El lenguaje de los machetes: Huye de ti y salta - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cine Sapiens
Por Cineteca Nacional
La Cineteca Nacional es el organismo encargado de rescatar, conservar, restaurar y difundir la ob... La Cineteca Nacional es el organismo encargado de rescatar, conservar, restaurar y difundir la obra cinematográfica más destacada de México y el mundo. Dentro del gran proceso de transformación de Cineteca y con el fin de extender la alternativa de calidad al cine comercial en otros puntos de la Ciudad de México, hemos mudado nuestra oferta a ocho sedes alternas, donde podrás encontrar lo mejor de nuestra programación: Cine Lido, Lumiere Reforma, Sala Moliere del IFAL, The Movie Company, Centro de Capacitación Cinematográfica, Museo de Arte. (Leer más)
El lenguaje de los machetes: Huye de ti y salta
Por Cineteca Nacional
22 de junio, 2012
Comparte

 

Por: José Antonio Valdés Peña* (@miradasoncetv)


Cuando las palabras se agotan, cuando el diálogo es imposible, cuando la presión es mucha y la acción es necesaria, existen otros lenguajes: el de la violencia, el de los radicales, el de los que ya están hasta la madre. El lenguaje de los machetes (México, 2011), opera prima de Kyzza Terrazas, cuestiona duramente la naturaleza misma de los ideales de toda una generación enfrentados a una realidad cada vez más asfixiante.

Filósofo y cineasta con estudios en México y Nueva York, Kyzza Terrazas inicia el filme con la inquietante imagen de sus protagonistas en medio de un extraño ritual. Él es Raymundo, ella Ramona. Cada uno, desde sus trincheras personales, lucha por lo que cree. Hijo de una conservadora familia de clase media alta, Raymundo combate la asfixia que le ocasiona su origen comprometiéndose con el conflicto de San Salvador Atenco, cuya represión documenta en video. Mientras que Ramona es la vocalista de una banda de rock underground que en sus canciones denuncia la injusticia social. La secuencia a la que nos referimos muestra a ambos, a través del lente de una cámara, sentados en un love seat. Mientras ella toca una guitarra, él quema fotografías con imágenes simbólicas, como las pirámides de Teotihuacán o la Basílica de Guadalupe, un sitio de suma importancia en la película, detonante emocional para los protagonistas. Antes de comenzar el largo flashback que conforma la columna vertebral narrativa de El lenguaje de los machetes, Raymundo y Ramona se atan al cuerpo sendos explosivos.

Del arte a la acción radical. Un doloroso trayecto que los personajes creados por Kyzza Terrazas en complicidad con sus actores, Andrés Almeida y la cantante Jessy Bulbo, recorren enmarcados por una puesta en escena caracterizada por un sobrio manejo de la cámara en mano y una utilización expresionista del color que subraya las emociones de los protagonistas. Clandestinos en un mundo que los rechaza siempre, Raymundo y Ramona son entidades que viven en atmósferas oscuras, casi siempre retratados en primerísimos planos, se entregan a una opresión existencial que no excluye el alivio de las drogas, el alcohol y demás evasores.

Hay que desaparecer, versa una pinta en una de las paredes lúgubres del antro donde Ramona canta su repertorio a los “esclavos del pasado”, como llama a sus fans. Pero desaparecer sin dejar rastro no es algo que los protagonistas de El lenguaje de los machetes puedan tolerar. Ramona quiere tener un hijo y Raymundo no puede ni quiere tenerlo, porque el mundo está jodido. Éste será el primer golpe mortal que el amor de los protagonistas recibe, una herida que no se cerrará nunca. Encerrado en una espiral de renuncias (a su familia, a su empleo, a su compromiso social), Raymundo acaba arrastrando a Ramona sin remedio.

 

 

Competencia Oficial Ficción – EL LENGUAJE DE LOS MACHETES (México) from 52º FICCI – Fest Cine C/gena on Vimeo.

 

Sal de ti, salta. Es mejor que caer en la autocompasión. Verdades que duelen y que Raymundo no aceptará nunca. El lenguaje de los machetes es un filme sobre el fracaso, sobre muchos fracasos. Algunos, como la madre de Ramona, esposa de un desaparecido durante la guerra sucia de los 70, nunca dejan de luchar. Otros, como la hermana de la protagonista, se entregaron a la locura y permanecen aislados socialmente. Porque los locos siempre dicen la verdad y eso duele. Como cuando Raymundo, en una de las mejores secuencias del filme, es brutalmente rechazado por ser “güerito” y querer organizar a unos rudos costeños para que sus reclamos sociales sean escuchados. Este fracaso es la puntilla definitiva que moverá al protagonista a querer desaparecer. Todo vale “para pura madre”, como le dijeron sabiamente. En el clímax de la cinta, Kyzza Terrazas consigue redondear todas estas ideas esparcidas por el filme con un fino, sensible y elegante toque de poesía. Raymundo y Ramona planean irse de este mundo por la puerta grande, pero rodeados de un aura poética inmensa.  Un beso entre ambos, visto a través del lente de la cámara de video, habla mucho a favor de la imagen como persistencia de la vida, de nuestro afán por no desaparecer.

El lenguaje de los machetes es el grito desesperado de una juventud que, entrando ya de lleno a la adultez, fracasa en todos sus niveles. Es un filme filoso, punzante, que retrata a una sociedad profundamente dividida y que no es optimista ni irresponsable en plantear una solución al problema con un cambio sacado de la manga. Si los incendiarios están que arden por dentro, víctimas de sus propios demonios, no vamos a ningún lado.

Recientemente estrenada en salas comerciales de la Ciudad de México, El lenguaje de los machetes también forma parte de la programación de la Semana de Cine Mexicano, próximamente en Oaxaca, Cuernavaca y otras ciudades del interior de la república. Visita nuestra página en internet: www.cinetecanacional.net

 

*José Antonio Valdés Peña es un apasionado cinéfilo, conocedor del cine mundial, profesor, investigador y crítico que desde hace más de una década colabora en distintas áreas para Cineteca Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts