Tres años, mucho por hacer

El éxito de la participación ciudadana no consiste solamente en que un grupo de individuos tome parte de la acción pública, sino que esta acción colectiva se multiplique y que contribuya a producir mayores niveles de bienestar.

México no es un país pobre, sin embargo, más de la mitad de su población sobrevive día a día en el abismo de la pobreza. Hoy como hace 25 años más del 50 % de la población vive en condiciones de pobreza. Con la diferencia de que hoy son casi 10 millones de personas más que hace 25 años: en total, 63 millones de personas sobreviven cada día en esta situación. El problema es que no solo afecta a quienes se encuentran en esta condición. La pobreza:

  • Debilita nuestra democracia, al generar un terreno propicio para el clientelismo, la corrupción y la impunidad.
  • Debilita nuestra economía, al condicionar el mercado interno.
  • Mina nuestra estabilidad y nuestra viabilidad como país, al excluir a millones de personas y regiones enteras del desarrollo.
  • Y por desgracia ha sido el caldo de cultivo propicio del crimen, la violencia y la violación sistemática de derechos humanos que flagelan al país.

Convencidos de que esta realidad debe y puede cambiar es que en mayo de 2015 surgió Acción Ciudadana Frente a la Pobreza para impulsar cambios que enfrenten las causas y las barreras que producen pobreza y desigualdad en México.

En este recorrido de tres años, y con la ayuda de muchos amigos, aliados y cómplices sin los cuales nada de esto hubiera sido posible, estos son algunos de los proyectos e iniciativas que hemos desarrollado:

a) #CeroListasdeEspera: Articulación de esfuerzos con 20 organizaciones de la sociedad civil para impulsar un ejercicio de observación ciudadana de los servicios de salud con la participación de más de 700 voluntarios en 16 entidades federativas, el cual nos permitió elaborar el primer Reporte Ciudadano sobre Calidad y Acceso Efectivo a la Salud en México que confirmó un desastre generalizado en el la calidad de los servicios de salud: 2/3 de las unidades de primer nivel no surten medicamentos completos y en 42% de las cirugías las familias de los pacientes tuvieron que completar para materiales y medicamentos. 6 de cada 10 unidades de emergencia incumple con los tiempos establecidos por la norma, entre otros hallazgos relevantes.

b) Generación de documentos de evidencia para el análisis de los factores de la pobreza y la desigualdad, en relación con los datos que genera CONEVAL; sobre los resultados de la Cruzada Nacional contra el Hambre; sobre los problemas de acceso efectivo a la salud; y con propuestas para el Presupuesto de Egresos de los años 2016, 2017 y 2018 en conjunto con las organizaciones que integran el Colectivo por un Presupuesto Sostenible (Colectivo PESO).

c) Salario mínimo Suficiente: hemos insistido en la exigencia para que el salario mínimo cubra al menos el costo de la canasta básica para una persona, como un primer paso para su recuperación gradual. En 2016 organizamos en colaboración con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU (CEPAL) y el Instituto de Estudios para la Transición Democrática (IETD), la Conferencia Internacional “Estado del Arte del Salario Mínimo”. En ese mismo año, con el impulso de una amplia coalición de sociedad civil, logramos que la definición del monto del salario mínimo se diera a partir de una nueva fórmula compuesta por un Monto Independiente de Recuperación (MIR) más un ajuste basado en la inflación. Ante el incumplimiento gubernamental, hemos presentado una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y un Informe Alternativo sobre la situación del salario mínimo en México ante el Comité DESCA de las Naciones Unidas.

d) Interlocución con gobiernos y procesos de la sociedad civil:

  • Chihuahua: Con esta iniciativa buscamos avanzar en colaboración con el gobierno de Chihuahua para establecer nuevas políticas frente a la pobreza, centradas en resultados medibles que generen desarrollo humano, movilidad social y cierren brechas de desigualdad. De esta forma fue posible la elaboración y adopción de un plan interinstitucional frente a la pobreza y la desigualdad con el nuevo gobierno del estado encabezado por Javier Corral.
  • Guerrero: Hemos participado en Guerrero es Primero, iniciativa de organizaciones de la sociedad civil que tiene la finalidad de promover espacios de diálogo y de búsqueda de alternativas a la gravísima situación del país, que se ha reflejado con particular crudeza en el estado de Guerrero. Además, y a petición de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), elaboramos un estudio sobre derechos humanos y pobreza que ofrece recomendaciones para impulsar el enfoque de derechos en las políticas públicas frente a la pobreza y la desigualdad, tanto a nivel nacional, como en la Costa Grande de Guerrero.

e) Maquillaje de las cifras de pobreza: También han resultado importantes las acciones “defensivas”. Una sirvió para resguardar la certeza en la medición de la pobreza. El primer “round” se dio cuando el INEGI modificó la forma de captar los ingresos de los hogares más pobres. Esto provocó que los datos no fueran comparables y, por lo tanto, que la medición de la pobreza realizada por CONEVAL se viera comprometida. El segundo “round” fue el operativo realizado por el gobierno federal a cargo de Sedesol para mover las variables consideradas en la medición de la pobreza sin resolver los problemas de fondo, por ejemplo a través del reparto de la “cartilla social”, de la campaña “sano, suficiente y variado” y otras acciones de maquillaje a las cifras de carencias e ingresos. Ante ello, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza presentó evidencias que dieron cuenta de este operativo.

f) Registro Nacional Ciudadano: hemos propuesto la creación de una herramienta de esta naturaleza como pilar de una nueva política social. Este Registro sería la puerta de acceso, obligatoria para los tres órdenes de gobierno y la única vía para asignar transferencias de recursos públicos (transferencias, subsidios en efectivo o en especie) a personas u hogares. Hemos impulsado esta propuesta desde diversas plataformas como la Cumbre Ciudadana, la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés), el Colectivo PESO y en interlocución directa con Sedesol.

g) Lanzamiento de Cohesión Social, el país que queremos: como una iniciativa para construir un nuevo proyecto de nación que cierre las brechas de pobreza y desigualdad que nos dividen y que deposite la unidad de los mexicanos en un sistema que iguale las oportunidades para todos, sin privilegios ni corrupción.

h) Democracia sin Pobreza: Los programas sociales se han convertido en una herramienta electoral de candidatos y partidos para construir clientelas y no para superar la pobreza. La vulnerabilidad alrededor de estos programas representa un foco rojo durante los comicios presidenciales de 2018. Por eso lanzamos la plataforma #DemocraciaSinPobreza, para mostrar que el uso electoral de programas sociales es: a) inútil, pues no resuelve la pobreza; b) inmoral, pues se lucra con la pobreza; c) ilegal, pues así lo dicen las leyes, pero; d) es necesario que deje de ser impune.

Es necesario contar las historias de éxito, aún y cuando éste sea todavía parcial. Son importantes para demostrar que las oportunidades de mejora son realizables aún en entornos adversos, pero sobre todo, porque son un nuevo rasero, un nuevo punto de partida: de aquí para adelante todo lo posible, de aquí para atrás imposible.

El éxito de la participación ciudadana no consiste solamente en que un grupo de individuos tome parte de la acción pública, sino que esta acción colectiva se multiplique y que contribuya a producir mayores niveles de bienestar.

La pobreza no es destino manifiesto. México puede ser una gran potencia. Nuestro  país puede lograr prosperidad, tener cohesión social, vivir con paz y seguridad  ciudadana, y  avanzar en una democracia efectiva y con rendición de cuentas. Nuestra intención, desde el primer día, se resume en cambiar una letra con el fin de lograr un cambio de  profundas proporciones: transitar de una economía y una sociedad de influyentes hacia una economía y sociedad incluyentes.

En Acción Ciudadana Frente a la Pobreza creemos que es posible hacer de México un lugar mejor para vivir. Aunque no sea mañana, sí lo será en un futuro que está a nuestro alcance. Juntos podemos construir un país libre de pobreza, en el que las personas puedan desarrollar todo su potencial y elegir en libertad su propio proyecto de vida. Un país con igualdad de oportunidades para todos, durante todo el ciclo de vida, sin privilegios ni corrupción.

 

@FrenteaPobreza

Close
Comentarios