close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CandiData
Por Strategia Electoral
Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos q... Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos que contribuyen a mejorar los procesos democráticos y de rendición de cuentas en México y América Latina. (Leer más)
Reforma electoral
Por Strategia Electoral
14 de enero, 2019
Comparte

Después de elecciones complejas, como lo son las presidenciales, es común que en México se dé una reforma político-electoral que modifique las reglas del juego, en algunos casos de manera total, en otros parcial, pero siempre de forma profunda. Así ocurrió tras las elecciones presidenciales de 1988, 1994, 2006 y 2012; la única excepción fue la elección del 2000.

Las reformas al sistema electoral mexicano se han debido en parte a que las y los actores políticos, desde las candidaturas independientes hasta los partidos, han encontrado obstáculos y áreas de oportunidad para el óptimo ejercicio de los derechos político-electorales de las y los ciudadanos en cada proceso, pero dichas reformas también se han llevado a cabo como una forma de chantaje político por parte de quienes no obtuvieron el triunfo y alegaron inequidad, falta de certeza o fraude electoral.

Aunque en las elecciones de 2018 no hubo ninguna de estas acusaciones, legisladores y legisladoras, así como autoridades electorales, han planteado la necesidad o pertinencia de una reforma electoral y, aunque no se ponen de acuerdo en lo profundo de los cambios que quieren hacer al sistema, son varias las voces que acusan la necesidad de hacerlos.

En Strategia Electoral hemos realizado un seguimiento puntual de las iniciativas en materia electoral propuestas por las y los legisladores en el primer periodo ordinario de sesiones celebrado durante el segundo semestre de 2018; más de 50 iniciativas en menos de cuatro meses. Algunos de los temas recurrentes son: violencia política de género, financiamiento público de partidos políticos, democracia directa, paridad de género, mexicanos residentes en el extranjero, reelección, entre otros.

No negamos que en el proceso electoral de 2018 se presentaron obstáculos y áreas de oportunidad para el sistema electoral mexicano, sin embargo, consideramos que pensar en una reforma para cambiar de nuevo las reglas para las y los actores políticos casi desde cero es retroceder e ignorar esfuerzos previos. Lo que sí creemos es que, en efecto, hay temas que necesitan ser legislados, pero sin necesidad de cambiar toda la normativa electoral.

Con un afán de abundar sobre algunos de los temas que consideramos más relevantes dentro del proceso electoral, a finales del año pasado realizamos junto con la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del TEC de Monterrey, campus Santa Fe, y la Barra Mexicana de Abogados el Seminario Balance y Enseñanzas del Proceso Electoral 2017 – 2018. Algunas de las conclusiones que obtuvimos del evento fueron:

1. Las condiciones que se les exigen a las candidaturas independientes para participar en los procesos electorales son inequitativas respecto a los partidos políticos, pues tienen exigencias equiparables, pero las candidaturas independientes no tienen posibilidad de contar con una adecuada estructura financiera ni humana. En cuanto a las condiciones de competencia, destaca el desbalance que existe entre el financiamiento público y los topes de gastos (tanto en precampaña como en campaña) lo que se convierte en un obstáculo para frenar la ilegalidad del dinero para el financiamiento de campañas.

2. El federalismo electoral es un tema relevante pues fue parte central de la reforma electoral de 2014, en este sentido, las atribuciones del INE son muchas y responder a todas ellas se torna fangoso, incluso más, cuando no queda clara la competencia (local o federal) para solucionar temas como delitos, faltas en materia de fiscalización, penales o administrativas electorales.

3. La libertad de expresión debe ser un elemento central en cualquier proceso electoral, permitir debates abiertos es parte de la esencia de la democracia, en ese sentido el modelo de comunicación política y la sobre regulación en cuanto a la comunicación electoral se han visto rebasados, el sistema electoral mexicano restringe la libertad de expresión en aras de proteger a partidos políticos y candidaturas.

4. Por último, uno de los temas que mayor atención merece es la violencia política o electoral; los altos índices de atentados y asesinatos en contra de actores políticos empañaron el escenario electoral de 2018 y pusieron los reflectores de organizaciones internacionales sobre México. La violencia política o electoral en México no es un fenómeno de azar, sino que responde a aspectos como: las etapas del proceso electoral (teniendo sus picos en diciembre 2017 enero 2018 y mayo-junio 2018), el tipo de cargo (siendo los municipales los más afectados), tipo de actores que generan violencia (estatales y no estatales) y los niveles de violencia política o electoral (no postulación, privación de la libertad, extorsión y/o asesinato, por ejemplo). Es necesario replantear la estrategia que busca frenar la violencia política o electoral empezando por atender de manera más urgente (por su nivel de incidencia) el nivel municipal y luego ir escalando. Sobre este tema en particular en Strategia Electoral preparamos un estudio que presentaremos próximamente. 

Los sistemas electorales se van construyendo poco a poco, ninguno es perfecto, y sin duda el mexicano tiene diferentes áreas de oportunidad, para mejorarlo es necesario identificar de manera puntual las necesidades y plantear soluciones precisas; en este sentido, la retroalimentación después de un proceso electoral es fundamental. Evitar cambios por caprichos políticos y buscar la consolidación de las reglas a fin de contar con un modelo electoral sólido, debe ser uno de los objetivos de un proceso de reforma.

 

@Eleccionesymas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.