¿Qué tan abierta fue la Asamblea Constituyente #CDMX?

¿A qué queremos que se comprometan los candidatos a legisladores federales y locales, qué les queremos exigir? La apertura de los congresos tendría que ser un compromiso inminente.

“El Parlamento abierto es una idea que nace en el punto de intersección de dos realidades: la crisis de la representación política y el desarrollo tecnológico”, refiere Enrique Cebrián Zazurca, académico de la Universidad de Zaragoza, España, al escribir sobre la reforma al Reglamento de las Cortes de Aragón que incorporaron, en junio de 2017, dos principios de parlamento abierto: la participación y la transparencia (aquí su texto). Realiza una ilustrativa síntesis de acciones de apertura en parlamentos autonómicos en España y en Brasil.

Y justo para contribuir con propuestas que busquen reducir la crisis de la representación legislativa y como parte del proceso electoral en México, es indispensable plantear a qué queremos que se comprometan los candidatos a legisladores federales y locales. ¿Qué les queremos exigir? En mi perspectiva, la apertura de los congresos tendría que ser un compromiso inminente. En compañía de los cómos y los cuándos, el parlamento abierto tendría que permear en los compromisos electorales.

A continuación, refiero los resultados generales que tuvo la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México en parlamento abierto. Con todo y sus limitaciones, la Constituyente ha sido el legislativo que mayores elementos básicos en el tema ha observado en el país. El documento con la valoración completa, lo encuentran aquí. Merece revisarlo con el objetivo de seleccionar cuáles son los temas prioritarios de exigencia que queremos plantear a los candidatos a diputados y senadores.

La más alta (aunque de panzazo)

El parlamento abierto es un estilo de representación e interacción a través de parámetros democráticos, de probidad, transparencia y rendición de cuentas, así como de difusión en lenguaje ciudadano y de incorporación de mecanismos de participación.

La información que se valoró responde a la recabada por la Coordinación de Transparencia y Parlamento Abierto[1] y compartida a través de Google Drive (único medio permanente de acceso público que se tuvo), la difundida a través de la cuenta @ConstituyenteOF, así como de la proveniente del sitio web a cargo de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Los resultados, aunque bajos, son los más altos en comparación con las 34 instituciones legislativas del país; la Asamblea Constituyente observó el 65 por ciento de elementos básicos (el más cercano fue el Senado con 56 por ciento). Con puntuación apenas aprobatoria, la Asamblea Constituyente es la puntera en el país.

Se retomó la metodología construída por las organizaciones de sociedad civil impulsoras del parlamento abierto a nivel nacional en Diagnósticos 2015 y 2017, cuya referencia puede consultarse aquí.

Es necesario resaltar que los diez principios y elementos básicos considerados se derivaron del contenido de la Declaración sobre la Transparencia Parlamentaria que se presentó a nivel mundial el 15 de septiembre de 2012, construida por organizaciones de monitoreo parlamentario.

La siguiente información forma parte del libro sobre alcances y limitaciones del parlamento abierto en la Constituyente, en construcción. Cabe resaltar que los elementos básicos son perfectibles y estamos en proceso de incorporar actividades y facultades legislativas que aun no son consideradas en este acercamiento a la medición del parlamento abierto.

Los aprobados

La Constituyente tuvo resultados aprobatorios en cinco principios. En contraste, en 2015 se había detectado que las 34 instituciones del país aprobaron dos principios: el de Derecho a la Información y el de Accesibilidad y Difusión, con 84 y 60 por ciento, respectivamente. Los principios aprobados fueron:

Derecho a la Información y Legislar a favor del Estado Abierto con cien por ciento

  • Son cinco elementos básicos los que se consideran para valorar el principio de Derecho a la Información y la Asamblea Constituyente cumplió con todos. Contó con la Unidad de Transparencia, que funcionó del 22 de diciembre de 2016, momento en que el Pleno aprobó habilitar a la Coordinación de Transparencia y Parlamento Abierto como Unidad (aquí puede consultarse el Acuerdo publicado en Gaceta Parlamentaria), y terminó su funcionamiento el 30 de enero de 2017.
  • Se dieron respuesta a 52 solicitudes de información (cinco estaban repetidas) a través de la Pataforma Infomex y a la Plataforma Nacional de Transparencia. La mayor parte de la información que se requirió eran sobre presupuesto y recursos utilizados.
  • La Constituyente cumplió con los tres elementos básicos de legislación a favor del Estado abierto, tanto en el proceso de discusión parlamentaria, como en lo que aprobó en el texto constitucional. Los diputados constituyentes establecieron que el Congreso de la Ciudad de México se rigiera por los principios de parlamento abierto, como lo señala el numeral 4 del apartado A del artículo 29 de la Constitución Política de la Ciudad de México (que puede consultarse el texto completo aquí).
  • A su vez, para el ámbito del Ejecutivo, el gobierno abierto se estableció como obligación en el caso de la hacienda pública (artículo 21), de las alcaldías (artículos 26 y 53), de la jefatura de gobierno (artículo 32), de la administración pública ((artículo 33) así como de la función pública (artículo 60).
  • Con estas disposiciones, el texto constitucional de la capital del país queda como referencia en ser la primera Constitución de México que establece el parlamento abierto y el gobierno abierto como obligaciones públicas a cumplir.
  • Para tener el referente del contexto de país, el cumplimiento del Principio de Legislar a favor de Estado abierto en los 34 instituciones legislativas, fue del 2.9 por ciento.

Información Presupuestal y Administrativa con 90 por ciento

  • Uno de los temas legislativos en los que se observa con regularidad mayor opacidad, es el que concierne al presupuesto y administración. En el caso de la Asamblea Constituyente, cumplió con el 90 por ciento, cuando en las 34 instituciones legislativas tuvieron el 24 por ciento.
  • Cabe señalar que los diputados constituyentes realizaron sus actividades sin dieta asignada. Los recursos materiales e instalaciones, apoyo de servicios parlamentarios, grabaciones, administración y logística de las actividades cotidianas de los participantes de la Constituyente, se solventaron a partir de convenios con distintas instituciones.

Información Parlamentaria con 76 por ciento

  • Mientras que la valoración en 2015 de las 34 instituciones legislativas en este principio, fue del 58 por ciento.

Información sobre legisladores y Servidores Públicos con 71 por ciento

  • Frente al 37 por ciento que en promedio observaron los 34 legislativos del país.

Sin lo mínimo

Por su parte, la Constituyente reprobó en cuatro principios: Participación y Rendición de Cuentas, Accesibilidad y Difusión, Datos Abiertos y Conflictos de Interés. Mientras tanto, las 34 instituciones legislativas del país en 2015 estuvieron por debajo de niveles aprobatorios en ocho principios: Participación y Rendición de Cuentas, Información Parlamentaria, Información Presupuestal y Administrativa, Información sobre Legisladores y Servidores Públicos, Información Histórica, Datos abiertos, Conflictos de interés y Legislar en favor del Estado abierto.

Participación y Rendición de Cuentas con 58 por ciento

  • En comparación con los resultados del Diagnóstico 2015 de las 34 instituciones legislativas del país, en este Principio de Participación Ciudadana y Rendición de Cuentas, se observó el cumplimiento del 40 por ciento de elementos básicos; con lo que la Constituyente estuvo dieciocho puntos porcentuales por encima de lo observado en el país.
  • Del conjunto de información de la Constituyente, se cuenta con votaciones en el Pleno; asistencia de legisladores, obligación de presentar informe de labores y mecanismos de participación ciudadana en elaboración, discusión y aprobación de proyectos legislativos.
  • En este último elemento merece referir que hubo cinco mecanismos para incorporar la participación ciudadana a la construcción, debate y aprobación del proyecto de Constitución: propuestas ciudadanas, carpa ciudadana, audiencias públicas, debate abierto de comisiones y la consulta a pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes.
  • El Pleno de diputados constituyentes determinó que se recibirían propuestas ciudadanas (en total fueron 978), mismas que se turnaron a comisiones, se dictaminaron y votaron. También en las mesas de trabajo dentro de las comisiones dictaminadoras, la participación ciudadana, grupos de interés y especialistas tomó lugar como parte de la discusión de distintos temas.
  • Incluso, la Constituyente colocó una carpa en la Plaza Tolsá (Centro Histórico de la Ciudad) para recibir audiencias públicas, y desarrolló la consulta a pueblos y barrios originarios y a población indígena residente en la Ciudad, que se desarrolló por el organismo electoral local.
  • No obstante, no se contaron con plataformas o mecanismos de interacción constituyentes – ciudadanos, pues no hubo ni un sitio web que respondiera a estándares de parlamento abierto ni hubo oficinas de enlace permanente de atención ciudadana, teléfonos para contactar y tampoco información de votaciones en comisiones en el sitio web. La información de votaciones en comisiones fue recabada posterior al cierre de la Constituyente.

Accesibilidad y Difusión con 50 por ciento

  • A pesar de que la Asamblea Constituyente trabajó a puertas abiertas en comisiones y Pleno, hubo limitaciones al acceso físico por las características de las instalaciones, así como no hubo prácticamente transmisión en vivo de las sesiones de comisiones y grupos de trabajo. De tal forma, que en los elementos básicos de parlamento abierto en el Principio de Accesibilidad, se contó con el 50 por ciento de cumpimiento.
  • Se transmitían las sesiones del Pleno en vivo gracias al apoyo del Canal del Congreso, mismas que pueden consultarse en archivo digital en la opción de video en demanda.
  • Las sesiones de trabajo en comisiones se cuenta con la información de audios y videos en manos del archivo entregado en original a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Datos Abiertos con 33 por ciento

  • El cumplimiento promedio en datos abiertos de los 34 legislativos del país en 2015 era del 0.3 por ciento.
  • Aun resta mucho por trabajar en la socialización de qué implican los datos abiertos, que, de acuerdo con lo que refiere Juan Manuel Casanueva de SocialTIC.org –organización que es parte de los impulsores de parlamento abierto a nivel nacional-:

“Un parlamento abierto proporciona información sobre actividades, procesos y decisiones legislativas con tal de que sus usuarios puedan leer (en PDF o en los mismos sitios web) sus contenidos pero también que puedan analizar esa información sin la necesidad de tener que capturar o extraer la información a formatos procesables e interpretables automáticamente por programas de cómputo (ej. hojas de cálculo o procesadores de palabras).

‘Esta sección del diagnóstico evalúa que la información esté disponible en datos abiertos, entendidos de acuerdo a la Guía de Implementación de la Política de Datos Abiertos como datos digitales de carácter público que son accesibles en línea, y pueden ser usados, reutilizados y redistribuidos por cualquier usuario”.

Conflicto de Interés con 29 por ciento

  • El Principio 9 sobre Conflictos de interés, es el de menor cumplimiento por parte de la Asamblea Constituyente pues observó dos de los nueve elementos que lo conforman: la presentación de declaraciones de intereses de los legisladores y que éstas fueran públicas. Pese al cumplimiento del 29 por ciento, merece resaltar que es el primer legislativo en México que publica declaraciones de intereses.
  • La Constituyente no reguló el cabildeo, tampoco publicó lista de cabilderos, no previó excusarse de participar en procesos parlamentarios en los que hubiera un potencial conflicto de interés; no se rigió por ningún código de conducta ex profeso ni se registraron conflictos de interés ante Mesa Directiva.
  • Cabe resaltar que el promedio de cumplimiento del Principio de Conflicto de Interés en los 34 legislativos del país en 2015 fue del 16 por ciento; por lo que la Constituyente casi duplicó en cumplimiento. Sin embargo, los elementos básicos están muy por debajo de lo deseable, sobre todo porque es información que se requiere para prevenir y detectar potenciales actos de corrupción.

Información Parlamentaria: por etapas

Quisiera detallar sobre el Principio de Información Parlamentaria, pues observó el 76 por ciento. Lo que faltó por cumplir es que la Constituyente no contaba con un segmento explicativo en lenguaje ciudadano sobre las facultades, funciones y fundamento legal de las áreas de las que se integró; el sitio web de la Cámara de Diputados que albergaba la información parlamentaria no tenía un motor de búsqueda; no había versiones estenográficas de las reuniones de comisiones en línea.

Merece tener presente que hubo cuatro momentos de tratamientos-concentración de la información que generó la Constituyente:

  • En la primera etapa no se contó con áreas técnicas (del 15 de septiembre al 15 de noviembre 2016), por lo que los documentos del trabajo legislativo estuvieron en manos distintas, como la Secretaría de Servicios Parlamentarios y el área de Proceso Legislativo de la Cámara de Diputados, la Junta Instaladora de la Asamblea Constituyente que terminó sus funciones al nombrarse la Mesa Directiva.
  • Las ocho comisiones se instalaron el 17 y 18 de octubre de 2016, pero la contratación de secretarías técnicas y asesores fue a partir de noviembre. Concentrar la información del trabajo en comisiones requirió del apoyo logístico de grabaciones de audios, videos y –en su caso- estenográficas del grupo de apoyo de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Realizar el respaldo de archivos se alcanzó al mes de febrero de 2017.
  • El cierre de concentración de información de la Coordinación de Transparencia y Parlamento Abierto y del Archivo Histórico Documental se realizó durante febrero, y la clasificación terminó su primera etapa en marzo de 2017.
  • El completar la información de archivos electrónicos de Gacetas Parlamentarias por parte de Visión Legislativa, se realizó durante el mes de abril de 2017. Los informes de actividades presentados por grupos parlamentarios y diputados constituyentes una vez que la Constituyente terminó sus funciones, al igual que el complemento de los documentos relacionados con la etapa de constroversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, deberán ser recabados para contar con la información completa del proceso de construcción, debate, aprobación y definición de la Constitución Política de la Ciudad de México.

Cabe agregar que el sitio web que parecía ser referente institucional e incluso en el que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por convenio con la Asamblea Constituyente –a partir de la Coordinación de Transparencia y Parlamento Abierto-, se comprometió a alimentar en términos de parlamento abierto, ya no está activo. La dirección era esta:  http://asambleaconstituyente.gob.mx/.

 

@MaricarmenNava

@VisionLegis

 

 

 

[1] La Coordinación de Transparencia y Parlamento Abierto de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México se integró por Melissa Ortíz Massó, Zulema Sarai Oviedo Hernández y María del Carmen Nava Polina, quien fue titular. El mismo equipo continúa trabajando en la clasificación, revisión, construcción de esquema de sitio web, análisis y narrativa del proceso de apertura y parlamentario de la Constituyente.

Close
Comentarios