Partido Encuentro Social (PES)

El dirigente del PES sostiene que son un partido liberal social que “en la parte económica creemos absolutamente en las libertades y en la parte social estamos a favor de la redistribución” y que por lo mismo su postura es muy simple y se reduce a que “hay que generar riqueza y hay que redistribuirla”.

El Partido Encuentro Social (PES) el pasado julio obtuvo su registro como partido político nacional. Su líder y fundador es el doctor en Derecho Hugo Eric Flores Cervantes, pastor de la iglesia neo pentecostal Casa sobre la Roca, un grupo cristiano conservador que apoyó al candidato Felipe Calderón en su campaña a la presidencia de la República.

Flores Cervantes ha colaborado con distintos gobiernos y en su trayectoria está que fue subdelegado de la delegación Gustavo A. Madero en un gobierno del PRI, funcionario de medio ambiente en la SEMARNAT en la presidencia de Calderón y director general de Gobierno al inicio del gobierno de la Ciudad de México que encabeza Miguel Ángel Mancera.

El dirigente del PES sostiene que son un partido liberal social que “en la parte económica creemos absolutamente en las libertades y en la parte social estamos a favor de la redistribución” y que por lo mismo su postura es muy simple y se reduce a que “hay que generar riqueza y hay que redistribuirla”.

Estudiosos de la religión que han seguido el desempeño de Flores Cervantes lo ubican como un dirigente cristiano seguidor de la “teología de la prosperidad” que se define por la defensa irrestricta que hace de las libertades económicas y la justificación de quienes tienen éxito en el ejercicio de la actividad económica.

El PES se propone ir por el voto del electorado que no vota y su estrategia se centra en motivar la participación de ese sector de la población que está descontenta y no se identifica con la propuesta programática de ninguno de los actuales partidos.

Su esfuerzo se dirige en primer lugar a “despertar la energía social” de las bases de militantes que fueron “armando” en Encuentro Social, la Asociación Política Nacional (APN) en la que trabajaron antes de obtener el registro como partido político nacional.

El PES se propone, eso dice su dirigente, generar y promover nuevos liderazgos regionales y nacionales en las 32 entidades federativas y para eso habrá que abrir al partido a gente nueva que todavía nadie conoce, pero que tienen muchas posibilidades.

A mediados de agosto, el PES realizó su primer Congreso Nacional en el que nombró a los dirigentes de los 32 comités estatales y también a los integrantes de los mismos que en su mayoría son personas que antes no habían participado en la política.

El dirigente del PES sabe que ahora el mayor de los retos es conservar el registro que exige tener el 3.0 por ciento del voto en las próximas elecciones federales de 2015. Según sus cálculos esperan ganar 500 regidurías en las 1,050 alcaldías que están en disputa y en los 18 estados donde se elige el congreso local, obtener un diputado local en cada uno de ellos.

Está por verse cómo va a realizar su trabajo el PES y la manera de acercarse a los electores, pero en las actuales circunstancias y por la propuesta genérica e inasible que hacen se ve muy difícil o es realmente imposible que puedan conservar su registro. Ya se verá.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios