Una oportunidad de oro contra la corrupción en Jalisco

El empuje de una sociedad proactiva en la incidencia política, con un historial de experiencias decepcionantes permitió, que el estado cuente con un Auditor Superior con una buena carga de legitimidad social y política: Jorge Ortiz.

Por: Cecilia Díaz Romo y Paul Alcántar Arteaga. 

En Jalisco ha ocurrido algo que parecía inimaginable. El empuje de una sociedad civil proactiva en la incidencia política, con un historial de experiencias decepcionantes permitió, entre otros factores, que el estado cuente con un Auditor Superior con una buena carga de legitimidad social y política; algo que no se logró ni siquiera a nivel federal.

Hay una sensación difícil de digerir sobre lo que está sucediendo en la instalación del Sistema Nacional Anticorrupción. Las atropelladas designaciones de los cargos del comité coordinador han dejado una estela de dudas entre quienes empujan una agenda que cumpla con el combate a la corrupción y la impunidad como eje toral. Así pasó con el reciente nombramiento de David Colmenares como nuevo Auditor Superior de la Federación, quien fue designado por la Cámara de Diputados a través de mecanismos de secrecía legislativa y sin la participación de sociedad civil.

Pero en Jalisco la historia fue muy distinta y ocurrió algo que parecía inimaginable. El empuje de una sociedad civil proactiva en la incidencia política, con un historial de experiencias decepcionantes permitió, entre otros factores, que el estado cuente con un Auditor Superior con una buena carga de legitimidad social y política. Jorge Ortiz, el recién nombrado auditor, tiene una carrera en la función pública de responsabilidades encausadas más a lo técnico que a lo político. Estas mismas características hicieron que su designación no fuera sencilla, dados los compromisos políticos y los acuerdos que ya se estaban tomando en el Congreso de Jalisco.

La incredulidad y el escepticismo hacia los actuales modelos de designación no son gratuitos. Somos conscientes que el desánimo social incrementa en la medida en que las decisiones públicas consolidan los pactos de impunidad de frente a una sociedad cada vez más inclinada a la desesperanza. Sin embargo, la oportunidad que se presenta en todos los estados de la república en el diseño institucional en los Sistemas Locales Anticorrupción es única. El caso de Jalisco es emblemático no sólo por la resistencia frente a los embates de los poderes formales y de facto, sino también por la resiliencia aprendida.

Gracias a esto podemos afirmar que los actuales titulares del Tribunal de Justicia Administrativa, de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción y de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco –quienes forman parte del Comité Coordinador de nuestro Sistema Local Anticorrupción– fueron escogidos a través de las sugerencias técnicas de un Comité de Participación Social;[1] conformado con plena autonomía e independencia, y que ha sido respaldado por las organizaciones de la sociedad civil, las universidades y expresiones influyentes de la iniciativa privada.

Para lograr esto, la sociedad civil en Jalisco encontró su mayor fuerza cuando, a pesar de haber señalamientos públicos contra el Auditor Superior del Estado por desvíos millonarios a su favor y de condonar cuentas públicas[2] en los municipios a cambio de prebendas, las autoridades correspondientes y el mismo Congreso del Estado se resistieron a actuar en su contra; y, en algunos momentos, más bien lo protegieron.

Así, desde 2011, el ex auditor superior Alonso Godoy se convirtió en un símbolo de la corrupción y la necesidad de su combate, quedando clara la urgencia y la necesidad de visibilizar los pactos de impunidad que mantienen a este tipo de personajes. Poco a poco se fue configurando un mayor empoderamiento y articulación social para denunciar la corrupción, haciendo uso de cuanto recurso estuvo al alcance. Desde actos totalmente serios y cuyos objetivos eran, entre otros, la modificación de leyes relativas a la fiscalización de recursos públicos; hasta acciones lúdicas para llamar la atención de medios y autoridades hacia el cáncer que representan la corrupción y la impunidad para nuestra sociedad.

Comenzó así un recorrido lento pero continuo de la sociedad civil organizada que ha fortalecido a colectivos que ya existían y ha dado vida a nuevos enfoques y formas de participar e incidir en las políticas y decisiones públicas que nos afectan. Se aglutinaron en torno a este tema lo mismo la COPARMEX Jalisco que organizaciones como Ciudad Para Todos, Guadalajara 2020, el Congreso Ciudadano de Jalisco, la ANCA, ¡Acción Ciudadana Ya! y otros.

En los últimos tres años, las agendas y el trabajo relacionado con la lucha estatal anticorrupción ha transitado desde la homologación y armonización de las leyes relativas al Sistema, hasta al combate del nombramiento de funcionarios públicos a través del reparto de posiciones por medio de las cuotas partidistas o el pago de favores a amigos o grupos de poder. Con esta inquietud, y con el objetivo de dar puntual seguimiento al establecimiento político y legítimo del Sistema Local Anticorrupción, nace en el mes de septiembre de 2017 el Observatorio Permanente del Sistema Estatal Anticorrupción, integrado por dieciséis colectivos y varios activistas.

Así, nos encontramos frente a una oportunidad de oro para colaborar con los nuevos funcionarios y servidores públicos e incidir en la construcción de bases y cimientos sólidos en la lucha contra la corrupción y la impunidad, algo rara vez visto en nuestro país.

Deséennos suerte.

 

@FundarMexico

 

* Cecilia Díaz Romo es vocera del Observatorio Permanente del Sistema Estatal Anticorrupción e integrante del Congreso Ciudadano de Jalisco. Paul Alcántar Arteaga es Coordinador del Consejo Técnico de ¡TÓMALA! y analista político.

 

Referencias:

[1]El Comité de Participación Social es el modelo del Comité de Participación Ciudadana que opera a nivel nacional y en los Sistemas Anticorrupción locales del país; conformado por cinco integrantes y designados directamente de la Comisión de Selección del mismo Sistema.

[2] “Todos contra el auditor”. Reportaje de Reporte Índigo.

Close
Comentarios