Las misiones jesuíticas de Sonora

El documental hace un recorrido por las misiones fundadas por los jesuitas en Sonora. Ofrece información relevante y sintética que permite seguir el proceso a partir del 28 de septiembre de 1572 cuando los jesuitas llegan a la Nueva España.

Las misiones jesuíticas de Sonora-México    

Producción: México y Argentina, 2012

Dirección: Sergio Raczko

Guion: Sergio Raczko

Fotografía: Sergio Raczko

Musicalización:  Sergio Raczko

Locución: Marcelo Salazar Enríquez

Consultora histórica: Carmen Boone-Canovas.

Sinopsis: El documental hace un recorrido por las misiones fundadas por los jesuitas en Sonora. Ofrece información relevante y sintética que permite seguir el proceso a partir del 28 de septiembre de 1572 cuando los jesuitas llegan a la Nueva España. Dos días después de su arribo muere en Roma el padre general, Francisco de Borja, que después será santo, quien decide que la Compañía de Jesús se instale en esta región de América. El padre Pedro Sánchez viene a cargo del grupo y será el primer provincial.

El 6 de julio de 1591, 20 años después de haber llegado a la capital de la Nueva España, los jesuitas fundan la misión de San Felipe, ahora Sinaloa de Leyva, en Sinaloa. Es su primera comunidad estable de lo que después va a ser su gran proyecto misional en el Noroeste del ahora México. Desde ahí se extienden en Sinaloa y avanzan hacia Sonora.

La primera fundación en Sonora es la Misión de Santa María en Camoa, muy cerca de Navojoa, en territorio de los indios mayos. Ocurre en enero de 1614 y es obra del padre Pedro Méndez, de origen portugués. De ese lugar salen los padres Andrés Pérez de Riba y Andrés Basilo, para establecer el 20 de mayo de 1617 la primera misión entre los yaquis.

Inicia, entonces, la fundación jesuita de los ocho pueblos yaquis de Bacum, Cocorit, Huírivis, Pótam, Tórim, Vicam, Rahum y Pitahya-Belem donde se concentran los indígenas dispersos en más de 75 caseríos a las orillas del río Yaqui. Hoy estos pueblos siguen existiendo. Y en ellos se conservan fiestas y ritos religiosos que trajeron los jesuitas.

Los religiosos continúan su avance y fundan misiones en la ruta del río Sonora en tierra de los pueblos Ópata. En 1636 establecen las de Ures y Baviácora. En 1639, el padre Bartolomé Castaño, de origen portugués y de piel morena, lo que los indios apreciaban, funda la misión de San Pedro y San Pablo de Aconchi y en ese mismo año, junto con el padre Pedro Pantoja, la misión de Banámichi. En 1639, el padre Jerónimo de la Canal establece la misión de San Lorenzo de Huépac y en 1648 la de Arizpe. En 1678 el padre Carlos Rojas renueva la iglesia. En el altar mayor hay 20 cuadros del pintor Villalobos.

En la ruta de la Sierra, también en tierra de los pueblos Ópata, fundan en Moctezuma la primera misión de esta región. En 1645, el padre Nicolás del Oro establece la misión de Bacadehuachi. En la ruta del río San Miguel en 1638 el padre Bartolomé Castaño funda la misión de Nacameri, hoy Rayón. En 1647 se funda la de Tuape y en 1649 la de Opedepe. En 1685 el padre José Aguilar establece la misión de Cucurpe. En 1687 aquí llega el padre Eusebio Kino, para iniciar su trabajo misional en la Pimería Alta. El documental no da cuenta de las 20 misiones que él fundó.

A lo largo de la hora que dura el documental se entrevista a historiadores, estudiosos de los jesuitas, cronistas locales y también a indios mayos y yaquis. Entre ellos a Miguel León-Portilla, María del Valle Borreo Solis, José Rómulo Félix, María Trinidad Ruiz, María del Carmen Pellat, Clara Bargellini, Arturo Soto, W Michael Mathes, Miguel Darío Ramírez, José Mavel Maldonado, Esteban José Cantello y Juan Servando. 

Comentario: El documental se estructura a partir de narrar las fundaciones misionales de los jesuitas en Sonora durante el periodo que va de 1614 a 1687. Este último es el año que el padre Kino inicia su trabajo en estas tierras. Los jesuitas continuaron con la apertura de misiones hasta 1767 cuando el rey decreta su expulsión de la Nueva España.

La cámara registra el paisaje donde se sitúan las misiones y muestra también los edificios. Lo más interesante es su aproximación al sincretismo religioso de los indígenas yaquis y mayos. Los jesuitas con la evangelización introducen fiestas y celebraciones religiosas populares que siguen vivas. El documental da un amplio espacio a la celebración de San Juan Bautista en Pueblo Viejo, cerca de Navojoa, una fundación de los jesuitas a las orillas de río Mayo.

El documental se propone, a manera de grandes pinceladas, reconocer el trabajo misional de los jesuitas. Tiene un carácter descriptivo que sigue una secuencia en el tiempo y registra el avance por las rutas que los religiosos eligieron para expandir su acción. Las entrevistas ofrecen información relevante y también puntos de vista sobre el trabajo de los jesuitas en esta zona de México. León-Portilla dice que son “los fundadores del gran Noreste de México”.

La producción es austera y con pocos recursos logra hacer un trabajo digno. La post-producción del documental se hizo en el Estudio Roque González de Santa Cruz, en Buenos Aires, Argentina. El proyecto contó con el apoyo de CONACULTA, el INAH, la Ibero, la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús y la Provincia Argentina-Uruguay de la Compañía de Jesús. El documental es parte de un proyecto que registra el trabajo de los jesuitas en las colonias españolas de América. (Se encuentra en YouTube).

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios