La democracia después de 2020 - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CandiData
Por Strategia Electoral
Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos q... Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos que contribuyen a mejorar los procesos democráticos y de rendición de cuentas en México y América Latina. (Leer más)
La democracia después de 2020
Los resultados de esta edición del índice son desoladores y también preocupantes. El promedio mundial cayó de 5.44 en el análisis de 2019 a 5.37 en esta edición, el cual resulta ser el puntaje más bajo desde 2006, cuando se publicó este índice por primera vez. El retroceso democrático en el mundo continua.
Por Strategia Electoral
9 de marzo, 2021
Comparte

Como cada año desde 2006, la Unidad de Inteligencia del semanario inglés The Economist ha publicado su Índice de Democracia, que es un retrato del estado de la democracia mundial en 165 Estados y 2 territorios. Este índice analiza cinco categorías: proceso electoral y pluralismo, libertades civiles, funcionamiento del gobierno, participación política, y cultura política. Los países y territorios analizados se clasifican en cuatro tipos de régimen: democracia plena, democracia defectuosa, régimen híbrido o régimen autoritario, en función de las puntuaciones obtenidas en 60 indicadores dentro de estas categorías, estas arrojan un resultado ponderado el cual puede ubicarse entre 0 y 10.

Los resultados de esta edición del índice son desoladores y también preocupantes. El promedio mundial cayó de 5.44 en el análisis de 2019 a 5.37 en esta edición, el cual resulta ser el puntaje más bajo desde 2006, cuando se publicó este índice por primera vez. El retroceso democrático en el mundo continua.

Para este año se considera que la causa principal del declive democrática ha sido la pandemia por covid-19 y el manejo que han dado los diferentes gobiernos. Al analizar con detenimiento los resultados presentados, es claro que no es el único factor que ha causado este retroceso. Las regiones del mundo que presentaron los declives democráticos más pronunciados fueron África Subsahariana, Oriente Medio y el Norte de África. Por su parte, el promedio de América Latina (6.09) retrocedió 0.04 puntos con respecto al año pasado, lo que marca el quinto año consecutivo de decrecimiento en la calificación de la región.

En el caso de América Latina, uno de los cambios más importantes registrados respecto al año pasado es el cambio de clasificación de El Salvador, país que pasó de ser considerado una democracia defectuosa a un régimen híbrido tras el aumento de facultades en la figura del Ejecutivo y el rechazo del presidente para acatar fallos en materia de respeto a los derechos humanos, emitidos por la Corte Suprema de Justicia de este país. Asimismo, tras las elecciones del domingo pasado se ha confirmado una de las advertencias que presenta este reporte: el presidente ahora cuenta con la mayoría en la Asamblea Legislativa por lo que los controles sobre su actuación y poder serán aún más débiles. El otro país que registró un retroceso significativo fue Guyana, que se ha quedado a 0.01 puntos de transitar el mismo camino que el país encabezado por Nayib Bukele.

Además de El Salvador (5.90), los países considerados regímenes híbridos son Honduras (5.36), Bolivia (5.08), Guatemala (4.97) y Haití (4.22). Mientras que Nicaragua (3.60), Cuba (2.84) y Venezuela (2.76) siguen siento los regímenes autoritarios de la región. De estos países, Honduras, Bolivia y Nicaragua, además de El Salvador, tendrán elecciones este año y los resultados de estas pueden representar un freno en este declive o terminar por acentuarlo. En el caso de Nicaragua, con la prohibición de que quienes el gobierno considere «golpistas» o «terroristas» no podrán postularse para cargos públicos de elección popular, se vislumbra que no habrá avances en este aspecto.

De los países clasificados como democracias defectuosas, Argentina (6.95), Paraguay (6.18) y México (6.07) también tendrán elecciones este año. Para los casos de Argentina y México, donde se celebrarán elecciones para integrar sus órganos legislativos federales, los resultados de dichos comicios pueden ser el punto de inflexión más importante que tendrán en un par de años. En el caso de México tendría implicaciones aun más graves, pues la calificación obtenida por la democracia mexicana en esta edición del Índice en cuestión es la más baja de la que se tenga registro desde que este índice empezara a elaborarse hace ya 15 años, pasando de 6.93 puntos en 2010 y 2011 a los actuales 6.07, tras una caída continua en la puntuación por quinto año consecutivo.

Estos resultados son especialmente preocupantes en una región de democracias jóvenes y no consolidadas, pues el riesgo de volver a los regímenes autocráticos de los que América Latina transitó se cierne como un fantasma sobre los diversos rincones del continente. Casi la mitad de los países de la región tendrán elecciones este año de todos los órdenes, además de la confirmación de un Congreso Constituyente en una de las pocas democracias plenas que hay en la región, por lo que solo queda esperar que las y los habitantes de estos países sepan elegir lo que es mejor para ellas, ellos y sus democracias.

@Eleccionesymas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.