México enfermo

En el año 2000 la diabetes fue la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2016 causó más de 105 mil muertes. Para finales de 2017, la OCDE estimó que el 15.8 % de la población en México entre los 20 y 79 años la padece; el promedio en otros países de la OCDE es del 7%.

Por: Lucía Chávez (@LucyChavezV)

 

El derecho a la salud no sólo se limita al derecho a estar sano, sino a gozar del nivel más alto posible de salud.

 

En México existe una gran deuda al hablar del cumplimiento de los derechos sociales por parte del gobierno. Uno de los derechos que no se ha garantizado es el derecho a la salud. Aunque está reconocido en el artículo 4º de la Constitución, el gobierno federal y los estatales han sido omisos en cuanto a su garantía efectiva.

Para hablar de una garantía plena del derecho al nivel más alto posible de salud, nos referimos a la disponibilidad de los servicios, accesibilidad (física, económica, sin discriminación e informada) y calidad; y a que los servicios de salud sean respetuosos de la ética médica y culturalmente apropiados.

Uno de los padecimientos más alarmantes en México es la diabetes, es una enfermedad en la cual el azúcar (o glucosa) en la sangre se encuentra en un nivel elevado.  Se estima que desde el año 2000 es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres.[1] En 2016 esta enfermedad causó más de 105 mil muertes. Para finales de 2017, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) estimó que el 15.8 % de la población en México entre los 20 y 79 años tiene esta enfermedad (el promedio en otros países de la OCDE es del 7%).[2]

Luego, debemos tomar en consideración los altos números de obesidad en el país, y es que la relación diabetes-obesidad es constante. Los últimos datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada en 2016, apuntan que en cuanto al estado de nutrición, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad en la población de 5 a 11 años de edad era del 33.2 %; en adolescentes de entre 12 y 19 de 36.3 % y para adultos de 20 años y más la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad fue del 72.5 %. Es decir más de 7 de cada 10 adultos sufre de sobrepeso y obesidad y alrededor de 1 de cada 3 niños y niñas.[3]

Se observó que niñas y niños en edad escolar tienen un elevado consumo de alimentos de manera cotidiana, lo cual aumenta los riesgos de obesidad o enfermedades crónicas: el 81.5 % consumen regularmente bebidas azucaradas no lácteas, el 61.9 % botanas, dulces y postres y el 53.4 % cereales dulces.[4]

Lo anterior se agrava pues las y los consumidores, en muchas ocasiones, no reciben información suficiente sobre los productos que adquieren; sólo publicidad, en ocasiones, engañosa. También es grave que frecuentemente la comida que es más sana es más costosa.

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y CIC Propuesta cívica, esta vez en el marco de la campaña #HazQueSeVean, buscan visibilizar a uno de los defensores del derecho a la salud, Alejandro Calvillo.

Alejandro dirige la organización El Poder del Consumidor, en donde se trabaja para la exigencia de la garantía de ese derecho. Entre otros, la organización está  enfocada en promover la atención a la epidemia que representa la obesidad y diabetes. Como una de las propuestas de la organización surgió el promover los impuestos a las bebidas azucaradas.

A partir de ello, Alejandro ha sido objeto de agresiones, algunas más directas; por ejemplo, el gobierno mexicano trató de incrustar el malwere “Pegasus” en su equipo telefónico.

El trabajo que realiza Alejandro y la organización El Poder del Consumidor, es sumamente importante, ya que busca que el gobierno mexicano logre avanzar hacia la garantía de los derechos; a dicho de Alejandro, para la protección de los intereses comunes, mucho antes de los intereses de la industria.

 

* Lucía Chávez es coordinadora del área de Investigación de la @CMDPDH.

 

@CMDPDH

 

Referencias:

[1] Instituto Nacional de Salud Pública. (2018).

[2] OCDE. (2017). Helath at a glance 2017: OECD Indicators.

[3] ENSANUT. (2016).

[4] Idem.

Close
Comentarios