Los adioses

Segunda película de la cineasta Natalia Beristáin, narra la vida de una de las figuras más importantes de la literatura mexicana. Lo hace no a partir de la biografía, sino desde la vida íntima y emocional.

Los adioses

Título original: Los adioses

Producción: México, 2017

Dirección: Natalia Beristáin Egurrola

Guión: María Renée Prudencio y Javier Peñalosa

Música: Miguel Schverdfinger

Fotografía: Daniela Ludlow

Con: Karina Gidi, Daniel Giménez Cacho, Tessa Ia, Pedro De Tavira

Sinopsis: La película aborda la relación de la escritora Rosario Castellanos (1925-1974) (Tessa Ia y Karina Gidi) y el filósofo Ricardo Guerra (1927-2007) (Pedro de Tavira y Daniel Giménez Cacho). La narración se divide en dos grandes partes; la primera sucede en la década de los cincuenta cuando Castellanos y Guerra inician su relación y la segunda años después de ser pareja.

Es un acercamiento a la vida más íntima, desde el ángulo de la escritora, en visión de la directora. El material que utiliza Beristáin, para estructurar la historia, es la colección de cartas que Castellanos escribió a Guerra.

Está presente la tensión que se establece en la pareja a partir de una mujer que se propone desarrollar su carrera y de un esposo, supuestamente liberal, que pretende sujetarla y no reconoce su trabajo y menos su éxito.

La relación de pareja se vuelve tensa y frustrante, para los dos. En cada caso por razones distintas. Ella quiere su propio espacio de libertad, para desarrollarse como persona y profesional. Él quiere tener una mujer sumisa que esté en casa y no ejerza profesión alguna.

En la película, Castellanos es una feminista que reivindica su derecho y el de todas las mujeres a la igualdad y al ejercicio pleno de su libertad. Y Guerra, un intelectual progresista, pero que en la vida cotidiana se comporta como un macho convencional y controlador.

Comentario: Los adioses (2017) es la segunda película de la cineasta Natalia Beristáin (No quiero dormir sola, 2013). Narra la vida de una de las figuras más importantes de la literatura mexicana. Lo hace no a partir de la biografía sino desde la vida íntima y emocional.

En el retrato que ofrece la directora, la figura de Castellanos es una mujer fuerte y con claridad de lo que quiere, pero al mismo tiempo frágil y vulnerable. Y también es una feminista que lucha por sus derechos en el mundo que le ha tocado vivir.

Para Beristáin, Castellanos sigue siendo ejemplo y referente en la lucha de las feministas y las mujeres de hoy. En la película están presentes temas que todavía no están resueltos en la relación entre hombres y mujeres en una sociedad como la nuestra.

La historia presenta la figura de una mujer compleja, como todo ser humano, lleno de posibilidades y de límites, de alegrías y tristezas, de certezas y de dudas.

Los críticos destacan el trabajo de cinematografía a cargo de Daniela Ludlow (Los bañistas, 2014) que utiliza una paleta de colores beige y una iluminación sutil que se identifican con la época donde se sitúa la historia. La imagen se vuelve poesía.

Las actuaciones de todos son muy buenas. Destaca la de Gidi, que ganó el Ariel a Mejor Actriz. Construye un personaje creíble y lleno de matices. Bersitáin logra una película muy bien hecha, creíble e interesante. Es una narración elegante que nunca cae en el melodrama.

Premios: Premios Ariel 2018, Karina Gidi, como mejor actriz.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios