El cambio climático en la agenda de los candidatos

Si bien los candidatos incluyen propuestas para atender el cambio climático y cumplir con los compromisos de reducción de emisiones, no lo consideran como uno de los temas relevantes y prioritarios dentro de la planeación transversal y estratégica del país.

Por: Sandra Guzmán (@san_lunag) y Liliana Estrada (@LilianaEG145)

El cambio climático ha sido reconocido como una de las amenazas más grandes que enfrenta la humanidad, debido a los efectos de carácter económico, social, natural y políticos que trae consigo. Al respecto, México es un país altamente vulnerable a dichos impactos, ya que el 15 % de su territorio, el 68 % de su población y el 71 % de su economía se encuentran en riesgo de sufrir cualquier consecuencia adversa derivada principalmente de eventos hidrometeorológicos y cambios de temperatura (PECC, 2009).

Por su vulnerabilidad y considerarse el décimo tercer emisor de gases de efecto invernadero (GEI) a nivel internacional (Banco Mundial), el país ha asumido compromisos de reducción de GEI a través de la Ley General de Cambio Climático (LGCC) y de la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC) presentada ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en el marco del Acuerdo de París. En dichos compromisos el país se ha comprometido a reducir el 30 % y el 50 % de las emisiones de GEI de México al 2020 y 2050, respectivamente, con base en las emisiones del año 2000. Así como, disminuir con sus propios recursos el 22 % de sus emisiones al 2030 y, en caso de recibir apoyo internacional, el 36 % al mismo año, respecto a sus niveles de emisión del 2013.

Ante este panorama, el pasado 16 de mayo, 11 Organizaciones de la Sociedad Civil[1] presentamos públicamente una evaluación[2] de las propuestas de los candidatos a la Presidencia de México, con el fin de analizar la importancia que tiene el cambio climático en sus proyectos de gobierno de 2018 a 2024 bajo 4 preguntas clave, además de la inclusión de 10 temas básicos de política pública que las organizaciones consideran necesarias y urgentes para atender el cambio climático en el país y descarbonizar de manera acelerada la economía mexicana.

Como se puede observar en la Imagen 1, de acuerdo con los resultados sobre la importancia que tiene el cambio climático para el proyecto de gobierno de 2018 a 2024, se encontró que si bien los candidatos incluyen propuestas para atender el cambio climático y cumplir con los compromisos de reducción de emisiones de México, aún mantienen importantes áreas de oportunidad sobre considerar al cambio climático como uno de los temas relevantes y prioritarios dentro de la planeación transversal y estratégica del país, así como establecer procesos claros para llevar a cabo las acciones propuestas y vincular dichas acciones de cambio climático con otras actividades del resto del proyecto de gobierno a fin de tener una coherencia en todo lo que se busca desarrollar.

Con base en los 10 elementos básicos para combatir el cambio climático que resaltamos como organizaciones en la Imagen 2, los candidatos integran casi de manera satisfactoria dos de los grandes temas propuestos, los cuales tienen que ver con el impulso a la integración de energías renovables y el desarrollo de sistemas de transporte público de calidad, movilidad sustentable y reducción del uso del automóvil. Asimismo, los temas representados de manera incipiente por la falta de acciones concretas son un plan de adaptación; integración del concepto de cambio climático en el Plan Nacional de Desarrollo; creación de ciudades densificadas e integradas y una tasa de deforestación cero.

En contraste, las cuestiones con mayor rezago son los relacionados con consumo y producción sustentable; la movilización de recursos financieros y el incremento a los niveles de transparencia en materia de cambio climático, lo que significa que muchas de las acciones podrían no implementarse por falta de recursos, mecanismos de vigilancia que garanticen su aplicación y participación democrática en la toma de decisiones en la materia.

Los candidatos aún deben realizar importantes esfuerzos para garantizar que el próximo gobierno del país esté enmarcado en un desarrollo bajo en emisiones y resiliente para todas y todos los mexicanos, con la finalidad de disminuir la vulnerabilidad de México ante cambio climático. Sobre todo, cuando es necesario que se incrementen los compromisos climáticos del país y se avance de manera estratégica en el progreso necesario para alcanzar las metas de las NDC y LGCC, las cuales actualmente representan un avance de solo el 12 % del compromiso al 2020.

Esta evaluación no busca favorecer a ningún candidato, sino analizar las áreas de oportunidad que existen para que los candidatos integren el tema. Las organizaciones mantendremos el monitoreo de la evaluación y del avance que tenga cada candidato para integrar los distintos temas, esencialmente frente a las elecciones y el tercer debate presidencial, a fin de garantizar que independientemente quien gane la agenda de cambio climático se encuentre representada de manera adecuada, suficiente, transversal y de atención urgente. De tal manera, las organizaciones hacemos un llamado a los candidatos a presentar información de manera pública y a incorporar estos puntos en su agenda climática a fin de avanzar en estrategias para mitigar y adaptar los efectos del cambio climático.

 

* Sandra Guzmán es fundadora y coordinadora del @GrupoGFLAC y Liliana Estrada es investigadora en @IntPublica.

 

Referencias:

[1] Bicitekas, ¡CLIC!, El Poder Del Consumidor (EPC), Fundación Avina, Fundación Tlaloc, El Grupo de Financiamiento Climático América Latina y el Caribe (GFLAC), Greenpeace México, Fundación Henrich Boell, Iniciativa Climática de México (ICM), Inteligencia Pública (IP) y Política y Legislación Ambiental (POLEA).

[2] La evaluación se realizó con base en la revisión de sitios oficiales y declaraciones ante medios de comunicación de los candidatos (más de 40 documentos analizados). Asimismo, ésta se realizó con dos metodologías: la primera, la evaluación de cuatro preguntas con un valor de 8 puntos para analizar qué tan relevante es el cambio climático dentro de las propuestas presentadas hasta el momento para el periodo 2018-2024; y la segunda, el análisis de 10 puntos principios base identificados por las Organizaciones de la Sociedad Civil con un valor de 20 puntos.

Close
Comentarios