La Generación Z

Además de ser un grupo que creció con el internet, la llamada “Generación Z” (nacidos desde 1996), es más responsable; consciente; tolerante, e inclusiva. Esto se debe, según especialistas, al acercamiento que tienen los jóvenes con la información que les muestra la realidad de la diversidad.

Los que nacieron a partir de 1996 se les conoce como la Generación Z. Se dice también que son la generación posmillennials. La Generación Millennials se integra con los que nacieron de 1980 a 1995. Entre una y otra generación hay diferencias.[1]

La Generación Z se caracteriza, entre otros elementos, porque nacieron con el Internet y desde que tienen uso de razón utilizan las redes sociales. A partir de los 11 años muchos de ellos empezaron a utilizar los celulares inteligentes (smartphones).

Los posmillennials en el Reino Unido invierten 22 horas a la semana en comunicarse, que son siete más de las utilizadas por los millennials.

La Generación Z ha nacido en países con severa crisis económica o con bajo nivel de crecimiento del PIB. Eso los ha hecho más responsables y conscientes de que deben trabajar duro, para poder salir adelante.

Consideran el trabajo como una parte importante de su vida y valoran la formación académica. Tienen buena imagen de la escuela y el mundo que la envuelve (profesores, compañeros …).

Se sienten bien en el ámbito familiar y el deseo de independencia y dejar su casa, que era muy bien valorado por las generaciones anteriores, no les resulta tan importante. A eso contribuye que padres e hijos se comunican mejor que en otras épocas.

Esta generación, de acuerdo a las estadísticas, beben y fuman menos y también pelean y delinquen menos que en generaciones anteriores.

En España, por ejemplo, pero no es caso único, en esta generación se ha reducido el consumo de mariguana, cocaína y drogas sintéticas.

Los posmillennials salen menos de noche que la generación anterior y vuelven a su casa más temprano. Por lo mismo, discuten por esos temas menos con sus padres que la generación anterior.

Algunos especialistas plantean que los teléfonos inteligentes para esta generación hacen menos imperiosa la necesidad de salir de casa porque desde su cuarto pueden estar en contacto con sus amigos.

Ellos renuncian a juzgar a los demás y son más tolerantes e inclusivos que los integrantes de generaciones anteriores. A propósito, rechazan todo tipo de etiquetas.

Es cierto que la apertura a la diversidad racial y sexual no es sólo característica de los posmillennials sino algo que en Occidente es cada vez más común a distintas generaciones.

Una explicación de esto, señalan especialistas, tiene que ver con el Internet. A través de él se puede acceder a una información que hace ver la realidad de la diversidad y en el caso de las minorías que existen otros como tú.

La Generación Z tiende a mayores síntomas de estrés, depresión y ansiedad que la generación anterior. Los especialistas no se ponen de acuerdo para explicar las causas de esta realidad.

Entre ellos hay coincidencia en señalar que en los hogares con problemas económicos se agudizan esos síntomas.

Las características que define a una generación no son rígidas y estáticas y tampoco condicionan de manera total a sus integrantes.

Estudiarlas ayuda a entender mejor ciertas tendencias y comportamientos que contribuyen a predecir el futuro que viene.

Ahora mis alumnos en la universidad nacieron en los últimos años de la Generación Millennials y los primeros de la Generación Z.

 

@RubenAguilar

 

Referencia:

[1] En este texto utilizo información del artículo “La generación que desbanca a los millennials” de Kiko Llaneras, El País 19.08.18.

 

 

Close
Comentarios