Violencia electoral - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CandiData
Por Strategia Electoral
Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos q... Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos que contribuyen a mejorar los procesos democráticos y de rendición de cuentas en México y América Latina. (Leer más)
Violencia electoral
Las de Michoacán fueron las primeras elecciones en las que se acreditó en los órganos de justicia electoral la intervención del crimen organizado y la violencia electoral ocurrida durante la elección, pero al paso que vamos seguro no serán las últimas.
Por Strategia Electoral
16 de octubre, 2021
Comparte

Las elecciones de 2018 y las de 2021 tuvieron un elemento en común, la violencia electoral. En 2018 Strategia Electoral contabilizó 145 asesinatos por violencia electoral, para las elecciones de 2021 la cuenta fue de 88 personas, con nombre y apellido.

La violencia asociada a las elecciones ya no solo es uno más de los múltiples temas que rodean los procesos electorales, sino que es una realidad a partir de las cuales las elecciones se van desenvolviendo en un contexto de violencia que tiene un impacto directo en el proceso comicial y, sobre todo, en la libertad y autenticidad de la misma. Prueba de ello, además del conteo de víctimas por violencia electoral que llevamos a cabo, es la elección a la gubernatura de Michoacán, en donde la Sala Superior tuvo por acreditada la violencia e intervención del crimen organizado en una región de la entidad, aunque esto no fue suficiente para anular la elección. Se trata de un precedente de máxima relevancia, pues deja constancia de que la violencia electoral sí se dio y sobre todo que puede tener influencia en las elecciones.

Para estas elecciones 2021, al igual que como lo hicimos en 2018, llevamos un registro de personas relacionadas de manera directa con el proceso electoral y que perdieron la vida durante el mismo, es decir, asesinatos que pretendían tener un impacto en la forma en la que se lleva la contienda electoral y por consecuencia, en los resultados de esta. Algunos de los datos que obtuvimos son:

I. En promedio hubo 8.8 asesinatos por mes, desde el inicio del proceso electoral (septiembre) hasta el día de la jornada electoral (junio). Marzo fue el mes que mayor cantidad de asesinatos registró, seguido de febrero. Esta temporalidad coincide con la conclusión de las precampañas y la definición de las candidaturas por parte de los partidos políticos.

II. Los asesinatos por violencia electoral se registraron en 22 de las 32 entidades federativas siendo Veracruz (16), Guanajuato (11), Jalisco (7), Baja California (6), y Guerrero (5) las que más casos presentaron.

III. Candidaturas y militantes de MORENA y el PRD fueron los que más fueron atacados y victimados, 14 y 12 personas respectivamente, seguido de MC con 10. Estas tres fuerzas políticas concentran el 54.4% del total de los casos de personas con alguna filiación partidista.

IV. Al igual que en 2018, en estas elecciones el ámbito municipal es el más vulnerable, seguido del estatal; son las y los funcionarios públicos quienes representan el mayor número de víctimas, seguidos de excandidaturas.

V. Del total de personas que fueron asesinadas 72 eran hombres y 16 mujeres, lo que implica que no existe un sesgo de género.

Con base en el informe pudimos observar que en 2021 la violencia cobró la vida principalmente de funcionarios públicos o políticos que no buscaban un cargo de elección popular de forma abierta. Además, 12 personas, del total de las 88 asesinadas, tenían la calidad de candidatas o candidatos.

A partir de lo anterior y de la disparidad de números entre diferentes informes, consideramos fundamental la creación de un registro homologado de los asesinatos por violencia electoral en los diferentes procesos electorales a nivel federal, estatal y municipal para el estudio de la problemática a nivel nacional y local y el desarrollo de estrategias y políticas públicas. Las autoridades necesitan atender de forma focalizada este problema y trabajar con los datos que este y otro tipo de informes han buscado documentar durante ya varios procesos electorales.

También es fundamental que se le dé seguimiento a cada uno de los casos, se reporte si se abrieron carpetas de investigación, si se encontró a los responsables, y que, en caso de que sí, se les vincule a procesos y se les juzgue. Las de Michoacán fueron las primeras elecciones en las que se acreditó en los órganos de justicia electoral la intervención del crimen organizado y la violencia electoral ocurrida durante la elección, pero al paso que vamos seguro no serán las últimas.

Aquí puedes consultar el análisis que elaboramos sobre la violencia electoral en las elecciones 2021.

@Eleccionesymas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.