Campaña Feminicidios ¡Nunca Más!

La alerta de violencia de género es un mecanismo pensado para proteger y garantizar el derecho a una vida libre de violencia, pero es inoperante, pues aun cuando el índice de mujeres asesinadas por razones de género (feminicidios) se ha incrementado, los gobiernos se han negado a aceptar las 6 solicitudes que la sociedad civil ha impulsado.

Por: Diana López Santiago (@DnaLoSan)

Mientras revisaba el muro de inicio en mi cuenta de facebook, me percaté que una compañera defensora de derechos humanos publicó una imagen con la leyenda FEMINICIDIOS NUNCA MÁS, y en la cual un compañero suyo comentó: “Parece inicio de un programa de terror”, comentario al cual me tomé la libertad de responder: “Es una realidad de terror para nosotras las mujeres”. Menciono esto porque no queda duda que vivimos en un Estado donde se ejerce violencia feminicida. De acuerdo con organizaciones civiles como el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C., los crímenes de odio por género y por el hecho de ser mujeres se ha incrementado a nivel nacional.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) hace una clasificación de las modalidades en las que las mujeres vivimos violencia. Destaca el ámbito familiar, el laboral y docente, la comunidad y el institucional. No se trata de elegir cuál de estas modalidades se considera grave en menor o mayor medida, sino de caer en la cuenta que la violencia está desde lo micro hasta lo macrosocial. Está desde nosotras y nosotros como individuos, en nuestras relaciones interpersonales, hasta el plano social, político y económico. La violencia contra las mujeres es estructural. En este tema no apelamos únicamente a la “voluntad política” de los tres órdenes de gobierno, ni que las mujeres y niñas recibamos las “dádivas” del Estado mexicano, sino que exigimos el cumplimiento de las obligaciones que tienen todas las instituciones de gobierno en su conjunto de promover, respetar, proteger y garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. La alerta de violencia de género es un mecanismo de la misma Ley General de Acceso, creada para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado de la República Mexicana. Está pensada para proteger y garantizar el derecho a una vida libre de violencia, pero es inoperante, pues aun cuando el índice de mujeres asesinadas por razones de género se ha incrementado, los gobiernos se han negado a aceptar las 6 solicitudes que la sociedad civil ha impulsado.

Como se sabe, los derechos que actualmente se encuentran reconocidos en la Constitución y en Tratados Internacionales son producto de las luchas de los pueblos y colectivos. Por ello, la semana pasada, gracias a la exigencia de familiares de las mujeres asesinadas y de diversos colectivos feministas, y de derechos de las mujeres, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se declaró constitucional la tipificación del delito de feminicidio. Uno de los errores en la resolución de la Corte es que los elementos para que el feminicidio se considere como tal será cuando haya existido una relación sentimental entre el asesino y la víctima. Desde nuestra perspectiva, es importante señalar explícitamente que aun cuando no exista una relación sentimental, debe calificarse de feminicidio, ya que en muchos casos quienes asesinan lo hacen por diversas motivaciones fundamentadas en el odio hacia las mujeres y no únicamente en el marco de una relación sentimental.

Según datos sobre la política pública en torno a la alerta de violencia de género, desde 2008 a la fecha se han destinado 21 millones de pesos, pero desde la percepción de las organizaciones y de las personas familiares víctimas las acciones implementadas por el gobierno no demuestran que los recursos se hayan puesto a disposición de acciones contundentes para erradicar la violencia de género y garantizar los derechos humanos de las mujeres.

En este contexto surge la Campaña Feminicidios ¡Nunca Más! la cual es una propuesta de mujeres y hombres jóvenes defensores de derechos humanos, partícipes de organizaciones, colectivos y movimientos sociales, con distintas perspectivas y diversas herramientas para compartir en la construcción de otros mundos. La Campaña es un espacio que nace de la indignación frente a gobiernos empeñados en minimizar e invisibilizar la violencia feminicida. Esta estrategia de difusión y sensibilización se une al reclamo de justicia para mujeres asesinadas y las familias que caminan al grito de NI UNA MÁS.

Trabajar por la erradicación de la violencia de género, no es sólo que mujeres nos solidaricemos con el movimiento contra el feminicidio, sino que la defensa de los derechos de las mujeres requiere que tanto mujeres como hombres caminemos juntas y juntos: la violencia patriarcal impacta, aunque de distintas formas, a todas y todos.

Feminicidios ¡Nunca Más! se suma a la lucha por la reivindicación de la dignidad de las mujeres y a los esfuerzos de otras organizaciones, colectivos y personas en lo individual en este tema. Surge en respuesta a las negativas del Gobierno Federal, del Estado de México, y de la Secretaría de Gobernación para declarar Alerta de Violencia de Género, anunciada en el mes de julio de este año e ignorada por segunda ocasión en el Estado de México. Simplemente se niegan a implementarla.

En el estudio Violencia feminicida en México. Características, tendencias y nuevas expresiones en las entidades federativas 1985-2010, se menciona que, en el período 2001-2010, el Estado de México ocupó el primer lugar en feminicidios, con 2 mil 860 asesinatos violentos contra mujeres. Otros datos refieren que de 2005 a 2010 fueron asesinadas 922 mujeres. Las asociaciones civiles argumentan que entre 2011 y 2012 se cometieron 563 asesinatos de mujeres, pero sólo 115 fueron investigados como feminicidio.

La lucha de los movimientos sociales por la validación del feminicidio, recientemente aprobada por la SCJN, consiguió que los Ministros consideraran constitucional el artículo 242 Bis del Código Penal del Estado de México, que castiga con 40 a 70 años el feminicidio. Necesariamente este esfuerzo colectivo se suma a la exigencia que se ha emprendido a nivel nacional por el esclarecimiento de la serie de asesinatos contra las mujeres en otros estados de la República Mexicana.

Recordemos que fue en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se visibilizó esta grave situación con el caso Campo Algodonero. Se trata de un caso que llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y que fincó responsabilidades al Estado Mexicano en su conjunto por violación a los derechos humanos de mujeres víctimas de feminicidios y se le condenó también por la violencia estatal ejercida en contra de sus familiares.

No aceptamos que la violencia estructural contra las mujeres, cuya forma más grave es el feminicidio, continúe cerniéndose sobre las mujeres y niñas. No aceptamos que nos sigan asesinando. Nos indignamos, protestamos y exigimos de manera urgente que los gobiernos de todos los niveles operen el mecanismo descrito en la LGAMVLV y declaren #AlertadeViolenciadeGénero!Ya!

En la Campaña Feminicidios ¡Nunca Más! hacemos un llamado urgente a mujeres y hombres  para que se unan a la lucha contra el feminicidio. Desde hace unos meses nos pronunciamos, actuamos y lanzamos la Campaña haciendo uso del poder que tienen las redes sociales para “viralizar” y reproducir el material que se ha generado con el apoyo solidario de compañeras y compañeros jóvenes defensores de derechos humanos, todo esto con el objetivo de unificar nuestros esfuerzos con miras a plantear acciones conjuntas para visibilizar esta problemática en los espacios públicos del Estado de México y el país.

 

* Diana López Santiago es colaboradora del Área de Educación, promoción y difusión del Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria OP” A.C.

Close
Comentarios