Ruido rural

La película es un retrato fresco y amoroso de la vida de un pueblo rural al sur de Alemania. En ella vemos las tradiciones, costumbres y las fiestas de la comunidad. Las relaciones al interior de la familia y entre los integrantes de la comunidad. La llegada de los migrantes y la reacción de los habitantes del pueblo; el papel que juega la iglesia y el sacerdote.

Ruido rural 

Título original: Landrauschen   

Producción: Alemania, 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dirección: Lisa Miller

Guión: Lisa Miller

Música: Robert Guschel

Fotografía: Hannes Kempert

Con: Kathrin Wolf, Nadine Sauter, Heidi Walcher, Karl Fischer, Julian Löhle, Corinna Kuttner.

Sinopsis: Toni (Kathi Wolf), que está por cumplir 30 años y vive una crisis existencial, sale de su pueblo a buscar nuevos horizontes. Ahora radica en Berlín donde tiene una vida cosmopolita propia de las grandes capitales. Los trámites de una herencia la hace regresar al pueblo. Consigue un trabajo en el periódico regional, para cubrir lo que ahí pasa. A sus notas da un sentido irónico, pero el editor las rechaza porque solo quiere los hechos, que para ella son aburridos e irrelevantes.

De vuelta a casa se enfrenta a la intromisión de sus padres en su vida. Ilse (Heidi Walcher) y Franz (Karl Fischer), sus padres,  siguen las costumbres del pueblo. Van a misa y a las fiestas. La madre se siente muy sola. La incomunicación con su marido es total. Toni en ese mundo rural provinciano, sin ningún horizonte, siente que se asfixia. La crisis existencial por la que pasa se agrava con la nueva vida.

En el pueblo, que es muy conservador, se encuentra con Rosa (Nadine Sauter), que trabaja en la parroquia. Con ella empieza a salir a bares. Las dos van juntas a la celebración del Carnaval. Toni otra vez se siente viva. Rosa, que es lesbiana, se enamora de Toni. Las dos, ya borrachas, se abrazan y besan. Para Toni lo que pasó es solo un momento, pero para Rosa tiene otro sentido. La vida de Rosa en el pueblo es difícil. La gente se burla de ella por su condición.

 

Comentario: Es el debut de la directora que ubica su película en el género que en Alemania se conoce como “cine rural” que es “un tipo de cine que comenzó a hacerse durante la posguerra y trataba de retratar poblados alemanes muy pintorescos todo muy kitsch, sin embargo, yo traté de darle la vuelta y transformarlo, el resultado fue algo muy punk. Fue una película que se rodó mucho a manera de documental y en el que hubo mucha improvisación debido a que quienes participan no son actores propiamente. El gobierno no nos dio apoyo para realizarla y se logró a través de campañas de crowdfunding”.

Y añade que “una de las grandes sorpresas es que tal y como yo lo pensaba es una cinta muy universal por los temas que trata. En sus proyecciones en México he visto la respuesta positiva de las personas que la ven y comienzan a identificar similitudes entre los dos países. La película habla de las carencias y puntos débiles de la sociedad alemana como el machismo, que los mexicanos no creían que pudiera existir en Alemania”.

La película es un retrato fresco y amoroso de la vida de un pueblo rural al sur de Alemania. En ella vemos las tradiciones, costumbres y las fiestas de la comunidad. El comportamiento de la gente en la vida de todos los días y también en los días festivos. Las relaciones al interior de la familia y entre los integrantes de la comunidad donde todos se conocen. La llegada de los migrantes y la reacción de los habitantes del pueblo. El papel que juega la iglesia y el sacerdote. El dialecto que se habla en el pueblo.

Miller, la directora, nació en el pueblo que retrata. Conoce desde dentro a esa sociedad. En ella fue educada y forma parte de la misma. Hace años que salió de ahí, pero mantiene vínculos con ella. Su retrato, que tiene mucho de documental, es una visión respetuosa y también cariñosa de ese mundo rural que todavía existe en Alemania y en otros muchos países del mundo. Su mirada, como ella dice, se vuelve universal porque se acerca a seres humanos de carne y hueso.

La película se exhibió en la Cineteca Nacional en el marco de la XVII Semana del Cine Alemán, que se celebra en México. Al terminar la función la directora, que habla un perfecto español, contestó a preguntas del público. Después Sybille, que es de esa región, la invitó para tomar una cerveza con amigos. Lisa nos preguntó cuál era el personaje que más nos impresionaba. Yo dije que Rosa y Mijail, que es la madre. Lisa conoce las películas de Carlos Reygadas y nos dijo que influyeron en la construcción de la suya.

 

Premios: En el Festival de Cine Max Ophül Preis 2018, premio a mejor largometraje, mejor guión y Premio del Jurado Ecuménico.

 Lisa Miller (1986). Estudia cine y fotografía en la Escuela Superior de Comunicación, Imagen y Sonido en Madrid y la carrera de artes visuales en la Goldsmith University en Londres. En 2006 con Johannes Müller funda Die Miller &Müller Film Produktion con el propósito de reinventar el “Heimatfilm” (cine rural). Landrauschen es la primera película de ese proyecto.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios