Las lecciones del Mes del Orgullo - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Capital Plural
Por COPRED
Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura... Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura de trato igualitario y no discriminación en la Ciudad de México, en el país y en el mundo. Twitter: @COPRED_CMX (Leer más)
Las lecciones del Mes del Orgullo
Los crímenes de odio no son la única forma de violencia que vive la comunidad LGBTTTI+. Los actos de discriminación persisten en la vida cotidiana y obstaculizan el acceso a derechos como el trabajo, la salud, la vivienda, entre otros.
Por COPRED
1 de julio, 2021
Comparte

Entre 2013 y mayo de 2021, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) brindó un total de 1092 atenciones a personas de la comunidad LGBTTTI. De estas, en 191 casos se iniciaron expedientes de queja (actos de discriminación imputables a personas físicas o morales) o de reclamación (atribuidos a autoridades o personas servidoras públicas).

Durante todos estos años, el principal motivo de denuncia ha sido la orientación o preferencia sexual, seguida de la identidad de género, expresión de rol de género y condición de salud, mientras que la mayoría de los actos discriminatorios han sucedido en el ámbito laboral, seguido de establecimientos mercantiles. Por la misma razón, los principales derechos vulnerados han sido el derecho al trabajo, así como el derecho a la igualdad y no discriminación. Las personas transgénero son el principal grupo vulnerado en las denuncias presentadas ante el COPRED.

Estas cifras demuestran que una vez pasadas las conmemoraciones del Mes del Orgullo es indispensable que sigamos reconociendo los avances de la Ciudad de México en la garantía de los derechos de la comunidad LGBTTTI, sin olvidar los pendientes como el reconocimiento de las infancias trans y la necesidad de un alto definitivo a la violencia contra estos grupos, y especialmente hacia las personas trans. Las marchas de este año dejan tras de sí la lección de que cada una de las identidades, orientaciones y expresiones que conforman la diversidad sexual deben ser visibilizadas y respetadas.

México ocupa el segundo lugar en el mundo con mayor número de transfeminicidios, de acuerdo con el Proyecto de Monitoreo de Asesinatos Trans. Por otro lado, el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT registró 17 asesinatos de mujeres lesbianas en el país entre 2014 y 2020, es decir, 8.1% de los casos registrados por el Observatorio, aunque es importante subrayar que muchos crímenes de odio en contra de mujeres de la diversidad sexual no son registrados ni siquiera en los medios de comunicación y se combinan, además, con la cantidad alarmante de feminicidios en el país.

Los crímenes de odio no son la única forma de violencia que vive la comunidad LGBTTTI+. Los actos de discriminación persisten en la vida cotidiana y obstaculizan el acceso a derechos como el trabajo, la salud, la vivienda, entre otros. La Encuesta Sobre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género (ENDOSIG, 2018), dirigida a personas de 16 años y más residentes en el territorio nacional que se autoidentifican como gays, lesbianas, bisexuales, trans (transgénero, travestis, transexuales) y otras orientaciones sexuales e identidades de género no normativas, expone cómo el 59.8% de la población encuestada se sintió discriminada por al menos un motivo en ese año. Los más comunes son el aspecto físico, la forma de hablar y las expresiones de género. La negación injustificada de algún derecho por orientación sexual o identidad de género (OSIG) afectó a 25.3% de la población encuestada. Los derechos más comúnmente negados han sido la oportunidad de trabajar y la entrada a algún negocio.

El Día internacional del Orgullo LGBTI+ surge como una rememoración de los disturbios de Stonewall en Nueva York, Estados Unidos, ocurridos en 1969, determinantes para el movimiento por la justicia, la inclusión y el respeto de los derechos humanos de las personas LGBTI+ en todo el mundo. En México, algunos de los grandes referentes de este movimiento fueron la acción colectiva del Movimiento de Liberación Homosexual, en 1971; el Manifiesto en Defensa de los Homosexuales, promovido por Nancy Cárdenas, Carlos Prieto y Carlos Monsiváis, así como el surgimiento de organizaciones como LESBOS, el Frente Homosexual de Acción Revolucionaria (FHAR) y grupo LAMBDA de Liberación Homosexual.

Si bien los avances en distintos ámbitos de la vida social, política y cultural a partir de los disturbios en Stonewall y la organización colectiva a nivel internacional, nacional y local son significativos, resulta fundamental seguir visibilizando y demandando las agendas pendientes para garantizar una vida libre de violencia y discriminación para todas las personas con orientación sexual, identidad o expresión de género distintas a la heteronorma.

En el contexto específico que vivimos hoy, hay que subrayar además los impactos diferenciados que la pandemia ha tenido hacia este grupo de atención prioritaria. Los resultados la Encuesta de Impacto diferenciado de la Covid-19 en la comunidad LGBTI+ en México identifican como consecuencias derivadas de la pandemia la pérdida de empleo e ingresos, la dificultad para acceder a servicios de salud y educación, los efectos en el aumento de discriminación y violencias en el hogar por la permanencia en casa, y un aumento de situaciones de precariedad y marginación.

Es urgente seguir generando esfuerzos entre organizaciones, sector público, empresas y sociedad en general para combatir la LGBTI+fobia y las desigualdades estructurales que estas poblaciones siguen enfrentando. Es importante celebrar y aplaudir los avances de la lucha por la construcción de espacios y sociedades igualitarias y libres de discriminación, donde las diferencias y la pluralidad de expresiones, ideologías y formas de ser construyen, pero es igualmente necesario continuar en el avance de las agendas pendientes.

Algunas de éstas son implementar acciones que respeten y garanticen los derechos de las personas trans, como el reconocimiento del cambio de actas por la vía administrativa para las infancias, la generación de acciones concretas para la recolección de datos oficiales de la población LGBTI+ y de crímenes de odio, el reconocimiento a nivel nacional de la diversidad de formas de constituir familias, la homologación de derechos en todo el territorio nacional, así como la garantía del acceso integral a la justicia cuando se violentan derechos y al derecho a la salud de las personas que viven con VIH.

También es importante generar conciencia respecto a las distintas formas de discriminación y opresión dentro de la comunidad LGBTTTI+, no sólo por orientación sexual o identidad u expresión de género, sino por otros fenómenos discriminatorios que se conjuntan, como el racismo, el capacitismo, la cisnorma, el clasismo y el patriarcado, entre otros.

Desde hace más de 50 años, esta lucha ha buscado una igualdad real y sustantiva, que garantice el respeto a la dignidad de todas las personas de la comunidad LGBTTTI+; no hay marcha atrás en las exigencias y las demandas para materializar los principios de igualdad y no discriminación. Nos queremos libres, amadas y orgullosas, celebrando y conmemorando la diversidad y la lucha como lo hicimos este 28 de junio, pero también durante los meses y los años por venir.

@COPRED_CDMX

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.