Voto electrónico en 2021 - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CandiData
Por Strategia Electoral
Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos q... Somos un laboratorio de análisis en temas electorales y de transparencia. Impulsamos proyectos que contribuyen a mejorar los procesos democráticos y de rendición de cuentas en México y América Latina. (Leer más)
Voto electrónico en 2021
100 urnas electrónicas se probarán en Coahuila y Jalisco durante el proceso electoral del 2021. La ciudadanía seguirá identificándose ante una persona funcionaria de casilla, quien revisará que forme parte del listado nominal de la sección correspondiente y validará su derecho a votar en esa casilla. A partir de ahí, la tecnología jugará su parte para recibir el sentido del voto, contabilizarlo y transmitir el resultado al cierre de la jornada electoral.
Por Strategia Electoral
17 de febrero, 2021
Comparte

En 2020 se llevaron a cabo elecciones legislativas en Coahuila y municipales en Hidalgo. A manera de prueba se utilizaron 94 urnas electrónicas para la recepción del voto, 54 en de diez distritos electorales en Coahuila y 40 en cuatro municipios de Hidalgo. Buscando continuar la evaluación de esta herramienta, para el actual proceso electoral el INE aprobó la instalación de 100 urnas electrónicas; esto es, 6 más que en 2020. Estas urnas electrónicas se probarán en Coahuila y Jalisco. Cabe señalar que ambas entidades ya han realizado ejercicios con este tipo de urnas a manera de prueba en las elecciones locales.

Así como en 2020, los votos que se recibirán en estos dispositivos tendrán plena validez, por lo que serán contados como el resto e impactarán en los resultados finales de las elecciones correspondientes. Recordemos que el actual sistema electoral, implementado desde la reforma de 2014, incorpora la casilla única para procesos electorales federales y locales, por lo que la ciudadanía coahuilense y jalisciense votará de forma electrónica para cargos de ambos órdenes.

El debate sobre la implementación de la urna electrónica se ha dado en torno a si la ley y la Constitución permiten esta modalidad del voto. La legislación en general está pensada para la emisión del sufragio en boletas en papel. Sin embargo, a partir de una interpretación de la facultad del INE para aprobar los aspectos relacionado con los «materiales electorales», se entendió que esto incluye también la posibilidad de incorporar el voto electrónico en adición al voto en papel.

En su momento, una de las consejeras manifestó sus objeciones señalando que era necesaria una reforma a la legislación electoral para añadir la urna electrónica como una modalidad de votación y la automatización de la recepción, cómputo y transmisión de los resultados. No obstante, en una resolución emitida en agosto de 2020 i, la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que sí es facultad del INE la implementación de la urna electrónica. Incluso, si una autoridad electoral en una entidad federativa quisiera usarla para una elección local, necesitaría de la aprobación de la autoridad nacional.

Hay que tomar en cuenta que la incorporación de tecnología para el desarrollo de las jornadas comiciales incluye diversas posibilidades, como la automatización de la identificación del electorado, de la recepción del voto para el cómputo o la transmisión de los resultados. Es importante destacar que estas medidas no son excluyentes unas de otras. Tal como están planteados los lineamientos técnicos de la urna aprobada por el INE en el acuerdo general INE/CG96/2021, para estas elecciones se optó únicamente por la automatización de la recepción, cómputo y transmisión. Es decir, la ciudadanía seguirá identificándose ante una persona funcionaria de casilla, quien revisará que forme parte del listado nominal de la sección correspondiente y validará su derecho a votar en esa casilla. A partir de ahí, la tecnología jugará su parte para recibir el sentido del voto, contabilizarlo y transmitir el resultado al cierre de la jornada electoral.

Es pertinente hacer dos precisiones: no se prevé el voto a distancia para quienes residen en el territorio nacional, por lo que la ciudadanía tiene que acudir presencialmente a la casilla, y las urnas electrónicas no estarán conectadas al internet o a alguna otra red. La transmisión de resultados se realizará electrónicamente en sitio, utilizando medios de comunicación seguros. La urna electrónica y el paquete electoral −que incluye el expediente de casilla−, serán trasladado al órgano electoral correspondiente debidamente resguardados.

En general el voto electrónico, a distancia o presencial, genera muchas dudas sobre su seguridad y sobre la certeza que ofrece para la autenticidad de los resultados de la elección; sin embargo, al poner en perspectiva que estas urnas electrónicas que se instalarán en 100 casillas representan un porcentaje mínimo de las más de 163,000 que se habrá en la jornada electoral del próximo 6 de junio, sumado a que se trata de una prueba que hace la autoridad electoral para ampliar las modalidades de votación, en realidad debemos verlo como algo positivo.

El voto electrónico, instrumentado con las precauciones debidas, puede ser un nuevo avance en nuestro sistema electoral. Como cualquier innovación tiene beneficios y riesgos, pero para detectar estas áreas de oportunidad es necesario conducir pruebas controlada y reducida, como será la de este 6 de junio.

@Eleccionesymas

 

i Acción de inconstitucionalidad 133/2020, disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.