Okja

La película tiene como eje central dar cuenta de la relación que se ha establecido entre Mija y su mascota Okja. Y al mismo tiempo es una crítica poderosa a la industria alimentaria.

Okja    

Título original: Okja

Producción: Corea del Sur y Estado Unidos, 2017.

Dirección: Bong Joon-ho

Guión: Jon Ronson

Fotografía: Darius Khondji

Música: Jwmma Burns y Jaeil Jung

Con: Ahn Seo-hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Lily Collins, Steven Yeun, Giancarlo Esposito …

Sinopsis: La adolescente Mija (Ahn Seo-huun) ha criado desde niña a Okja, una especie de cerdo gigante, en la pequeña granja de su abuelo en Corea del Sur. La transnacional Mirando, en busca de mejorar su imagen, ha desarrollado un programa que dona a campesinos de distintos países pequeños animales de esta raza, para que los crien. La empresa decide llevarse a Okja, para que participe en un evento en Nueva York donde se le va a presentar como el mejor de su raza. Mija se opone, pero no puede impedir que se lleven a su mascota gigante.

Ella se embarca de manera clandestina para esa ciudad en el intento de recuperar a Okja. La empresa está dirigida por Lucy Mirando (Tilda Switon). Mija, ya en Nueva York, se enfrenta a una gran serie de obstáculos para rescatar a Okja y regresarla a su hogar en Corea del Sur. En su lucha se encuentra con una organización radical de defensores de los derechos de los animales que van a colaborar con ella. Al final Mija salva a Okja y regresa con ella a su granja.

Comentario: Es una película de Netflix que se presentó en el Festival de Cannes. Ahí la empresa anuncia que no se proyectaría en los cines de Francia, lo que provocó un escándalo. El certamen tuvo que cambiar sus reglas y ahora no podrán competir películas que no se estrenen en salas francesas. El director coreano Bong Joon-ho crea una historia fantástica que se construye con escenas reales y digitales, todas bien logradas.

La película tiene como eje central dar cuenta de la relación que se ha establecido entre Mija y Okja. Y al mismo tiempo es una crítica poderosa a la industria alimentaria. La narración es un cuento que presenta la lucha de los buenos en contra de los malos. La estructura es sencilla con secuencias de compleja construcción digital. La actuación de Ahn Seo-huun (Mija) es muy buena. En toda la película habla en coreano y uno no se da cuenta. El director quiere hacernos ver que el lenguaje de los sentimientos y de las señas es universal. A través de ellos todos nos podremos comunicar.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios