El rumor del oleaje

El libro reseñado esta semana cuenta el amor entre Shinji, un pescador pobre, y Hatsue, la hija del hombre más rico y poderoso de la isla. En la estructura de la novela hay un diálogo permanente entre la historia de amor y la que ocurre en la isla donde todos se conocen y saben de sus vidas.

El rumor del oleaje

Mishima

Alianza Editorial

Madrid, 2017

pp. 204

Es una hermosa historia de amor de dos adolescentes, que recuerda a la de Romeo y Julieta. Ocurre en la pequeña isla de Utajima, al sur de Japón. Sus pobladores viven en un mundo aislado y hermético, pero al mismo tiempo idílico. En la estructura de la novela hay un diálogo permanente entre la historia de amor y la que ocurre en la isla donde todos se conocen y saben de sus vidas.

Yukio Mishima (1925-1970) registra con precisión y a detalle la vida de esa comunidad de pescadores. Están lejos de lo que ocurre en el resto del Japón. Ellos y sus familias viven como lo hicieron sus antepasados. Aquí nada ha cambiado. El autor recrea la armonía que existe entre la naturaleza y los habitantes de la isla.

El trabajo es duro para los hombres y para las mujeres. Ellos inician desde la madrugada las labores de la pesca y ellas, en la temporada, bucean para obtener algas y mariscos en el fondo del mar. Su vida es austera, pero no les falta lo que necesitan. Viven en el marco de una ética comunitaria donde la honradez, la verdad y el honor son fundamentales.

En ese horizonte surge y se desarrolla el amor entre Shinji, un pescador pobre, y Hatsue, la hija del hombre más rico y poderoso de la isla. Los dos viven su primera experiencia amorosa. Uno al otro se descubren y se reconocen en su condición de hombre y mujer. Es una relación limpia e ingenua, pero también apasionada. Los dos se enfrentan a dificultades. El padre de ella tiene otros planes para casarla.

Muchos críticos coinciden que el personaje central de la novela es la vida en la isla y su naturaleza. Como parte de esa vida están las tradiciones y las costumbres ancestrales del Japón. Está también el océano y el ruido de las olas, la fuerza del viento y de la lluvia, los amaneceres y los atardeceres, los olores del mar.

Mishima con esta novela, que se considera como una de las más bellas historias de amor de la literatura, rinde homenaje a la cultura japonesa y a su gente. La escribe en 1954, pocos años después del fin de la II Guerra Mundial que termina con la derrota de Japón.

La novela me gustó mucho. Uno presiente que está ante una obra maestra. Cada línea está cuidada. La escritura es íntima, delicada y al mismo tiempo poderosa. Las descripciones de la naturaleza son ricas y precisas. La manera como expresa los sentimientos de los personajes, de manera particular el descubrimiento del amor y la sexualidad es muy hermoso.

Versión original: Shiosai, 1954. Traducción del inglés al español de Keiko Takahashi y Jordi Fibla. Primera edición en España, 2003. En 2017 es la cuarta reimpresión.

 

Yukio Mishima (Tokio, 1925 – Tokio, 1970). En 1970, decide cometer el yukuku, suicidio ritual de herencia samurái que fomenta la Tatenokai, una milicia que defendía los antiguos valores del Japón. Él planificó su muerte durante cuatro años. Antes de tomar su decisión envió a su editor la última novela de su tetralogía El mar de la fertilidad.

Escribió 40 novelas, 18 obras de teatro, 20 libros de relatos y 20 de ensayos. Algunas de sus obras más reconocidas son: El marinero que perdió la gracia del mar; Confesiones de una máscara; El rumor del oleaje y la tetralogía El mar de la fertilidad que se integra con Nieve de primavera, Caballos desbocados, El templo del alba y La corrupción de un ángel. En tres ocasiones fue candidato al Nivel de Literatura. Profesaba una ideología muy conservadora y tradicional de corte ultraderechista. Fue un gran viajero.

 

@RubenAguilar  

Close
Comentarios