Monitorea propaganda en vía pública con un tuit

Los partidos omiten intencionalmente sus gastos para evitar sanciones como la nulidad de la elección, sobre todo porque saben que el INE no puede fiscalizar todo lo que no reportan porque no puede estar en todos lados en todo momento. Pero los ciudadanos sí podemos.  

Por: Josemaría Macedo (@josemac99) y Ana Cecilia Serrano (@ceciSn)

Las elecciones de 2018 serán las más grandes de la historia de México. Además de votar por el nuevo presidente de la República, los mexicanos elegiremos más de 3 mil 400 cargos a nivel local y federal. El primero de julio también habrá votaciones para el Congreso de la Unión (diputados y senadores), así como 9 gubernaturas, 27 congresos locales y los ayuntamientos de 24 estados[1].

Los próximos comicios apuntan a ser un reto para las autoridades electorales, por su tamaño y por las nuevas atribuciones que tiene el Instituto Nacional Electoral (INE). Este instituto se hará cargo de elegir y capacitar a los funcionarios de casilla y observadores electorales, además de ubicar las casillas y fiscalizar los ingresos y gastos de los candidatos a nivel local y federal.

El alto número de cargos que se van a elegir en el 2018 implica, entre otras cosas, que habrá una mayor cantidad de gasto público destinado a las campañas electorales. Tan solo para las elecciones federales, el financiamiento público para las campañas es de 2 mil 191 millones 129 mil 955 pesos (incluyendo el financiamiento a candidatos independientes). Esto equivale al presupuesto que tiene la Auditoría Superior de la Federación o la Comisión Nacional de Derechos Humanos para el mismo año.

Si además se toma en cuenta el financiamiento público para las elecciones de los nueve estados que eligen gobernador, la cifra asciende a 3 mil 132 millones 120 mil pesos (sin considerar el financiamiento para las candidaturas independientes en esas entidades). Con este monto se podría admitir a 196 mil 988 nuevos alumnos de primaria o se cubriría cuatro veces el presupuesto del programa de Desayunos Escolares en la CDMX .

El problema es que los partidos y los candidatos no solo gastan mucho, sino que reportan poco. Históricamente los candidatos omiten parte de lo que gastan en sus campañas electorales. Tan solo en el 2017, en el Estado de México fue detectado un gasto de campaña por 651 millones 365 mil pesos, cuando lo reportado por los partidos y candidatos fue apenas de 414 millones 475 mil pesos; es decir, un 33% del gasto no fue reportado. En Nayarit, el porcentaje del gasto omitido fue del 42%. Esta práctica, además de violar las leyes electorales, afecta directamente a la equidad en la contienda. Al no reportar los gastos, los partidos y los candidatos obstaculizan la labor de fiscalización y dificultan la detección de gastos por encima de los topes de campaña.

La omisión de gastos en los reportes puede ser una buena explicación del porqué a pesar de toda la propaganda que vemos en las calles, por lo general los partidos no sobrepasan los topes de gasto. Por ejemplo, en 2017 en las elecciones estatales para gobernador, solo 3 de 18 candidatos rebasaron el tope. Los partidos omiten intencionalmente sus gastos para evitar sanciones como la nulidad de la elección, sobre todo porque saben que el INE no puede fiscalizar todo lo que no reportan. El INE no puede estar en todos lados en todo momento, pero los ciudadanos sí podemos.  

Es por esto que con los esfuerzos creativos de Los Supercívicos, la tecnología desarrollada por KarmaPulse y la experiencia del IMCO en la generación de plataformas cívicas desarrollamos #TeEstamosViendo: una plataforma electrónica que permite a los ciudadanos reportar propaganda electoral en la vía pública y eventos de campaña con tan solo un tuit, lo que convierte a cada mexicano con un smartphone en un ojo fiscalizador.

#TeEstamosViendo traduce cada reporte ciudadano en un punto del mapa que muestra el gasto de los candidatos a presidente de la República, gobernadores y alcaldes de la Ciudad de México.

Para participar, lo único que tienes que hacer es:

  1. Toma una foto de la propaganda o del evento con el candidato
  2. Menciona al candidato y usa el hashtag #TeEstamosViendo
  3. Da clic al pin de ubicación
  4. Activa y comparte tu ubicación precisa
  5. Publica tu tuit

Cada uno de los tuits publicados quedará registrado en TeEstamosViendo, en donde será posible visualizar el mapa con los reportes de cada elección en tiempo real. Además, cada tuit se sumará a una base de datos con la que se contrastará el gasto reportado por los candidatos con el gasto que vemos los ciudadanos en las calles.

Con tu ayuda podremos enviar un mensaje fuerte y claro a los candidatos:

Si colocas propaganda en espacios prohibidos, si realizas un evento sin reportarlo ante el INE, si no actualizas a tiempo tus reportes de gasto de campaña, si no declaras todos tus gastos, si rebasas el tope de campaña:

#TeEstamosViendo

 

*Josemaría Macedo y Ana Cecilia Serrano son Investigadores del @IMCO.

Síguenos en nuestra página y redes sociales: Twitter y Facebook.

 

 

 

[1] Instituto Nacional Electoral. 2017. Manual de las y los Observadores Electorales: Proceso Electoral 2017-2018. Ciudad de México: Talleres Gráficos de México.

Close
Comentarios