Los paramilitares de Maduro

Las pandillas de paramilitares armados a bordo de motocicletas son la fuerza que el gobierno de Venezuela utiliza para matar a manifestantes con el propósito de sembrar miedo y evitar la movilización ciudadana.

Los colectivos de paramilitares que ahora utiliza el dictador Nicolás Maduro, para matar a manifestantes, nacieron en 2002 después del intento de golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez.

 

En ese entonces el propósito era defender a la revolución bolivariana desde la profundidad de los barrios de Caracas, pero pronto derivaron en fuerza de choque pagada por el gobierno.

 

Desde un principio se han cubierto en el ropaje de que son integrantes de las organizaciones comunitarias de los barrios, pero todos ahí saben cuál es su tarea. Les tienen miedo.

 

En las manifestaciones en contra del gobierno, ahora representado por Maduro, actúan como pandillas de paramilitares armados a bordo de motocicletas.

 

Siempre cuentan con la protección del Ejército y la Policía, para violar la ley y también matar. Juran defender al gobierno hasta el final. De él viven.

 

En las calles son la última línea de defensa de la dictadura. Estos grupos tienen una retórica marxista primitiva y dogmática que acompañan con un lenguaje antiimperialista.

 

Obedecen a las instrucciones del gobierno, pero también tienen autonomía para operar. Es una relación funcional de tira y afloja, pero mantienen su independencia.

 

Estos grupos de choque participan también del crimen organizado. En sus comunidades actúan como la autoridad por encima de otras estructuras del gobierno.

 

Ellos mantienen la fidelidad de los barrios al gobierno mediante actividades políticas, pero sobre todo infundiendo el miedo e incluso el terror.

 

Estas pandillas de paramilitares armados a bordo de motocicletas son la fuerza que el gobierno utiliza para matar a manifestantes con el propósito de sembrar miedo y evitar la movilización ciudadana.

 

En la actual situación están llamados a jugar un papel, ya lo han hecho en otras ocasiones, central como parte del conjunto de la represión orquestada por el gobierno en contra de la oposición.

 

 

@RubenAguilar 

Close
Comentarios