A la Corte por la vía rápida - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CandiData
Por Strategia Electoral
Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos q... Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos que contribuyen a mejorar los procesos democráticos y de rendición de cuentas en México y América Latina. (Leer más)
A la Corte por la vía rápida
Más allá de su amplia y reconocida formación académica y docente, lo que llama la atención de la ahora ministra Loretta Ortiz es su falta de experiencia jurisdiccional y su inquietante cercanía con el presidente, quien la nominó 3 veces para el cargo que finalmente ocupará a partir del 15 de diciembre y hasta el 2036.
Por Strategia Electoral
29 de noviembre, 2021
Comparte

En una sesión fast track, con 92 votos a favor de los 114 emitidos en el Senado de la República, el pasado 23 de noviembre Loretta Ortiz Ahlf resultó electa para el cargo de ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por un periodo de 15 años, en sustitución del ministro José Fernando Franco, quien el próximo 12 de diciembre concluye su encargo constitucional.

Más allá de su amplia y reconocida formación académica y docente, lo que llama la atención es su falta de experiencia jurisdiccional -pues su trayectoria profesional ha sido más bien política- y su inquietante cercanía con el presidente, quien la nominó 3 veces para el cargo que finalmente ocupará a partir del 15 de diciembre y hasta el 2036.

Recordemos que la nueva ministra tiene una historia de militancia en el partido que actualmente se encuentra en el poder. Formó parte del grupo fundador de MORENA en el 2011 y fue diputada federal por el Partido del Trabajo del 2012 al 2015. Ha tenido diversos cargos en la función pública que van desde Consejera de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos hasta integrante del Grupo Redactor de la Constitución de la Ciudad de México y ha trabajado en la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Banco de México y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Su último cargo fue el de Consejera de la Judicatura Federal.

La Dra. Ortiz es la cuarta ministra nombrada durante este gobierno y su designación ocurre en un momento especialmente complejo para el Poder Judicial cuya independencia se vio amenazada recientemente con la llamada Ley Zaldívar que finalmente fue rechazada. A estas circunstancias se suma la ausencia de ministras y ministros provenientes de la carrera judicial federal pues actualmente solo cuatro se desempeñaron en juzgados de distrito y tribunales colegiados de circuito antes de llegar a la Corte. De ahí que resulte tan necesario contar con perfiles que muestren la solvencia técnica necesaria para el desempeño de las altas labores que requiere un cargo como este.

Lo cierto es que nuestro propio sistema propicia que los nombramientos de este tipo carezcan de neutralidad. La constitución prevé tres etapas: 1) Elección. – el Presidente de la República somete una terna a consideración del Senado; 2) Designación. – previa comparecencia, el Senado designa a una persona de la terna por el voto de las dos terceras partes de los presentes y; 3) Nombramiento y toma de protesta.

Como se observa, solo dos actores se involucran en este procedimiento: el Ejecutivo Federal y el Senado de la República. Esta situación favorece los nombramientos a modo, especialmente cuando el partido en el poder cuenta con una amplia mayoría de respaldo en el Congreso.

Por lo tanto, y en aras de contribuir en la construcción de un sistema que privilegie la técnica, el reconocimiento, el mérito, los conocimientos, la transparencia y las habilidades necesarias para elegir los perfiles idóneos que integrarán el más alto tribunal constitucional del país, recogemos algunas sugerencias que han estado en el debate público y que podrían abonar a mejorar el procedimiento de designación:

  • Es preferible que el presidente proponga a una sola persona a una terna, pues al final esta se convierte en la propuesta deseada y otras dos personas que solo sirven para cumplir el requisito constitucional.
  • Realizar consultas abiertas al sector especializado, como pueden ser asociaciones de jueces y magistrados, barras o colegios de abogacía, facultades de derecho e institutos de investigación y ONG´s con experiencia en el ámbito constitucional y de designaciones sobre el perfil que se debe buscar para conformar la terna.
  • Una vez conformada y enviada la propuesta de ministro o ministra, hacer un escrutnio exhaustivio y público del perfil, incluso abrir un periodo para que la ciudadanía pueda enviar preguntas y observaciones sobre los antecedentes de las candidaturas propuestas e investigarlos.
  • Para evaluar las ternas, realizar entrevistas exhaustivas a las candidaturas, en las cuales se valorn sus conocimientos técnicos, pero también su trayectoria, a efecto de emitir un dictamen fundado sobre la ideoneidad del perfil.
  • Propiciar una cobertura informativa que de seguimiento y difusión a cada una de las etapas del procedimiento para contribuir a la transparencia e involucramiento de la ciudadanía, además de tener acompañamiento de órganizaciones de la sociedad civil que tengan experiencia y conocimiento sobre las desginaciones públicas.

Si hablamos de reformas judiciales en el horizonte, debemos impulsar los cambios que verdaderamente contribuyan a la construcción de un Poder Judicial que esté a la altura de sus responsabilidades.

@Eleccionesymas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.