El retorno de Freddy Kruegebrard

El de Marcelo fue un sexenio que contuvo indiscutibles aciertos, pero que fueron opacados por verdaderos ultrajes urbanísticos, que habremos [email protected] de seguir pagando en el futuro previsible.

Si en efecto y como indican distintos momios y encuestas, AMLO llega a la presidencia en su tercer intento, el reciclado exjefe de gobierno Marcelo Ebrard Casaubon -incorporado al equipo morenista en febrero de 2018, tras años de exilio dorado- tiene todas las de ganar (obteniendo una posición ventajosa en la pista de juego electoral; reposicionándose en los codiciados estratos superiores de la Pejerarquía).

Que en esta coyuntura el feroz promotor, contra toda lógica que no fuera la del dinero, de la espantosa Torre Bicentenario (2007: hoy Torre Chueca del aventajado alumno Mancera, cortesía Grupo Danhos tan cercana al Pé Erre Dé o de a defectuosa (por decirlo suave) y la Línea Doce del Metro, o del Viaducto Elevado del Periférico (2011), o la Supervía Poniente (ambas cortesía de OHL y empresas afiliadas), sea el responsable oficial del anuncio -previo bombo y platillo mediático- en el sentido que organismos adscritos a la ONU se han comprometido a supervisar contratos de obra pública en un futuro e hipotético sexenio obradorista, no deja de poseer cierta gracia morbosa en un país como el nuestro: indolente, surreal y que padece arrebatos de memoria selectiva.

Aquellos tiempos. El Carnal Marcelo Ebrard, Felipe Calderón y séquitos respectivos, en la inauguración de la fatídica Línea 12.

2006-12. Alcalde verde’ ecocida. Eterno publirrelacionista de su desmedida causa, encargado personalmente de dinamitar la adopción de un régimen consolidado de Acciones Colectivas para defender a sectores vulnerables de la población, al medio ambiente o a usuarios de bienes y servicios masivos proporcionados por empresas depredadoras y gobiernos –como el suyo propio- voraces e inescrupulosos (2009).

El de Marcelo fue un sexenio que contuvo indiscutibles aciertos, pero que fueron opacados por verdaderos ultrajes urbanísticos, que habremos [email protected] de seguir pagando en el futuro previsible.

Entregado, como su sucesor (y candidato plurinominal postulado por el PAN a la Cámara Alta, Miguel Ángel Mancera)  a los peores intereses del cártel inmobiliario y de infraestructura urbana cochesística, ahora apela al borrón y cuenta nueva.  

Difícil tarea será la de extirpar sus tropelías de la memoria.

  1. La Línea Doce del Metro. Los trenes más caros del mundo.

La marca Ebrard, 2006 al 2012 y represión desmedida contra los jóvenes.

  1. Un desastre de su autoría, con hedor a OHL, que se llama Supervía Poniente; Mise-en-scène de Marcelo Ebrard.

… unos 200 granaderos destruyeron un campamento en las inmediaciones de la colonia Malinche, símbolo de la resistencia de vecinos y ambientalistas integrados al Frente Amplio contra la Supervía Poniente. 

El campamento en el que estaban durmiendo 30 activistas la madrugada del 23 de noviembre había sido instalado desde el 26 de julio de 2010 y formaba parte de una serie de recursos a los que acudieron vecinos y defensores de la reserva del Bosque de Tarango. 

El desalojo se inició en la madrugada en un operativo encabezado por representantes de las concesionarias OHL y Copri, denunciaron los integrantes del frente. Los policías utilizaron gases lacrimógenos, provocaron un corto circuito en la colonia Malinche, y horas después quemaron el campament … ”. 

Así se justificó Freddy:

“El funcionario rechazó que el operativo haya sido “un desalojo” y lo calificó como “recuperación de la propiedad pública expropiada” por el gobierno capitalino.

“No se desalojó el campamento, hay que cuidar los términos. Lo que se hizo fue recuperar la propiedad pública expropiada por el Gobierno. El gobierno no ha desalojado“, dijo …”.

Remontémonos, de ser posible, a la prehistoria de 2006: al ‘Abran los ojos y cierren las carteras’ de Ebrard, dardo dirigido a intelectuales que no compartían la línea del partido.

  1. La tragedia irresuelta del New’s Divine. Diez años de impunidad con el sello de la casa mexicana (cero justicia; impunidad ampliamente premiada), y contando.
  1. El escándalo de los recursos, e inconfesables compromisos, de los espacios en Tlaxcoaque y Reforma habilitados por Ebrard y su equipo para enaltecer la figura del sátrapa azerí Heydar Aliyev. Y de paso, posiblemente para hacer un negocito, y extender su proyección política (para alguno de sus acólitos, en ese entonces, Ebrard llegaba a ser un Lula reloaded).

Y también:

2006-12. Ebrard vende inmuebles y calles de Ciudad de México, durante su gestión.

***

Otras cuentas del abalorio, rastreables al pre Ebrardato, para que no se olvide la limpia trayectoria (pues si él lo sostiene, ¿deberá ser verdad?) de Freddy Kruegebrard.

  1. Violento operativo policiaco en Xochimilco.

El secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard, indicó hoy que en caso de presentarse las denuncias correspondientes y de comprobarse los hechos, la dependencia a su cargo indemnizará a las familias que hayan sido víctima de saqueo, durante el desalojo del predio de Amalacachico… 

“Aclaró que hasta el momento no existe ninguna denuncia formal por presuntos actos de rapiña cometidos por los elementos que participaron en el operativo del viernes para recuperar el mencionado predio, considerado reserva ecológica. 

“El jefe de la policía capitalina dijo que, incluso, ‘se pagarán los refrescos y las papitas que hayan tomado los policías que participaron en el mencionado operativo, para que no haya problema (sic) …'”.

  1. Represión contra jóvenes, que se repetiría puntualmente durante los eventos que acompañaron la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, el primero de diciembre de 2012. Dejaría Ebrard la jefatura de gobierno, pero de acuerdo a versiones periodísticas, él tuvo una participación activa en estos sucesos.

El 2 de octubre de 2003 hubo un operativo que consistió en instalar retenes con la Policía Ministerial, entonces Policía Judicial, en las estaciones del Metro San Cosme, Revolución y Buenavista; junto a cada retén pusieron un camión de granaderos vacío. Todos los jóvenes con pelos colorados, piercings, tatuajes, vestidos de negro o con estoperoles eran detenidos para una ‘revisión de rutina’. A algunos los subían a los camiones. Esto empezó a las 12 del día y la marcha estaba convocada a las cuatro”, rememora el abogado, integrante ahora de la Liga de 1 de Diciembre. 

Los vehículos con jóvenes fueron trasladados a las afueras del Museo del Chopo, cuenta, hasta que los policías recibieron órdenes de trasladarlos a la Agencia 50 del Ministerio Público, luego de que se difundió la información de que había desmanes y daños en comercios y agencias de automóviles. 

De acuerdo con el seguimiento que dio el diario Reforma a los hechos del 35 aniversario de la matanza de Tlatelolco, 75 jóvenes, 31 de ellos menores de edad, fueron puestos a disposición del Ministerio Público por los daños causados a los comercios, estimados en 10 mil millones de pesos. 

“Los muchachos que habían estado en los camiones de granaderos, algunos desde las 12 del día, fueron acusados de los desmanes. ¿Cuál fue el resultado? Todos, absolutamente todos salieron libres pues la policía no pudo demostrar sus acusaciones”.

  1. Linchamiento de policías federales en Tláhuac.

Ebrard Casaubon justificó la tardanza de los elementos de seguridad a la zona argumentando distancia y dificultad para reunir a un contingente suficientemente numeroso que pudiera contener a los cerca de dos mil vecinos de San Juan Ixtayopan que participaron en el linchamiento. 

“El problema es que en el momento en que empieza el linchamiento y lo que te lleva congregar las fuerzas, ellos ya habían acelerado el linchamiento. No hubo tolerancia, no nos confundamos, para llegar a un lugar que se tarda quizás de 1,30 a 2 horas”, explicó Marcelo Ebrard. 

Reconoció que llegaron al lugar dos horas después de que inició el problema y cuando ya habían sido quemados dos elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP). 

El titular de la Secretario de Seguridad Pública (SSP) precisó que en esa zona hay pocas bases de policías, que los accesos al poblado son escasos, pero además que los mismos habitantes evitaron que los uniformados llegaran antes porque bloquearon algunas calles. 

Se podía -dijo- reunir en un primer momento a cerca de cien elementos, pero hubieran sido insuficientes para enfrentar a los dos mil vecinos. Marcelo Ebrard indicó que tuvieron que esperar a juntar a unos 600 policías para que lograran imponer el orden.

Aseguró que la SSP actuó en apego a sus facultades y tan pronto como pudo, prueba de ello, indicó, es que llegaron antes que la Policía Federal Preventiva … 

Explicó que si los representantes de los medios de comunicación llegaron antes fue porque “no es lo mismo que una persona se abra paso con cámara y micrófono entre una multitud, que hacer lo mismo con 600 policías…”.

Cuando en otros lugares un político tan chamuscado como Ebrard hubiese dedicado en exclusiva tiempo y energía a escribir sus memorias, o a dar clases, o a administrar sus bienes, aquí y como siempre, la providencia (antes del PRI, PAN, PRD y satelital; ahora y para sus propósitos teñida de Morena) le da una segunda, o tercera, o quinta, o vigésima oportunidad.

Esta película podría derivar en secuela, si acaso el Dedo Iluminado lo señala para disputar los comicios de 2024.

Claro: porque #estamosenMéxico.

 

@alconsumidor

 

Close
Comentarios