar decisiones:

Verificado19s

Mucha gente quería hacer algo y gracias a ello montaron a gran velocidad una red de voluntarios en zona cero y sus alrededores para remover escombros, acompañar y apoyar rescatistas, monitorear las necesidades en sitio y reportarlas por teléfono a través de mensajes instantáneos.

A su vez, una red de voluntarios recogía las necesidades en tiempo real en los chats de monitores en campo con información verificada; otros las recogían curando información en Twitter, y en otros chats de otras redes vecinales que se crearon a raíz del sismo y que, en su caso, requirieran el envío de un monitor de #Verificado19s para corroborar lo reportado pues toda la información debía estar verificada.

Estos y otros voluntarios buscaron de manera frenética la adquisición de los materiales, ya fuera a través de sus contactos personales, los de sus amigos y conocidos, de otras redes e incluso con sus propios recursos.

A su vez, #Verificado19s montó una red de diseñadores que, cuando era imposible satisfacer las necesidades a través de las redes personales, buscaba ayuda en las redes sociales y las cuentas institucionales de diversas organizaciones que participaron activamente en la iniciativa publicaban estas necesidades. Por su parte, grandes grupos de tuiteros difundían la información, de modo que fue posible conseguir lo necesario y llevarlo a donde se necesitaba.

@verificado19s

Con #Verificado19s, una red de ciclistas fantásticamente organizados, así como motociclistas y transportistas trasladaron lo necesario desde los puntos donde se recogían herramientas, materiales, víveres, medicinas y, en su caso especialistas, hasta llevarlos a las zonas de desastre donde los monitores confirmaban que las necesidades estaban satisfechas.

Cientos de voluntarios acudieron al llamado y pusieron alma, vida y corazón para hacer todo lo que estaba en sus manos para salvar vidas.

Los voluntarios sabían que el tiempo era vida y en lo fundamental fueron tres las condiciones para todo su trabajo:

* Garantizar que rescatistas siempre tuvieran herramienta necesaria para trabajar y salvar vidas.

* No perder tiempo propio ni de los demás.

* Por ello, sí o sí todo debía estar verificado para no perder tiempo.

Esto fue irrenunciable.

Todos los verificadores se exigieron a sí mismos atender lo siguiente:

“OJO, ALGO VERIFICADO QUIERE DECIR SOLO DOS OPCIONES:

1) que lo VISTE con tus ojos

2) que te lo dijeron al menos DOS personas distintas que lo hayan visto con sus ojos.

Cualquier otra información NO ESTÁ VERIFICADA”.

Con esta base se generaron los reportes en campo.

Para identificar necesidades de víveres, medicinas, herramientas, materiales y especialistas, en los primeros días los monitores atendieron a las listas que se publicaban en pizarrones de los puntos de acceso a las zonas de desastre.

Conforme los monitores fueron conocidos en las zonas cero, las listas las proveían directamente rescatistas y responsables de almacenamiento dentro de esas zonas.

Hacia los últimos días, los monitores se coordinaron con los almacenes para saber qué hacía falta y verificaban que lo que hacía falta en un almacén dentro y fuera de la zona de desastre no sobrara en otro.

Si faltaban cosas, confirmaban con el Comando Central de las autoridades en la zona de desastre si ya las habían pedido y con ellos verificaban también si venían en camino. De no ser así, trataban de resolver existencias entre los contactos más cercanos. Si no lo resolvían se seguía el procedimiento descrito anteriormente.

En tanto, otro grupo de voluntarios se ha enfocado en atender necesidades en centros de acopio y albergues en Ciudad de México y también en Morelos, Puebla, Estado de México, Oaxaca y Chiapas, donde se abrieron iniciativas estatales o se generaron contactos para realizar tareas humanitarias.

@V19sESTADOS

A su vez, otras organizaciones y grupos de especialistas se están coordinando para lanzar plataformas que permitan identificar daños en inmuebles, detectar necesidades de vivienda y de política pública, así como proveer de herramientas metodológicas y tecnológicas para que todos los procesos descritos en este y los párrafos anteriores se sigan desarrollando al poner ojos en la reconstrucción, rehabilitación y la rendición de cuentas.

Resulta frustrante y triste que ciudadanos con sus propios recursos resolvieran lo que el gobierno no pudo con sus miles de millones de pesos en el presupuesto. Estos días se desnudaron carencias y negligencias. La ausencia y la incompetencia fueron insultantes. Es previsible que las groseras fallas estatales sean documentadas y denunciadas en el futuro cercano, pues ahora se callaron para atender lo urgente e importante: salvar vidas. Pero ya habrá tiempo para el análisis en otro espacio.

Hoy #Verificado19s sigue en lo suyo y sus integrantes resuelven los problemas presentes. También se enfrentará al reto del futuro, de la organización y de las decisiones estratégicas.

Este esfuerzo de articulación ciudadana ha sido inédito e histórico y está a la vista que es realizado con mucho amor y respeto por la vida. Y lo seguirá siendo.

Así, tuve la fortuna de ver con mis ojos #Verificado19s, una iniciativa en la que participé y con la que me siento profundamente agradecido.

Solo han pasado siete días que saben a eternidad.

 

@albertoserdan

Close
Comentarios