Otras formas de amor sin límites. La balada de Genesis y Ladie Jaye - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cine Sapiens
Por Cineteca Nacional
La Cineteca Nacional es el organismo encargado de rescatar, conservar, restaurar y difundir la ob... La Cineteca Nacional es el organismo encargado de rescatar, conservar, restaurar y difundir la obra cinematográfica más destacada de México y el mundo. Dentro del gran proceso de transformación de Cineteca y con el fin de extender la alternativa de calidad al cine comercial en otros puntos de la Ciudad de México, hemos mudado nuestra oferta a ocho sedes alternas, donde podrás encontrar lo mejor de nuestra programación: Cine Lido, Lumiere Reforma, Sala Moliere del IFAL, The Movie Company, Centro de Capacitación Cinematográfica, Museo de Arte. (Leer más)
Otras formas de amor sin límites. La balada de Genesis y Ladie Jaye
Por Cineteca Nacional
13 de julio, 2012
Comparte


Por: Gustavo E. Ramírez Carrasco (@gustavlotwitt)*

 

Nunca ha habido una frontera clara entre el cine y eso a lo que chocamentemente llamamos arte contemporáneo; mejor así, cuando los conceptos se aíslan para que “tomemos conciencia de ellos” en cuanto formulaciones particulares con sentido propio, suelen desplomarse. La balada de Génesis y Lady Jaye, opera prima de la directora y artista visual  Marie Losier  es una de esas películas que sin abandonar un cierto espíritu de vanguardia, se oponen desde el lenguaje artístico a la corriente contemporánea de trasladar ininteligibles instalaciones a la pantalla de cine con decepcionantes resultados. Por el contrario, su aproximación semibiográfica al conmovedor  idilio freak y la vida en pareja del músico Genesis P-Orridge y su segunda esposa, colaboradora y musa Lady Jaye Breye, es manejada con fluidez narrativa y sin mayores pretensiones que un tratamiento visual novedoso y una estética  visual sólida, basada en el estilo y la obra musical, literaria y performática de Genesis.

Genesis P-Odridge, quien nació en 1950 como Neil Andrew Megson en la zona suburbana de Manchester, destacó desde muy joven por su vocación contracultural y su visión políticamente incorrecta.  Desde los 19 años, cuando se unió a una comuna anarquista a las afueras de Londres, dejó sus estudios para dedicarse de lleno a la experimentación artística. Miembro fundador de importantes proyectos colectivos de música, performance y artes visuales en Inglaterra, Genesis ha sido uno de las figuras de culto para la escena internacional del prepunk,  el postpunk y el industrial a partir del trabajo con sus dos más famosos proyectos de rock: Throbbing Gristle (activa de 1975 a 1981) y Psychic TV (de 1981 a la fecha), agrupación con la que ha alcanzado los más grandes éxitos de su carrera como músico y letrista.

 

La película fue rodada en 16 milímetros con una cámara Bolex de cuerda, lo que explica su aspecto casi cuadrado (4:3) y la peculiar textura granulada de muchas de sus secuencias, alternadas con material de archivo en video, viejas películas de los años sesenta y setenta e incluso la reconstrucción simbólica de un episodio en  la infancia de Genesis en Manchester. Aunque la cinta abarca distintos periodos en la vida del artista, desde su juventud hasta el desarrollo de sus más recientes proyectos, es la insólita historia de amor entre él y la también artista, escritora y ex dominatrix Lady Jaye la que da todo su sentido a la trama. Se trata de un retrato poco típico de una poco típica historia de amor en la que, no sólo de manera metafórica, dos seres se convierten en uno sólo a partir de algo llamado pandroginia, un proceso de transformación constante, ideado por la propia pareja, en el que los cuerpos, estilos de vida y roles de ambos son alterados hasta desafíar tanto a la naturaleza misma como a los códigos culturales de sexualidad y género vigentes en nuestra sociedad —y al menos hasta donde yo sé, en prácticamente todas las demás.

Documentada de cerca por Marie Losier, quien adapta su estilo cinematográfico al universo trash de Genesis y Lady Jaye, la vida privada de la pareja y su relación con el mundo son volcadas en un romántico retrato que, de no ensayar sobre un fenómeno tan transgresor como la pandroginia, podría rivalizar con las más conmovedoras historias de amor contadas por el cine de los grandes circuitos. Puede que no se trate de una obra maestra del cine documental y que sus técnicas se asemejen en muchos sentidos a las usadas por el videoclip de los ochenta y los noventa (situación que no la demerita), sin embargo, entre su forma, embebida de atmósferas industriales y poesía underground, y la increíblemente romántica y controvertida historia que presenta,  La balada de Genesis y Lady Jaye es una película hasta cierto punto revolucionaria.


 

El documental La balada de Genesis y Lady Jaye (Estados Unidos-Alemania-Reino Unido-Países Bajos-Francia, 2011)  es uno de nuestros estrenos de julio. Para más información sobre sedes y horarios visita nuestra página: www.cinetecanacional.net

 

 

*Gustavo E. Ramírez Carrasco es antropólogo audiovisual. Colabora en distintos proyectos para Cineteca Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts