Violencia vs la mujer en México, deuda pendiente

La comparecencia de México ante la CEDAW constituye una importante oportunidad para revisar políticas públicas y adoptar marcos normativos adecuados para la justicia y reparación integral de mujeres, niñas y adolescentes en México, que han sido víctimas de la política de seguridad de corte militar.

Por: María Corina Muskus Toro (@macomuskus)

México ha acumulado altos niveles de violencia, un gran número víctimas de desaparición forzada, tortura y asesinatos. Esto ha sido producto de la política de corte militar destinada a combatir la producción, distribución y consumo de drogas que inició en 2006 y continúa a la fecha. Las mujeres, las adolescentes y las niñas en México no están exentas de ser víctimas de estos graves crímenes. Por el contrario, forman parte de este espiral de violencia e impunidad, la cual las afecta de forma diferenciada por el hecho de ser mujer. Es por ello que, como parte de la sustentación que tendrá México ante el Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer la próxima semana en Ginebra, hemos presentado un informe sombra para visibilizar la situación particular de mujeres y niñas en México en el marco de la lucha contra las drogas.

Desde la CMDPDH hemos documentado casos de tortura sexual, como es el caso de Verónica Razo Casales y Miriam López, ambas detenidas de forma arbitraria en 2011 en el Distrito Federal y Baja California, respectivamente. Miriam fue sometida a tortura sexual por militares durante dos días en el cuartel, con el fin de obligarla a inculpar a otras personas por su supuesto involucramiento con cárteles de la droga. Miriam fue puesta en libertad 7 meses después por una sentencia absolutoria. Los hechos fueron denunciados tanto penalmente como ante la CNDH. No fue sino hasta septiembre de 2017 que la Fiscalía decidió ejercer acción penal y librar orden de aprehensión en contra de los probables responsables. Al día de hoy, los dos procesados se encuentran en espera de juicio, el cual ha sido retrasado por la falta de medidas de protección para la víctima.

Por otro lado, Verónica fue sometida a descargas eléctricas y violación sexual por policías, todo ello con el fin de obligarla a decir que formaba parte de una banda delictiva. Verónica sigue a la fecha injustamente detenida, a pesar de que la única prueba que se tiene en su contra es una declaración autoinculpatoria obtenida bajo tortura; de forma preocupante los perpetradores no han sido sometidos a un proceso penal. Su caso continúa en total impunidad.

Estos casos no son aislados, la violencia sexual es practicada de forma habitual en contra de las mujeres por parte de las fuerzas armadas y fuerzas policiales. Esto fue reconocido por el Relator Especial sobre la Tortura, Juan Méndez, en su visita a México en 2014, el cual expresó su preocupación por el uso de violencia sexual en contra de mujeres detenidas. Hemos documentado 17 casos a partir del 2005 que cuentan con recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), donde la tortura sexual ha sido la constante. En cada uno de ellos, las descargas eléctricas en senos y vagina, la violación sexual, desnudez forzada, tocamientos en genitales y senos fueron algunas de las violaciones que sufrieron las 36 mujeres víctimas en estos casos.

Los perpetradores de estos delitos son en su mayoría militares, identificamos en 8 casos como perpetradores a los miembros de la SEDENA y en 5 casos a miembros de la SEMAR. Para dimensionar estos casos documentados y con recomendación de la CNDH, hay que tomar en cuenta los niveles de impunidad en México, ya que el 93.6% de los delitos que se cometen no son denunciados o bien no se inicia alguna investigación. La impunidad de estos casos es preocupante: desde 2010 al 2015 no se había suspendido del servicio a ni un solo soldado por violación o abusos sexuales y en cuanto a la Marina, sólo se había suspendido a cuatro marinos. Y, solo de forma recientemente luego de 8 años de la sentencia por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y 16 años de los hechos se condenó a dos militares por el delito de violación sexual contra Valentina Rosendo Cantú. Valentina es una mujer indígena del estado de Guerrero, quien a sus 17 años fue violada por militares.

Por otro lado, las cifras de desaparición forzada de mujeres y niñas son muy preocupantes. De acuerdo con la investigación realizada por la organización civil IDHEAS, el Estado de México es el estado con el mayor número de casos de mujeres desaparecidas con un total de 1.790 casos oficialmente registrados. Es importante resaltar que la desaparición forzada impacta de forma diferenciada a las adolescentes, de forma preocupante, el 47 % de los casos son de jóvenes de 10 a 17 años de edad. IDHEAS ha identificado la ausencia de un registro oficial, sistemático y unificado de las mujeres, adolescentes y niñas desaparecidas, la falta de armonización de la legislación para tipificar, investigar y sancionar la desaparición de mujeres y niñas y barreras de acceso a justicia que los familiares enfrentan cuando inician la búsqueda de la mujer, adolescente o niña desaparecida.

La CMDPDH urgirá al Estado durante la sustentación ante la CEDAW el viernes 6 de julio a que tomen las medidas para que la tortura, en particular la tortura sexual cese; así como invitar al comité CEDAW a que recomiende al Estado medidas efectivas para detener la desaparición forzada de mujeres, niñas y adolescentes. México debe cambiar los patrones de impunidad, realizar investigaciones reales y efectivas, y eliminar por completo la habitual práctica de tortura sexual en contra de las mujeres. La revisión ante la CEDAW constituye una importante oportunidad para la revisión de políticas públicas y la adopción de marcos normativos adecuados para la justicia y reparación integral de mujeres, niñas y adolescentes en México, que han sido víctimas de la política de seguridad de corte militar; esto, solo si México demuestra voluntad política en la implementación de las recomendaciones del Comité.

 

* María Corina Muskus es integrante del área de Incidencia en la @CMDPDH.

Close
Comentarios