Felícitas - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cine Sapiens
Por Cineteca Nacional
La Cineteca Nacional es el organismo encargado de rescatar, conservar, restaurar y difundir la ob... La Cineteca Nacional es el organismo encargado de rescatar, conservar, restaurar y difundir la obra cinematográfica más destacada de México y el mundo. Dentro del gran proceso de transformación de Cineteca y con el fin de extender la alternativa de calidad al cine comercial en otros puntos de la Ciudad de México, hemos mudado nuestra oferta a ocho sedes alternas, donde podrás encontrar lo mejor de nuestra programación: Cine Lido, Lumiere Reforma, Sala Moliere del IFAL, The Movie Company, Centro de Capacitación Cinematográfica, Museo de Arte. (Leer más)
Felícitas
Una mujer policía de 56 años patrulla por las calles de la Ciudad de México. Alentada por su padre, decidió su oficio en una época en que los policías eran odiados, más que ahora, comenta.
Por Cineteca Nacional
6 de octubre, 2012
Comparte

Por: Daniela López Amézquita (@SritaLuz)

Una mujer policía de 56 años patrulla por las calles de la Ciudad de México. Alentada por su padre, decidió su oficio en una época en que los policías eran odiados, más que ahora, comenta. Ella es Irene, madre de tres hijos y parte del cuerpo policíaco del Distrito Federal. Diario se levanta muy temprano, se pone su uniforme, se maquilla y sale de su casa a hacer lo que sabe, cuidar a la gente.

Lupe, tempranera como siempre, se baña, se hace una coleta y se pone su mandil. Su primera labor del día es hacer el desayuno en la casa de su patrona, después hace las camas, limpia y lava la ropa. Madre y alguna vez esposa de un borracho golpeador, proveniente de un pueblo tradicionalista; reparte risas y cuidados a los hijos de la familia con la que vive, hogar que le ha brindado asilo por ocho años.

En una zona minera de Coahuila, se puede ver a Mirna manejando un enorme tractor, realizando el esfuerzo que  implica domar a la maquinaria pesada; usa casco y botas para caminar segura en zonas de riesgo. Divorciada y después vuelta a casar, sigue ejerciendo un trabajo que se cree exclusivo para hombres, y que en un inicio su padre (minero de toda la vida) se negaba a aceptar.

 

La vida en el campo se cuenta en la voz de Felipa, campesina nahua de la zona de Tehuantepec, madre de muchos hijos, casada muy joven y entregada totalmente a su hogar y a su marido. Desde pequeña se le enseñó que lo único que debía hacer era casarse y tener hijos, aún cuando sus inquietudes eran estudiar y salir de su comunidad, donde las costumbres se encuentran muy arraigadas. Debido a sus anhelos frustrados, al conformismo de su esposo y la pobreza, hoy no le queda más que apoyar a sus hijas para que se preparen como ella hubiera deseado hacerlo.

Por otro lado, con una posición económica más cómoda, está Claudia. Seria, viste una bata blanca frente a un aparato que sólo los oftalmólogos pueden usar. Es especialista. Madre y esposa en una relación con derechos y obligaciones por igual, trabaja en una clínica de un pueblo jalisciense; fue educada en una familia conservadora, pero aún contra la voluntad de su madre, logró estudiar como cualquiera de sus hermanos. Por eso hoy respeta las decisiones de sus hijos.

Este documental, dirigido por Erika Araujo, nos presenta a mujeres trabajadoras que han luchado por sus derechos y por tener un lugar en una sociedad donde todavía existen diferencias de género. Ya sea en la ciudad o en el campo, Felicitas nos cuenta los problemas que las protagonistas (al igual que muchas mujeres) viven debido a la desinformación, la falta de educación y la vigencia de viejas prácticas sociales.

Sin embargo, también nos muestra la forma en que las mujeres han podido decir NO a un esposo golpeador, decidir hasta cuándo quieren estar con una pareja, anteponerse ante el pensamiento conservador de los padres y ayudar a sus hijas e hijos para que no cometan los mismos errores. En una frase: cómo llegar a ser plenamente felices por y para ellas.

A través de historias intercaladas, que muestran las diferentes realidades socio económicas de cada una, se llega a la conclusión de que todas, de una u otra manera, han lidiado con la violencia y la desigualdad de género. El dinamismo de los relatos, los paisajes que nos ofrecen sus lugares de trabajo, la jocosidad y la fuerza de sus protagonistas (evidente en los planos cerrados de ojos cansados y sonrisas permanentes) hacen de éste documental un buen testimonio de aquellas voces calladas e inmersas en los problemas cotidianos.

El documental Felícitas, de Érika Araujo, es uno de los estrenos de septiembre y octubre en las sedes alternas de la Cineteca Nacional. Para mayor información revisa nuestra página: www.cinetecanacional.net  

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts