close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Capital Plural
Por COPRED
Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura... Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura de trato igualitario y no discriminación en la Ciudad de México, en el país y en el mundo. Twitter: @COPRED_CMX (Leer más)
PND 2019-2024 y No Discriminación
El Plan Nacional de Desarrollo busca integrar las políticas públicas de desarrollo social con las antidiscriminatorias, bajo un enfoque de derechos humanos.
Por COPRED
5 de julio, 2019
Comparte

Por: Pablo Álvarez Icaza Longoria

El Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 (PND) se planteó como objetivo general transformar la vida pública del país para lograr un desarrollo incluyente, esto es, generar un mayor bienestar para todos y todas. Se partió de un diagnóstico de la situación del país en la que los principales indicadores apuntaban a la prevalencia de una enorme desigualdad economía y social, así como de elevados niveles de pobreza.

Para alcanzar dicho objetivo se requiere la articulación de políticas públicas que se complementen y fortalezcan, y que en su conjunto construyan soluciones de fondo que atiendan la causa de los problemas públicos que enfrenta el país. Estos fueron identificados y agrupados en tres ejes generales: 1) Justicia y Estado de Derecho, 2) Bienestar y 3) Desarrollo económico. Hasta aquí no hay ninguna novedad.

Sin embargo, lo que sí marca una diferencia frente a otros PND, que comenzaron a elaborarse desde 1983 cada seis años, es que en esta ocasión se detectaron tres temas comunes a los problemas públicos que fueron identificados y se definieron como tres ejes transversales: 1) Igualdad de género, no discriminación e inclusión, 2) Combate a la corrupción y mejora de la gestión pública y 3) Territorio y desarrollo sostenible, pero que ya no fueron considerados como parte de un apéndice o anexo que nadie toma en cuenta, sino que fueron destacados desde el principio, lo que se explica acertadamente en el documento:

Estos tres ejes se refieren a las características que agudizan los problemas a los que se enfrenta México y cuya atención deberá estar presente en todo el proceso que siguen las políticas públicas; es decir, desde su diseño hasta su implementación en el territorio por el Gobierno de México. Por su carácter de transversalidad, los problemas abordados en estos ejes no se limitan a un tema en particular, por lo que el reconocimiento de las brechas de desigualdad y discriminación, la identificación de procedimientos que abren espacio a la corrupción y al manejo inadecuado de los recursos públicos, así como la importancia de garantizar la sostenibilidad del modelo de desarrollo y del entendimiento del territorio como un espacio complejo y dinámico en donde se dan las interacciones sociales, estarán presentes en todos los elementos que conforman la planeación nacional del Gobierno de México.

Nos enfocaremos en el eje transversal 1, sin dejar de reconocer que los otros dos resultan relevantes y que no están desligados entre sí, pero que requieren un análisis particular. Se parte de reconocer “(…) las desigualdades que existen por motivos de sexo, género, origen étnico, edad, condición de discapacidad y condición social o económica, así como las desigualdades territoriales”, pero que para hacerles frente es necesario un proceso articulado en la planeación, el diseño, la implementación, el monitoreo y la evaluación de las políticas, programas y acciones en todos los sectores, y con un enfoque de derechos humanos.

Se hace hincapié en que se debe considerar a las personas como el centro del desarrollo nacional, en su diversidad y condición y a lo largo de su ciclo de vida, a fin de garantizar el efectivo ejercicio de los derechos humanos y la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres y entre todas las personas. Esto es, el PND busca integrar las políticas públicas de desarrollo social con las antidiscriminatorias, bajo un enfoque de derechos humanos, partiendo “del principio general de que todas las personas, por el simple hecho de serlo, son titulares de derechos humanos reconocidos en la propia Constitución y que el Estado en la conformación del pacto social está obligado a garantizar el efectivo goce de los mismos”.

De manera explícita se establece que el Gobierno de México se deberá ajustar a cinco criterios:

  1. Universalidad, que implica que la política pública deberá garantizar que no se discrimine por ningún motivo.
  2. Medidas especiales para lograr la igualdad sustantiva.
  3. Garantizar la protección especial a los grupos que han sido históricamente marginados.
  4. Las políticas públicas deberán reconocer en su diseño e implementación las desigualdades y la discriminación estructural.
  5. Las políticas públicas deberán considerar las brechas de desigualdad de las mujeres, comunidades indígenas y de otros grupos históricamente discriminados con el resto de la población.

Al respecto, quisiera destacar que efectivamente estos criterios se ven reflejados en el desarrollo de los ejes generales, y que se marca a la discriminación como un problema público prioritario que hay que resolver en el largo plazo, pero que ello no será posible si no se propone un modelo de desarrollo más incluyente.

Lo anterior permitirá una mejor articulación del Programa Nacional para la Igualdad y la No Discriminación (PRONAIND), que por ley le toca diseñar y elaborar al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), con el PND.

Esta concepción y planteamiento estratégico elaborado en el plano federal, también se pueda reflejar en las entidades federativas y diversos ámbitos territoriales a lo largo y ancho de nuestro país. Para la Ciudad de México, sin duda genera expectativas favorables, que esperemos se materialicen en la elaboración de su Plan General de Desarrollo y en su Programa de Gobierno, pero sobre todo al momento de su implementación.

* Pablo Álvarez Icaza Longoria es Licenciado en Economía (UAM Iztapalapa) con Maestría en Economía (CIDE). Es Coordinador Académico de Políticas Públicas y Legislativas del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) desde febrero de 2013. Se ha desempeñado como Director de Estadísticas de Comercio Exterior y Registros Administrativos del INEGI, investigador en el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, Director de Análisis Económico de SECTUR, Director de Investigación en la Presidencia de la República, Economista en Jefe de Bursamétrica Management y Catedrático-Investigador del CIDE.

 

@COPRED_CDMX

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.