Resistencia común

Con el liderazgo de la periodista Thelma Gómez, en Horizontal emprendimos el proyecto “Territorio Común”, que busca retratar la organización en la Sierra Norte para defender la tierra y la vida.

Conocía la Sierra Norte de Puebla en la adolescencia. Los paisajes y pueblos en las montañas, sus bosque y ríos siempre me han parecido fascinantes. De Pahuatlán a Cuetzalan, la Sierra son muchos mundos. Como en distintas regiones del país, los pueblos originarios que pueblan la Sierra han desarrollado sistemas de convivencia y gobernanza que han sido efectivos para vivir y resistir los embates constantes en contra de las riquezas naturales que ahí se encuentran.

La tierra y la comunidad se encuentran estrechamente ligados, ahí es donde la cultura, lengua, prácticas y horizontes colectivos de desarrollo crecen. Es por ello que las tierras en donde están asentadas comunidades originarias se vuelven un “problema” para los planes de “desarrollo” de los gobiernos y corporaciones. Lo anterior ha derivado en acciones del Estado Mexicano en contra de los defensores en la Sierra Norte. Hace unos meses se informó de la investigación judicial a tres defensores del territorio pertenecientes al Comité del Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan y a la cooperativa Tosepan por parte de la PGR, ante una querella de la CFE. De los activistas indiciados, el pasado 15 de mayo fue asesinado Manuel Gaspar, quien en el Foro Nacional de Defensa del Agua denunció los “proyectos de muerte” que se llevan a cabo en la sierra a costa del despojo de los pobladores. Investigado por la Procuraduría, con amenazas de muerte a cuestas, Gaspar fue asesinado y ahora la misma procuraduría que lo investigaba debe dar una respuesta clara sobre un asesinato que, de momento, parece estar relacionado con su activismo.

Con el liderazgo de la periodista Thelma Gómez, en Horizontal emprendimos el proyecto “Territorio Común”, que busca retratar la organización en la Sierra Norte para defender la tierra y la vida. Como toda historia periodística, esta surgió así: entre los recuerdos que tenía de la belleza natural de la región y las noticias que me llegaban aisladas de lo que estaba pasando. La información vertida en la investigación es superior a lo que imaginábamos. Por ello decidimos acompañarla con un documental dirigido por Alexandro Alderete, porque es necesario ver los rostros y escuchar las voces de quienes hoy están al frente del activismo por la tierra. Con el caso de Gaspar sabemos que su vida corre peligro.

Uno los pasajes que retratan con más nitidez el fondo del relato de “Territorio Común” es el siguiente:

No es la primera vez que los habitantes de la sierra norte, aquellos que se organizan para decir “no” a los proyectos que se pretenden imponer en sus tierras, son amenazados o demandados por las empresas y gobierno.

—Ha habido toda una reforma a la infraestructura institucional del estado mexicano que le abre las puertas a las empresas, que favorece el despojo y que reprime cuando las comunidades se defienden —resalta Alejandro Marreros—. Ese es uno de los retos: ¿cómo vamos a continuar la defensa en este contexto en donde se han hecho un conjunto de reformas para dar todas las facilidades a mineras y otras empresas?

—Nosotros no hablamos de desarrollo —insiste Aldegundo González—. Hablamos de un proyecto de vida buena. Vemos que los proyectos extractivos son proyectos de muerte contra proyectos de vida buena que se han trabajado desde hace mucho tiempo. Nos ha costado mucho levantarnos y tener estos proyectos como para que ahora, el Estado venga con sus leyes, con sus concesiones, a destruir lo que hemos construido y conservado.

A la presentación del documental vinieron las personas de la Sierra, entre ellas, Miriam Bautista de Talcozaman. La voz de Miriam de pronto resonó por su sabiduría entre los asistentes: “nosotros no tenemos nada que negociar, no a la sumisión, ya echaron a nuestro pueblo de los valles hace cientos de años para traernos a la montaña, no nos van a quitar la montaña”. La claridad de Miriam recuerda que la tierra es de todos, que si la tierra está bien, si hay agua limpia y bosque, todos estaremos bien. En suma, la agenda que se plantea en Territorio Común, es una agenda que debemos asumir como una resistencia compartida por el bien de todos.

 

Lxs invito a ver el documental en territoriocomun.mx

 

@antoniomarvel

Close
Comentarios