DF, suicidio de la ciudad

Las administraciones perredistas apuestan, a lo largo de su historia, al urbanicidio en el DF. Desconocen o ignoran las batallas pretéritas en ciudades que cometieron errores idénticos a los de Seduvi, pero que se remontan cincuenta o sesenta años. Devastan nuestro entorno, despojándolos de sus áreas verdes. Ignoran a las asociaciones vecinales y toman decisiones retrógradas que avalan diputados locales sin que exista una participación real de expertos y vecinos.

Simón Neuman, secretario de Desarrollo Urbano del Distrito Federal, epítome del conflicto de intereses, debería irse o ser destituido por Miguel Ángel Mancera. Ya habría pasado esto, o más bien jamás habría sido nombrado al puesto que actualmente detenta, si las autoridades que gobiernan la Ciudad de México de veras respetaran a sus habitantes. El desarrollador inmobiliario, responsable del diseño integral de la capital de la República, responde únicamente –como lo señaló con puntualidad un grupo de ciudadanos apartidistas en enero de 2013, justo después de que asumiera sus responsabilidades actuales, y de nueva cuenta hace algunos días-a los intereses de su ramo. Uno que creció a la sombra de la ilegalidad, el soborno y el tráfico de influencias derivado del acercamiento a las tribus perredistas en el DF, y otras agrupaciones políticas en el resto del país.

Uno, dos, cien Santa Fés o Interlomas. Foto vía Revistas Life
Uno, dos, cien Santa Fés o Interlomas. Foto vía Revistas Life

Es el moderno Señor del Concreto y las Varillas despachando en Seduvi; como tener al dueño de Marlboro haciendo el trabajo sucio de la industria tabacalera desde la secretaría de Salud, o a algún líder del cártel de aserraderos clandestinos fungiendo como titular en Medio Ambiente (aunque pensándolo bien, ya contamos con alguien que cumple ese requisito en la persona de Tanya Müller, funcionaria ecocida y flamante asesora del Secretario General Ban Ki-moon en las Naciones Unidas. Debería aprovechar el nombramiento para dejar el puesto e irse a disfrutar su beca a Nueva York de inmediato; pero divago).

"Malviaje" inmobiliario en Santa Fe. Wikipedia
“Malviaje” inmobiliario en Santa Fe. Wikipedia

El ascenso de Neumann remite a la historia de Robert Moses, ‘Gran Maestro Constructor’ de la Nueva York en aquellos tiempos que sellaron su consolidación metropolitana; caudillo en apariencia sempiterno; destructor de monumentos tan irremplazables como la estación Penn Station. Enemigo del transporte público y promotor de los estacionamientos; funcionario jamás electo, generador de crecimiento desenfrenado y la suburbanización que aquejó a las ciudades estadounidenses, hasta que dio un encontronazo, en los sesenta del siglo pasado, con la resistencia de vecinos encabezados por Jane Jacobs, tradujeron su preocupación por el futuro de Nueva York y la viabilidad de sus barrios y colonias ante la inminente construcción de su enésima carretera urbana, la Lower Manhattan Causeway -finalmente clausurada- en acciones concretas y enseñanzas perdurables.

Cualquier lugar en el DF. Panoramio
Cualquier lugar en el DF. Panoramio

Las administraciones perredistas apuestan, a lo largo de su historia, al urbanicidio con rascuachielos en el DF, e inanición del tejido social por híperdesarrollo. Desconocen o ignoran las batallas pretéritas en ciudades que cometieron errores idénticos a los de Seduvi, pero que se remontan cincuenta o sesenta años. Devastan nuestro entorno, despojándolos de sus áreas verdes. Ignoran a las asociaciones vecinales y toman decisiones retrógradas que avalan diputados locales sin que exista una participación real de expertos y vecinos.

Caminos al averno, y peores intenciones. Wikimedia
Caminos al averno, y peores intenciones. Wikimedia

Hay un nuevo alguacil en la comarca. Sustituyó a Felipe Leal, arquitecto con grandes ideas, pretendidamente fundacionales pero equivocadas,a quien tampoco le debemos muchos aciertos; pero cuya hoja de servicios no incluía la dirección de consorcios inmobiliarios. Para Simón Neumann, los Planes Parciales urbanos, que han servido para contener el crecimiento desmedido de la ciudad son, en sus propias palabras, un dolor de cabeza.

Autopistas urbanas con pisos adicionales. Se planea añadir uno extra (o dos, o tres: da lo mismo) en la Supervía Poniente, para acomodar el tren bala mexiquense. Skyscrapercity
Autopistas urbanas con pisos adicionales. Se planea añadir uno extra (o dos, o tres: da lo mismo) en la Supervía Poniente, para acomodar el tren bala mexiquense. Skyscrapercity

Él extiende la receta privatizadora a todos los confines de la ciudad, como si las amargas lecciones de la fiebre thatchero-reaganiana a ultranza, aplicada acríticamente en nuestro país durante los noventa del siglo pasado por Carlos Salinas, no se hubiesen aprendido en México.

Foto 6

Seguimos siendo, qué duda cabe, un país sin contrapesos reales, y con una izquierda atomizada y carente de rumbo.

La gestión de Mancera y la ascendencia de las tribus pragmas, igual de corruptas que sus antecesores y seudo ‘contricantes’priístas, panistas, verdes, trabajadores, movimentarios, panales & co., anuncian -con el pase automático de contrarreformas legislativas y el desastre en nuestras ciudades- el triunfo de esta nueva encarnación del dogma neoliberal en la Edad del Peñanietismo.

La pesadilla hecha ‘solución’ del secretario de Desarrollo Urbano, en mancuerna con la autoridad responsable del mazacoteorwelliano ‘Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad* y sus Ciudades Temáticas, junto con el gestor -secretario de Desarrollo Económica** será abrir las esclusas de la especulación inmobiliaria, provocando la destrucción delo que queda del patrimonio urbano en todas sus facetas: la ambiental, histórica, cultural y arquitectónica.

Será el ocaso de una gran ciudad, apuntalado por la demagogia: la densapalabrería y -en casos extremos- elfacilón cliché.

Si Mancera sostiene y premia a Joel Ortega (uno de los mandos responsables del ‘operativo’ News Divine, donde murieron nueve jóvenes y tres policías el 20 de junio de 2008, hoy director del Metro), ¿por qué no habría de hacer lo mismo con el secretario de Desarrollo Urbano?

Ciudad escaparate chafa, con anuncios espectaculares -ecocidas, ilegales- untados a paredes y fachadas de inmuebles. Wikimedia
Ciudad escaparate chafa, con anuncios espectaculares -ecocidas, ilegales- untados a paredes y fachadas de inmuebles. Wikimedia

Nosotros no podemos esperar a que cambie de opinión. La labor destructiva de Neumann y asociados, con la posible aprobación en la Asamblea de las nefastas Normas 30 y 31 (las cuales darían al sector inmobiliario aún más libertades de construir lo que se le venga en gana, sin consulta previa ni equilibrio institucional a la vista) sería la negación de cualquier alternativa de proyecto urbano sustentable necesario para evitar que el destino distópiconos alcance.

Acaso se verán beneficiados un grupito de empresarios voraces y sus valedores dentro del gobierno, quienes facilitan la recuperación del espacio urbano y la pérdida acelerada de nuestro acervo ecológico. Ver casos de la devastada Avenida Masaryk en tiempos de guerra a muerte contra los árboles urbanos y el sentido común (Tendrá el glamour de la Quinta Avenida de Nueva York’ [¿en serio?]); la ‘salvación’ de la emblemática Calzada de Guadalupe urdida por Nora Arias en Gustavo A. Madero, y todo lo que engrose el compendio de gandalleríasa las que quieren acostumbrarnos empresarios y servidores públicos en el DF.

Nos toca a nosotras y nosotros, para variar, detener el daño y revertir estas tendencias. Pero si no asumimos un papel mucho más activo, el Trascabo y la Motosierra empuñadas por Simón Neumann, nos pasarán por encima. La redensificación que plantean, sólo abonará para que el sector inmobiliario asuma un mayor protagonismo –y lo salven los contribuyentes cuando se imponga la realidad, como pasó en el Fobaproa- tras resucitar en México la experiencia del Ladrillazo español http://bit.ly/1lqokcpo las devastadoras burbujasla de 2008.

Nuevos tiempos, viejos timos. Flickr
Nuevos tiempos, viejos timos. Flickr

Una ciudad-Mall carente de servicios y cochecéntrica: con enclaves o búnkers amurallados y denominaciones alucinantes:Complejo Residencial Chambordo Espacio Shangri-lá,y accesos directos a supervías que perpetúen la condición definitiva de estamentos y castas. Cañones de edificios con alturas asignadas a capricho, en Nuevo Polanco, la Delegación Benito Juárez y el apoyo irrestricto a Casas Geo, Hircasa y demás empresas favorecidas por la autoridad (cuya estrategia, entre otras, apunta a la eliminación parcial o total del Parque Reforma Social para construir torres en su sitio).

Simón Neumann no es arbitro imparcial de los distintos intereses urbanísticos en juego. Nunca debió de ser nombrado titular de Seduvi; su rol de cabildero y promotor inmobiliario estaba cantado desde que tomó posesión en los albores del Mancerato. Lo grave del asunto es que lo mantiene en su puesto, a efecto de consumar la venta de garaje urbana instaurada por administraciones anteriores, y que la visión social de la Ciudad de México se supedite a los designios de este singular personaje y unpuñado de canchanchanes.

 

Slim City. Free-org
Slim City. Free-org

Este compendio de insensateces urbanísticas, travestido con eslóganes de moda y muletillas grandilocuentes (¡Urbe Sustentable! ¡City Manager!) es aquí, entre las fuerzas vivas del perredismo y sus rémoras, la ley. Las venas taponadas de la ciudad de México se replican en otras que siguen su ejemplo en el resto del país. El Distrito Federal debería ser mucho más que una oportunidad de negocios en venta al mejor postor. Conservar a Simón Neumann en su puesto le costará a su jefe Mancera en las urnas el año entrante. ¿Sobrevendrá el síncope o suicidio inmobiliario que colapse todo, tan temido por los que no aceptan la versión embaucada de la realidad? En tanto llega ese momento, dejemos de ser testigos del declive de nuestra gran ciudad, y la pérdida evitable de su legado.

 

@alconsumidor

 

 

 

(*) Simón Levy, autor de perogrulladas colosales (‘la ciudad puede ser más amable’).

(**) Salomón Chertorivski, milusos que pasó sin pena ni gloria de la Secretaría de Salud federal en el sexenio pasado (donde por cierto, y en otro tema de interés público, dejó inconclusa la discusión del Reglamento correspondiente a la Ley Cinco de Junio impulsada por padres de la Guardería ABC, aprobada unánimemente por las dos Cámaras en 2011 y publicada a regañadientes por el anterior presidente y su camarilla); transitando hasta la Secretaría de Desarrollo Económico local, bajo las órdenes del Regente redivivo Miguel Ángel Mancera.

Close
Comentarios