El legado de Mandela
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Capital Plural
Por COPRED
Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura... Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura de trato igualitario y no discriminación en la Ciudad de México, en el país y en el mundo. Twitter: @COPRED_CMX (Leer más)
El legado de Mandela
En momentos donde se han reavivado los cuestionamientos y protestas en torno al racismo, es indispensable recordar la lucha de Mandela por la democracia y por la promoción de una cultura de paz en todo el mundo.
Por COPRED
17 de julio, 2020
Comparte

“Atesoro en mi corazón el ideal de una sociedad democrática y libre, en la que todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y que espero alcanzar. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”.

 

Nelson Rolihlahla Mandela nació un 18 de julio de 1918 en Mvezo, Sudáfrica. En 1993 recibió el Premio Nobel de la Paz, y un año después se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente en la nación sudafricana, después de un largo camino de activismo y encarcelamiento que, finalmente, lo llevó a materializar sus ideales. 

Esto condujo a que en 2009, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconociera su trayectoria y sus contribuciones a la creación de una Sudáfrica no racial, no sexista y democrática al designar el 18 de julio como Día Internacional de Nelson Mandela. 

Luego de pertenecer al Congreso Nacional Africano y fundar su Liga Juvenil, en 1952 Mandela encabezó la campaña masiva de desobediencia civil contra leyes injustas “Defiance”. Sin embargo, 10 años después fue condenado a cinco años de cárcel por salida ilícita del país e incitación a la huelga. Y aunque más adelante se le impuso cadena perpetua, después de 27 años en reclusión, fue liberado.

La lucha de Nelson Mandela contra el Apartheid continuó hasta culminar en su primera aparición en la Asamblea General de la ONU en Nueva York en 1990. Cuatro años después se celebraron las primeras elecciones multirraciales en Sudáfrica con reconocimiento pleno del derecho de todas las personas a votar. Así se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente en ese país, cargo que ocupó hasta 1999.

De sus 95 años de vida (murió en Johannesburgo en 2013), dedicó 67 a su labor humanitaria en solución de conflictos, relaciones interraciales, promoción y protección de los derechos humanos, reconciliación, y derechos de la niñez y de otros grupos vulnerables. En momentos donde se han reavivado los cuestionamientos y protestas en torno al racismo, es indispensable recordar el legado de Nelson Mandela, resultado de su defensa por la democracia y por la promoción de una cultura de paz en todo el mundo. 

En una de las declaraciones que hizo durante su juicio en Pretoria, Mandela subrayó que “la igualdad ante la ley significa el derecho a participar en la elaboración de las leyes por las que uno se rige, de una constitución que garantice los derechos democráticos a todos los sectores de la población, del derecho a acudir ante un tribunal para pedir protección o reparación en caso de violación de los derechos garantizados en la constitución, y del derecho a participar en la administración de justicia”.

Cada 18 de julio es, entonces, una ocasión para resaltar la importancia de generar acciones para la construcción de una sociedad justa y democrática. La lucha de Nelson Mandela por la libertad, la justicia y la democracia nos invita a reflexionar sobre su amplio legado en la tarea permanente de poner al centro los avances en la construcción de la paz, así como los desafíos para la erradicación de actitudes y prácticas discriminatorias que aún permean en nuestra sociedad y tienen como consecuencia que diversas personas y grupos se encuentren en desventaja en el ejercicio de sus derechos y libertades.   

En el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (COPRED), a través de nuestro Instituto Nelson Mandela –espacio para la educación y la formación en materia de igualdad y no discriminación–, trabajamos en conjunto con las personas que habitan y transitan en la Ciudad de México por un cambio social en favor de los derechos humanos, las libertades, la justicia y la democracia, así como por la eliminación de actitudes y conductas discriminatorias, tomando como referente de lucha a figuras como Mandela.   

Además, tenemos la obligación de mantener y fortalecer distintas acciones educativas, que próximamente también estarán disponibles en línea, encaminadas a comprender y analizar el fenómeno de la discriminación en la capital, para erradicar actitudes de rechazo por tono de piel, origen étnico y otros motivos, así como prevenir las conductas que obstaculizan, limitan o anulan el ejercicio de los derechos humanos y las libertades.    

@COPRED_CDMX

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.