La lucha por la participación ciudadana en lo local

La apuesta por modificar las relaciones de poder entre sociedad y gobierno cobran una alta relevancia en los gobiernos estatales y municipales. Es en esos ámbitos donde el ciudadano se encuentra más cercano a sus gobiernos y las decisiones de éstos le impactan de manera más directa.

Por: Renata Terrazas (@renaterra_zas)

Vivimos en un país donde la política se hace a puerta cerrada y las decisiones se toman bajo criterios poco claros. Permitir que la sociedad participe en las decisiones que afectan a todos, la práctica del gobierno abierto, es una necesidad que se coloca en el corazón de la construcción de país al que aspiramos.

Desde 2011 México comenzó a impulsar esta agenda en el ámbito federal y unos años después, a raíz de las facultades otorgadas al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), iniciaron los ejercicios locales.

En 2015 se sumaron los primeros 13 estados y año con año se han sumado más actores interesados. Hoy son solamente seis estados (Tamaulipas, Nayarit, Aguascalientes, Colima, Puebla y Yucatán) quienes no forman parte de este interesante esfuerzo promovido por el INAI.

Para el caso federal, ante una administración cerrada y que hace política bajo criterios privados, se demostró que se carecía del mínimo indispensable para construir de manera colectiva y construir democracia: la confianza. El caso de espionaje a actores de la sociedad civil sigue sin resolverse y significó la estocada final a una difícil relación con una administración que nunca entendió el gobierno abierto.

Tener 26 estados interesados en los ejercicios locales es una buena noticia. La apuesta por modificar las relaciones de poder entre sociedad y gobierno cobran una alta relevancia en los gobiernos estatales y municipales. Es en esos ámbitos donde el ciudadano se encuentra más cercano a sus gobiernos y las decisiones de éstos le impactan de manera más directa.

Durante los días 11 al 13 de abril en la Ciudad de México se celebra la Primera Cumbre Nacional de Gobierno Abierto en donde las organizaciones del Núcleo de Sociedad Civil de la Alianza para el Gobierno Abierto y el INAI buscan construir un espacio de encuentro y reflexión para los actores de gobierno, organismos garantes y sociedad civil que forman parte o están interesados en los ejercicios locales.

El evento resulta relevante ante un escenario en el cual pocas son las personas que en México conocen y gustan del tema. La percepción entre muchos actores de sociedad civil es aún negativa, dado que el elemento fundamental de la ecuación es la confianza y construcción de legitimidad; existe el temor de otorgar cheques en blanco. También está la percepción de que es un tema altamente técnico, que requiere perfiles especializados. Para el caso de la función pública, el temor sobre los ejercicios reside en una cultura de cerrazón hacia la ciudadanía en donde nos hemos acostumbrado a que las decisiones las toman unos pocos y el ciudadano está sólo para observar.

Si bien siempre las cosas pueden salir mal, la realidad es que los ejercicios de gobierno abierto son una de las mejores y más ordenadas posibilidades de tener una plataforma donde sociedad y gobiernos participen con reglas claras, se privilegie el diálogo y se disminuya la simulación.

En esta Cumbre seguro se hablará de todo lo que se ha logrado en estos ejercicios, ojalá también se discutan los retos y sean los organismos garantes de los estados así como el propio INAI quienes se lleven la tarea de identificar los desafíos para lograr, de manera genuina, caminar hacia un Estado abierto.

Está pendiente una mayor inclusión de actores, que los resultados de estos esfuerzos sean relevantes para la población más vulnerable y que los gobiernos comiencen a internalizar las ventajas de tener a una sociedad participativa e involucrada en los asuntos públicos.

 

@FundarMexico

Close
Comentarios