TLCAN 20 años - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
C al cubo
Por Central Ciudadano y Consumidor
Organización sin fines de lucro que busca incidir en la ampliación y fortalecimiento de las lib... Organización sin fines de lucro que busca incidir en la ampliación y fortalecimiento de las libertades, derechos fundamentales, transparencia y educación de los ciudadanos y consumidores, para que participen con mayor eficacia en el desarrollo y evaluación de sus instituciones. (Leer más)
TLCAN 20 años
Desde la entrada en vigor del TLCAN se ha quintuplicado el comercio de mercancías, duplicado el intercambio de servicios y sextuplicado los flujos de inversión entre México y Estados Unidos. Sin embargo, todavía está lejos la convergencia económica entre los tres países que conforman el tratado: para 2012 el PIB per cápita (precios paridad de compra) de México era aproximadamente 3 veces menor que el de Estados Unidos y 2 veces menor que el de Canadá.
Por Central Ciudadano y Consumidor
20 de diciembre, 2013
Comparte

Por Carlos Martínez Velázquez (@carlosmartinezv)

El próximo 1 de enero de 2014 se cumplen 20 años de la entrada en vigor de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que conecta actualmente a más de 460 millones de personas en México, Estados Unidos y Canadá. El PIB combinado de los tres países, en precios paridad de compra, conforma el más grande del mundo. El TLCAN ha dado beneficios y ha planteado retos importantes a los 3 países firmantes en los distintos rubros que considera el acuerdo comercial: propiedad intelectual, medio ambiente y agricultura. Para cada uno de ellos los acuerdos en materia arancelaria, por ejemplo, ha ido avanzando de manera escalonada en estos años.

Si bien el tratado no ha dado los resultados que se esperaban en muchos rubros, como empleos o convergencia de los salarios, como lo han señalado ya Gerardo Esquivel y Robert Blecker, la relación económica de México con Estados Unidos se ha profundizado en estos años. Desde la entrada en vigor del TLCAN se ha quintuplicado el comercio de mercancías, duplicado el intercambio de servicios y sextuplicado los flujos de inversión entre México y Estados Unidos, comparado con el nivel previo (1993). Sin embargo, todavía se está lejos de la convergencia económica entre los tres países que conforman el tratado: para 2012 el PIB per cápita (precios paridad de compra) de México era aproximadamente 3 veces menor que el de Estados Unidos y 2 veces menor que el de Canadá .

La apertura económica también ha tenido efectos en las regiones de México. De manera general, uno de los beneficios de la apertura lo veríamos en crecimiento económico, y, dentro del país, este crecimiento sería distinto en cada estado y región. Normalmente, pensaríamos que los estados más rezagados económicamente crecerían a tasas más aceleradas después de la apertura que aquellos con mejores condiciones. En ese caso, veríamos una relación negativa entre tamaño de la economía del estado en el año de la apertura (medido en PIB per cápita a precios constantes) y las tasas de crecimiento observadas años después.

Realizamos el ejercicio para las primeras décadas del TLCAN. La gráfica 1 muestra el periodo 1993-2003 y la gráfica 2 cubre los años 2003-2012. Para la primera década del TLCAN se muestra en el eje horizontal el PIB per cápita en 1993 (base 1993) y en el eje vertical el crecimiento promedio por estado en todo el periodo. Lo que observamos es algo distinto, no existe tal relación negativa, si acaso estados cuyo PIB en el 93 era mediano o alto registraron mayores tasas de crecimiento. En la gráfica 2, para la segunda década del TLCAN, observamos tasas de crecimiento similares, independientemente del PIB per cápita del estado en 2003 (base 2008). Se regionalizaron los estados de acuerdo a las 5 áreas que hizo el Gobierno Federal para el combate a la delincuencia . Así tenemos que la región que mayor crecimiento tuvo durante la primera década del Tratado fue la Noreste con un crecimiento de 2.37% para el periodo, mientras que la que menos creció fue la región sureste con 0.60%. Para la segunda década del TLCAN la zona Occidental fue la que más creció con una tasa promedio de 2.81% y la que menos creció fue la Sureste con 1.15%.

Grafica10años

Grafica20Años2

Las disparidades de crecimiento regionales pueden deberse a distintos factores. Uno de ellos, obvio, es la cercanía con la frontera. Los estados de la frontera norte tuvieron un crecimiento económico mayor en promedio que el resto de los estados para ambos periodos de observación. Otros factores están relacionados con las propias condiciones económicas de los estados, aquellos con mayor PIB per cápita se espera que cuenten con mejor infraestructura y educación que los demás, así podemos decir que aquellos estados con mayor dotación inicial de capital físico y humano fueron los que tuvieron mejores condiciones para aprovechar las ventajas de la apertura comparados con los demás estados. Ambos factores pueden haber acentuado las diferencias iniciales entre los estados después de la apertura, por lo que en el futuro se debe discutir cómo acortar estas brechas regionales.

Hacia dónde ir

Uno de los principales retos hacia el aniversario del TLCAN es pensar cómo aprovechar de mejor manera los beneficios de la apertura. Se deben generar modelos de encadenamiento productivo para que las PYME mexicanas tengan oportunidad de exportar sus productos e insertarse en cadenas norteamericanas de producción, lo que ayudaría a la profesionalización de las empresas y a la adopción de mejores prácticas internacionales. Hoy nuestros productos finales de exportación, con todo y el sello “Hecho en México”, contienen 39.8% de insumos importados de Estados Unidos . Gracias al tratado de libre comercio, la región tiene un fuerte componente de producción compartida entre los tres miembros.

Es por ello que, como apunta Wilson , se debe de pensar en trabajar juntos para avanzar hacia el futuro. Más que como países competidores, la región norteamericana se debe visualizar como un bloque con valores compartidos y cadenas de producción que compitan con otros países o regiones. En el caso México-Estados Unidos, se debe poner especial énfasis al comercio fronterizo, pues es en esta región donde los beneficios del tratado son más tangibles y la integración social y cultural ha tenido mayor profundidad comparada con el resto del país.

Para el futuro del TLCAN se debe plantear una agenda social regional que tenga como centro los derechos de los consumidores y las mejores prácticas comerciales. Si las empresas tienen alcance global, los derechos deben de homologarse al mismo nivel. Los procesos de acciones colectivas deben avanzar hacia allá, para dar una protección efectiva a los consumidores de la región. También se deben de fomentar esquemas trilaterales de mejores prácticas comerciales y sistemas de resolución de disputas homologados en la región tanto para empresas como para consumidores.

Otra idea ya propuesta por Robert Pastor es la creación de un fondo de inversión norteamericano para acelerar la convergencia económica de México con sus socios comerciales. Este fondo estaría administrado por el Banco Mundial y serviría para financiar proyectos de infraestructura para acelerar el crecimiento del sur de México y mejorar la calidad educativa del país. Si bien estas propuestas parecen difíciles de alcanzar en el corto plazo, el aniversario del TLCAN debe ser pretexto para un profundo y amplio debate sobre la economía y la integración de la región. En la medida en que el sector privado y los consumidores se involucren en esta conversación se podrán presionar cambios de manera más rápida y con mayor contenido social.

 

 

 

Wilson, Christopher. Working Together. Economic Ties Between Mexico and the United States. Woodrow Wilson Center. Disponible en línea.

Datos calculados por el autor con base en los datos de PIB ajustado en precios paridad de compra del 2012 del Banco Mundial. Disponible en línea.

Las zonas establecidas por el Gobierno Federal son:

Zona 1 (Noroeste): Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora.

Zona 2 (Noreste): Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas.

Zona 3 (Centro): Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Zona 4 (Occidente): Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro y Zacatecas.

Zona 5 (Sureste): Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Para el periodo 1993-2003 la tasa de crecimiento promedio para estos estados fue de 2.10% (resto 1.21%); para el 2003-2012, 2.13% (resto 2.11%).

Robert Koopman, William Powers, Zhi Wang and Shang-Jin Wei, “Give Credit Where Credit is Due: Tracing Value Added In Global Production Chains,” National Bureau of Economic Research Working Paper No. 16426

Robert A. Pastor, The North American Idea: A Vision of a Continental Future, Oxford University Press, 2011, pp.169-172.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.