close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CandiData
Por Strategia Electoral
Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos q... Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos que contribuyen a mejorar los procesos democráticos y de rendición de cuentas en México y América Latina. (Leer más)
Reelección presidencial en América Latina
Regular la reelección no ha sido suficiente para impedir que algunos gobernantes busquen perpetuarse en el poder más allá de lo permitido, tal como sucede en Nicaragua, Honduras y Bolivia.
Por Strategia Electoral
22 de abril, 2019
Comparte

Hablar de temas novedosos o poco explorados puede resultar algo complejo si no se tiene un punto de partido o alguna comparativa, es por lo que en las últimas semanas hemos abordado aspectos relacionados con democracia directa y participación ciudadana a partir de la experiencia en América Latina, así hemos revisado cómo funcionan las consultas populares y la revocación de mandato. En este texto nos ocupamos de uno de los temas históricamente más polarizantes en la región: la reelección presidencial.

De acuerdo con las últimas mediciones sobre el estado de la democracia, únicamente Uruguay y Costa Rica pueden considerarse democracias plenas; el resto de los países de la región son democracias defectuosas, regímenes híbridos o autoritarios. La transición de los países latinoamericanos hacia la democracia ha sido compleja, los peligros constantes de la búsqueda por la perpetuación en el poder y el autoritarismo, el abuso en el ejercicio del poder y la corrupción han obstaculizado la consolidación democrática en la región.

De manera prácticamente permanente en la región han habido y siguen existiendo gobernantes que de una forma u otra buscan perpetuarse en el poder. Para evitar esto, en su momento se introdujo en diversas constituciones nacionales la prohibición de la reelección; sin embargo, durante los últimos 30 años la gran mayoría de los países han ido abriendo la posibilidad de una reelección presidencial regulada y con periodos presidenciales de menor duración (4 o 5 años).

Ahora mismo la situación de la reelección presidencial en América Latina es la siguiente: en Colombia, Guatemala, Honduras, México y Paraguay se encuentra constitucionalmente prohibida. En Chile, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Uruguay la reelección presidencial es posible en periodos no consecutivos; mientras que en Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, República Dominicana, y Venezuela la reelección se puede dar en periodos consecutivos. En este último grupo de países la reelección se limita a un periodo, con excepción de Venezuela y Nicaragua donde es indefinida. En Bolivia aunque la reelección está acotada a un periodo, su actual presidente invocó la condición de estado de transición constitucional generado en 2009 para poder servir durante tres periodos consecutivos, los cuales deberían concluir este año. Perú es un caso particular, pues se permite tanto la reelección en periodos no consecutivos como en periodos consecutivos.

* Presidente en funciones en contra de las disposiciones constitucionales del país.

Sobre la reelección, hay que reconocer que su regulación no ha sido suficiente para impedir que algunos gobernantes busquen perpetuarse en el poder más allá de lo permitido, tal como sucede en Nicaragua, Honduras y Bolivia, en donde a partir de la impugnación de las normas que establecen la prohibición de la reelección o de la reelección indefinida se ha conseguido que los órganos jurisdiccionales no apliquen estas disposiciones y que los mandatarios permanezcan en el cargo más allá de lo constitucionalmente permitido.

Un caso interesante es el de Ecuador que, en 2015 introdujo la posibilidad de la reelección presidencial indefinida, y en 2018 mediante una consulta popular la ciudadanía optó por modificar esa norma a efecto de que la reelección presidencial se restringiera a un solo periodo. En países como Chile y Perú la reelección ha permitido balancear el ejercicio de la función de gobierno entre las diferentes fuerzas políticas, provocando alternancia en la presidencia y contribuyendo a la consolidación democrática, aunque no necesariamente ha evitado los abusos de poder.

México es el país de la región en donde la reelección presidencial está prohibida desde hace más tiempo (102 años), y aunque hay voces que han pugnado por reevaluar la pertinencia de esta prohibición dadas la historia del país y las lecciones aprendidas de nuestros vecinos del sur, es claro que una modificación de ese calado debería ir acompañado de un conjunto de grandes ajustes al sistema político nacional, así como de los candados constitucionales e institucionales necesarios para asegurar que una medida de este tipo sirviera como mecanismo de vinculación del titular del Poder Ejecutivo federal con la ciudadanía y no como un pretexto para regresar a México a los días de la reelección indefinida y sin reglas.

@Eleccionesymas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.