#UnDíaSinNosotras, todos los derechos siempre - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Capital Plural
Por COPRED
Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura... Espacio de generación y construcción de ideas para contribuir al fortalecimiento de una cultura de trato igualitario y no discriminación en la Ciudad de México, en el país y en el mundo. Twitter: @COPRED_CMX (Leer más)
#UnDíaSinNosotras, todos los derechos siempre
Las mujeres nos invisibilizamos para visibilizarnos, pero sobre todo para visibilizar que, en muchos ámbitos pero también en el laboral, aún no tenemos un acceso pleno a nuestros derechos.
Por COPRED
12 de marzo, 2020
Comparte

El #9M nos invisibilizamos para visibilizarnos. Las crónicas de ese histórico día recuperan escenas de calles semivacías, vagones exclusivos con pocas pasajeras y taquillas cerradas en el Metro, mujeres decididas a parar con o sin el consentimiento de sus jefes, comercios atendidos por hombres, universidades sin alumnas y perfiles de redes sociales en “luto”, con siluetas destacadas en colores morado y negro.

Pero también sacan a la luz otros relatos: empresas que advirtieron que descontarían el día a las mujeres que decidieran parar, otras que amenazaron a las trabajadoras con quitarles dinero o incluso despedirlas; muchas que se sumaron con manifiestos, imágenes y playeras que hicieron portar a sus propias trabajadoras durante el paro, sin garantizarles sus derechos laborales en el día a día, e incluso alguna que realizó un sorteo para que solo las “ganadoras” pudieran ausentarse.

A todas ellas parece no haberles quedado claro que el 9M no era un día libre ni un pretexto para hacer un comercial en favor de las mujeres, sino una jornada que tendría que conducirnos a la reflexión y el cuestionamiento de la clase de sociedad que queremos, pero sobre todo al replanteamiento de las dinámicas laborales y los mecanismos que deberían garantizar el ejercicio efectivo de los derechos de todas las mujeres en los espacios de trabajo.

Después del 9M, lo que corresponde a las empresas y a la sociedad en general es repensar cómo las mujeres pueden insertarse en el mercado laboral de una manera igualitaria y con un piso parejo, que permita prevenir y eliminar la situación de discriminación que muchas viven a diario en sus entornos laborales, y que va desde casos de hostigamiento sexual hasta despidos injustificados.

El 70 por ciento de las quejas y reclamaciones que recibe el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) se dan en el ámbito laboral y actualmente, la causa número uno de discriminación en la capital sigue siendo el despido por embarazo.

Además, durante 2019 el Consejo registró 51 denuncias por hostigamiento sexual, de las cuales en 27 casos se encontraron elementos que derivaron en quejas y dos en reclamaciones. Cuarenta y tres de esas denuncias se referían a hechos que ocurrieron en el ámbito laboral.

Detrás de todos estos casos hay una empresa dispuesta a transgredir los derechos laborales de las mujeres. Algunas de ellas, seguramente, se “sumaron” de diversas maneras al paro. Se sumaron aun cuando en el día a día encubren o ignoran el hostigamiento sexual, discriminan a las mujeres embarazadas, las despiden o las orillan a renunciar a su trabajo, no reconocen ni respetan las licencias de maternidad y paternidad, y probablemente nunca les han pagado a sus trabajadoras un salario igual al de los hombres por trabajo igual.

Las mujeres no necesitamos un día libre. No necesitamos manifiestos y reconocimientos públicos de empresas que se sumen al movimiento de mujeres. No necesitamos que nos den permiso de parar. Nos invisibilizamos para visibilizarnos, pero sobre todo para visibilizar que, en muchos ámbitos pero también en el laboral, aún no tenemos un acceso pleno a nuestros derechos. Y que hay empresas que siguen sin estar dispuestas a poner en marcha mecanismos y protocolos que nos protejan ante violencias, abusos y desigualdades laborales.

Un día sin nosotras no debería representar solo un escenario de calles semivacías, extrañeza ante la ausencia o reafirmación del papel central de las mujeres en la vida laboral, sino un día que detone la transformación y el replanteamiento en torno al camino que aún hay que recorrer, pero también a las acciones necesarias e inmediatas que hacen falta para garantizar los derechos de todas en sus espacios de trabajo. El 9M fue Un día sin nosotras, pero tendría que ser el punto de partida para que podamos acceder a todos nuestros derechos siempre.

Es hora de preguntarnos #DespuésDel9M, ¿qué?

@COPRED_CDMX

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.