¿Cuánto estacionamiento hace falta? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ciudad Posible
Por Onésimo Flores
Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Política... Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Políticas Públicas y Doctor en Planificación y Estudios Urbanos. (Leer más)
¿Cuánto estacionamiento hace falta?
Para muchos usos de suelo, Saltillo ya exige más estacionamiento que grandes ciudades de los Estados Unidos donde el transporte público es escaso y donde existe casi el mismo número de automóviles que de habitantes.
Por Onésimo Flores
14 de noviembre, 2013
Comparte

Dios nos dio el derecho a la vida, al libre tránsito, y al estacionamiento. Al menos esa parece ser la filosofía de quienes redactan los reglamentos de construcción de algunas ciudades mexicanas, como Saltillo. Hace unos días leí en la prensa que el Ayuntamiento de mi ciudad está por aprobar un nuevo ordenamiento, que “podría duplicar” el número de cajones de estacionamiento requeridos por metros cuadrados de construcción. No he visto el borrador -aparentemente no es público-, pero basta mirar el reglamento vigente para preocuparse. Para muchos usos de suelo, Saltillo ya exige más estacionamiento que grandes ciudades de los Estados Unidos. No hablo de casos excepcionales como Boston, Washington o San Francisco, cuyas autoridades activamente están reduciendo su oferta de estacionamientos para desincentivar el uso del automóvil y contener los altos precios de los bienes raíces. Me refiero más bien a ciudades como Houston u Orlando, donde el transporte público es escaso y donde existe casi el mismo número de automóviles que de habitantes.

Pongamos ejemplos sencillos: Un comercio, una oficina y una casa. Supongamos que usted quiere establecer un restaurante con capacidad para 80 comensales sentados. Su arquitecto le hace el cálculo, y determina que la cocina y el comedor caben en 200 metros cuadrados de construcción. Si usted desea levantar su fonda en Orlando, la norma lo obliga a incluir un mínimo de 10 y un máximo de 20 cajones de estacionamiento al proyecto. En Houston las autoridades exigen entre 12 y 20 cajones, dependiendo de la ubicación y tipo del restaurante. En cambio, el reglamento vigente en Saltillo exige la construcción de cuando menos 20 cajones (de casi 14 metros cuadrados cada uno). Es decir, para construir un restaurante de 200 metros cuadrados en Saltillo necesita al menos 475 metros de terreno. ¿Si lo ubica cerca de una zona de alto tráfico peatonal? No importa. ¿Y si los clientes usualmente se estacionan en otro sitio, o se desplazan en transporte urbano? Tampoco importa.

Pensemos en un edificio de oficinas de 300 metros cuadrados. Tanto en Orlando como en Houston el requerimiento mínimo de estacionamiento para una construcción de esas dimensiones sería de 7.5 cajones. En cambio, las normas en Saltillo exigen 10 cajones como mínimo. ¿Pero que tal si se trata de un edificio de oficinas gubernamentales? En Houston u Orlando la precisión sería irrelevante, pero en Saltillo bastaría para elevar el número de cajones requeridos a 15. Entiendo que las reglas pretenden evitar que los vehículos que visitan estas oficinas causen congestión en las calles vecinas, pero ¿cuál es la base para requerir hasta el doble de los cajones considerados suficientes en Orlando?

Finalmente, supongamos que una familia que no tiene (o no desea) auto busca adquirir una pequeña casa. Los reglamentos de Houston, Orlando y Saltillo exigen al menos un cajón de estacionamiento para cada vivienda unifamiliar. Dado que nadie regala nada, esta familia terminará pagando por algo que no desea ni necesita, independientemente de la ciudad. El efecto es más preocupante en México que en Estados Unidos, pues la proporción de la propiedad que terminará ocupada por un estacionamiento innecesario es mayor. Piénselo: las casas en México tienden a ser de menor tamaño que en Estados Unidos, pero el tamaño del estacionamiento es estándar. ¡Por cada casita del Infonavit de 60 metros cuadrados, los trabajadores tienen que comprar un estacionamiento de 14 metros! Al requerir el estacionamiento, el reglamento evita que las familias gasten su dinero en otra cosa si así lo prefieren. Curiosamente, nuestras autoridades parecen más preocupadas por donde dormirán los autos que por donde dormirán los niños. Lo que es más, en el caso de Saltillo, el número de cajones requeridos incrementa a dos cuando se trata de casas de más de 150 metros cuadrados, mientras que en Orlando se mantiene en uno solo. En Saltillo, comprar estacionamiento se ha vuelto manda.

Orlando y Houston son simples ejemplos. Gracias al trabajo de Seth Goodman (disponible aquí) es fácil comparar los reglamentos de construcción de unas 40 ciudades norteamericanas. Portland, Denver, Seattle,  Baltimore, Filadelfia, Miami, Memphis, Minneapolis, Chicago y Pittsburgh (entre otras) parecen exigir menos estacionamiento por metro cuadrado de construcción que Saltillo (para restaurantes y oficinas). No tengo elementos todavía para saber si mi ciudad es excepción o norma entre sus pares mexicanas, ni tiempo para explorar otros usos de suelo. Lo que sí tengo claro es que cuando las autoridades exigen más estacionamiento que el necesario, hacen más necesario el estacionamiento.

 

@oneflores

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.