Jurisprudencia

El hombre es libre en el momento en el que desea serlo.

Voltaire

 

La noticia -impensable hasta hace unos pocos años- tomó al país por sorpresa pese a que ya gravitaba sobre los asuntos centrales de nuestro entorno político, social, médico y hasta empresarial desde hacía meses. Froylán Enciso, autor de Nuestra historia narcótica, pasajes para (re)legalizar las drogas en México sintetizó la nota de esta manera a través de las redes sociales: “La Suprema Corte de Justicia de la Nación concedió el quinto amparo para crear jurisprudencia para declarar inconstitucional la prohibición del uso adulto de marihuana. #TocaRegular desde el Congreso para que esta política beneficie a nuestros campesinos”.

Conversando con Jorge Hernández Tinajero, activista pro-legalización desde los años en los que la sola mención de la palabra “mariguana” ponía violentísima a la policía, obtengo esta reflexión: “La verdad estoy muy contento. Creo que lo que sucedió abre la puerta a algo positivo en términos de la futura regulación de cannabis en México. Si bien es limitado sí creo que ofrece una alternativa al usuario distinta al mercado ilegal, e incluso a un potencial mercado legal. Ninguna ley ha cambiado hasta el momento. Tendrán que cambiar próximamente y ahí es donde habrá otra batalla. En todo caso lo que es interesante es que la Corte ha determinado ciertos principios que son inamovibles: el derecho que tenemos al consumo y el cultivo como una vía para ejercer ese derecho. Es un gran triunfo”.

Lisa Sánchez, directora general de México Unido Contra la Delincuencia: “La cobertura mediática (hacia esta noticia) ha sido en general bastante positiva. Me siento bien y serena porque los pronunciamientos del presidente electo han sido también positivos en el sentido de que ha lanzado un mensaje fuerte en el que ha dicho que se tiene que acatar la sentencia de la SCJN y al parecer ha convidado a los miembros de su próximo gobierno a iniciar el debate legislativo en torno a este fallo. Ahora es el momento de las definiciones. A partir de la próxima semana habrá que apurar los trabajos en el Congreso de la Unión. El comunicado de la Suprema Corte menciona en su última frase que integrarían jurisprudencia: en los próximos quince días estaremos atentos a la publicación de la misma para saber qué sigue para todos nosotros en la batalla judicial”.

Zara Snapp, consultora en política de drogas y aquien la Corte otorgó en julio de este año un amparo que le permite cultivar y consumir cannabis sin fines de lucro: “Ha sido un momento histórico. Ahora toca explicarlo, entenderlo y saber qué sigue. Estoy muy contenta por saber que hemos llegado a la jurisprudencia. Es un mensaje claro desde la Corte hacia los legisladores que deben trabajar sobre esta materia para que la gente no tenga que acudir a amparos. Los amparos no deberían ser la ruta de acceso para que adultos puedan cultivar su consumo personal. Estamos contentos, pero siempre estaremos exigiendo más”.

La misma noche del miércoles diversos activistas se reunieron en una fiesta celebratoria del avance legal (reunión en la que, por cierto, los agentes de seguridad del lugar tuvieron que sacar a un señor que se adelantó varios años a la legislación al prender sin más un churro en cuanto comenzó a sonar la música del primer dj): en ella, un par de luchadores por la legalización me contaron cómo fueron a dar una simbólica vuelta al Zócalo minutos después de conocerse la noticia. Veinte personas conformaron la marcha espontánea que, salvo por los marros de mariguana que lógicamente salieron a relucir, no llamó demasiado la atención de los transeúntes que a esa hora se encontraban más preocupados por hallar un buen lugar para comer. La vida es paradójica. Veinte fueron los participantes de la marcha que, a principos de este siglo, pidió por primera vez al Estado Mexicano reconsiderar su postura frente a la tradicional política punitiva con relación a la mariguana. En aquel entonces hubo golpes y detenciones.

Esta vez, la tarde siguió su curso como si no hubiera pasado nada.

Pero sí pasó.

Y es un gusto.

 

@elimonpartido

Close
Comentarios