close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CandiData
Por Strategia Electoral
Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos q... Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos que contribuyen a mejorar los procesos democráticos y de rendición de cuentas en México y América Latina. (Leer más)
Violencia política de género
A pesar de que actualmente son reconocidos los derechos de las mujeres a votar y ser votadas (1953), y que se han introducido los criterios de paridad obligatoria en las postulaciones a diversos cargos de elección popular (2014), aún persiste un impedimento grave para el avance político de las mujeres en el país: la violencia política por razones de género.
Por Strategia Electoral
12 de marzo, 2019
Comparte

En el “Día Internacional de la Mujer” (8 de marzo) se conmemora la lucha de las mujeres por acceder a oportunidades y derechos en igualdad de condiciones que los hombres. Una de las exigencias de más larga data ha sido la demanda por participar en los asuntos públicos; es decir, poder ejercer sus derechos políticos-electorales.

En México, el avance en el reconocimiento y posibilidad de ejercer los derechos político−electorales de las mujeres ha sido más bien lento y no ha estado exento de dificultades. A pesar de que actualmente son reconocidos los derechos de las mujeres a votar y ser votadas (1953), y que se han introducido los criterios de paridad obligatoria en las postulaciones a diversos cargos de elección popular (2014), aún persiste un impedimento grave para el avance político de las mujeres en el país: la violencia política por razones de género.

“La violencia política contra las mujeres comprende todas aquellas acciones u omisiones de personas, servidoras o servidores públicos que se dirigen a una mujer por ser mujer (en razón de género), tienen un impacto diferenciado en ellas o les afectan desproporcionadamente, con el objeto o resultado de menoscabar o anular sus derechos político-electorales, incluyendo el ejercicio del cargo”. (CNDH, 2018).

Si bien esta forma de violencia se ha presentado prácticamente desde que las mujeres empezaron a participar en la vida política de México a inicios del siglo XX, no fue sino hasta las elecciones intermedias de 2015 que este tipo de agresiones empezaron a investigarse en las instancias de procuración de justicia con perspectiva de género. Debe reconocerse que la la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) fue pionera

En 2015, se registraron 38 casos que podían clasificarse bajo esta denominación. Varios de estos casos fueros recuperados y sistematizados por el portal “Igualdad bajo el microscopio”, el caso más grave fue el secuestro y asesinato de Aidé Nava González, precandidata a la alcaldía de Ahuacuotzingo, Guerrero. A raíz de lo sucedido en ese proceso electoral y como resultado de un importante esfuerzo interinstitucional, se desarrolló el Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres en 2016; sin embargo, a pesar de este esfuerzo la FEPADE registró 103 casos de agresiones políticas con motivaciones de género en ese mismo año.

En las elecciones de 2018 la violencia política de género también fue parte de las estrategias de campaña, los casos más icónicos fueron el de la gubernatura de Puebla y el de la alcaldía de Coyoacán. En su Informe Anual de Actividades 2018, la FEPADE da cuenta de que durante el proceso electoral 2017-2018, se abrieron seis carpetas de investigación por Violencia Política de Género y 41 números de atención.

Lamentablemente, en ninguno los casos antes mencionados se ha logrado una resolución a favor de las víctimas y ese es uno de los incentivos para que esta forma de violencia no disminuya: la certeza de que no habrá consecuencias. Al respecto vale la pena recordar que, en el caso de la alcaldía de Coyoacán, la Sala Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se pronunció por anular dicha elección debido a las agresiones en razón de género sufridas por la candidata de Morena a este cargo; sin embargo, la Sala Superior revocó esa sentencia y confirmó la victoria de Manuel Negrete, aunque reconoció la violenica política de género en contra de la candidata María Rojo.

Uno de los principales impedimentos que se enfrenta para la investigación de este tipo de agresiones, si no es que el principal, es que no están tipificadas en la legislación mexicana, lo que hace especialmente difícil su procesamiento en nuestro sistema de justicia. Reconociendo este importante vacío legal, tanto en esta legislatura federal como en la anterior, se han introducido diversas propuestas que buscan caracterizar la violencia política de género con el fin de tipificarla como delito y en consecuencia adoptar medidas para su prevención y atención. En Strategia Electoral hicimos una recopilación de estas iniciativas, la cual puedes consultar aquí.

Tras las conquistas de derechos de las mujeres por poder participar en procesos electivos, el nuevo reto que tiene frente a sí la democracia mexicana en materia de género es poder garantizar a cada mujer el “poder participar en la política, lo que incluye su derecho a postularse y ejercer cargos públicos, sin que su seguridad, integridad y reputación sean dañadas”.

 

@Eleccionesymas

 

Comisión Nacional de los Derechos Humanos. (2018). Violencia política contra las mujeres en razón de género. Disponible aquí.

FEPADE. (2016). Comunicado 1252/16. Disponible aquí.

Miranda Fernando. (2019). Violencia política de género, ningún caso se ha resuelto. Disponible aquí.

Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. (2017). El Protocolo para la atención de la violencia política contra las mujeres en razón de género será un referente de actuación ciudadana e interinstitucional. Disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.