León, modelo de movilidad sustentable - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ciudad Posible
Por Onésimo Flores
Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Política... Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Políticas Públicas y Doctor en Planificación y Estudios Urbanos. (Leer más)
León, modelo de movilidad sustentable
León parece ser la única ciudad de México donde el transporte público no pierde terreno contra el automóvil, con más de 20 años impulsando una política de movilidad sustentable seria y ambiciosa.
Por Onésimo Flores
15 de mayo, 2014
Comparte

¿Qué le ofrecen las autoridades locales y los empresarios del transporte a los habitantes de las ciudades mexicanas? Es decir, ¿qué están haciendo para convencerlos de no abandonar la banqueta, la bicicleta o el autobús en cuanto puedan comprar un automóvil?

Pongamos el tema en contexto: las zonas metropolitanas mexicanas tienen actualmente alrededor de 150-200 automóviles por cada 1,000 habitantes, y cada automovilista en estas ciudades recorre entre 2,000 y 4,000 kilómetros anuales. Estas cifras son similares a los que tenían las ciudades de los Estados Unidos en 1925. Frente a la misma coyuntura que hoy tenemos en México, las autoridades de muchas ciudades de nuestro vecino del norte dejaron morir al transporte colectivo y adecuaron el entorno urbano para facilitar los desplazamientos de los automovilistas. Como resultado, hoy las ciudades de Estados Unidos tienen casi el mismo número de personas adultas que de automoviles, y cada automovilista tiene que recorrer cada año 10,000 kilómetros, una distancia equivalente a manejar de ida y vuelta de Florida a Alaska. Cualquiera que haya visitado ciudades como Houston, San Antonio u Orlando sabe que la vida sin automóvil en esas ciudades es prácticamente imposible.

Casi un siglo después, los mexicanos parecemos decididos a copiar dicha experiencia. En la gran mayoría de nuestras ciudades, la autoridad tolera un transporte público de baja calidad, invierte sus recursos escasos en pasos a desnivel, segundos pisos y libramientos, y deja al peatón y al ciclista en el último lugar de sus prioridades. En el camino, tener un automóvil ha dejado de ser un deseo para convertirse en una necesidad, incluso para familias relativamente pobres. Ante la alternativa de depender de un transporte público peligroso y descuidado o de arriesgar el pellejo caminando en calles obscuras o pedaleando grandes distancias, cada vez más mexicanos optan por moverse en auto. Aún con 200 autos por cada mil habitantes, las consecuencias para nuestras ciudades ya son evidentes y pueden medirse en términos de congestión, contaminación y accidentalidad. ¿Cómo será la vida en nuestras ciudades cuando todos sus habitantes intenten desplazarse en auto al mismo tiempo?

Afortunadamente hay caminos diferentes.

El municipio de León, por ejemplo, lleva más de 20 años impulsando una política de movilidad sustentable seria y ambiciosa. Esta semana estoy participando en una visita técnica a esta ciudad, y puedo decirles que lo que han logrado en este lapso es francamente impresionante. Su sistema de transporte público es por mucho el más avanzado del país. No me refiero solamente a que tienen un sistema que funciona como metro, pero basado en autobuses, con cinco líneas operando en carriles exclusivos, más de 60 estaciones y un sistema tarifario que permite transbordos gratuitos. Además de esto, lograron profesionalizar tanto a su Dirección de Movilidad como a los empresarios que ofrecen el servicio.

Han generado tal sinergia, que siempre tienen una batería de proyectos listos para ampliar y mejorar aún más su Sistema Integrado de Transporte. Por ejemplo, hace un mes inauguraron un Centro de Monitoreo de $100 millones de pesos que ya está mejorando la operación de los servicios en toda la ciudad y pronto servirá para generar información sobre tiempos de espera en tiempo real. Igualmente, la semana pasada lograron el visto bueno del Gobierno Federal para una inversión de $281 millones de pesos que permitirá ampliar la red con 10 kilómetros de corredores exclusivos, 19 estaciones y 2 terminales. ¿Y qué hay de las bicicletas? León no solo cuenta con una red de 100 kilómetros de ciclovías segregadas, sino que sus autoridades tienen proyectos ejecutivos listos para construir 45 kilómetros adicionales, y contrataron a un especialista para evaluar la implementación de un sistema de bicicletas públicas que alimente a su red de transporte masivo.

Por supuesto, el sistema de transporte urbano de León dista de ser perfecto. Dada la intención de mantener las tarifas lo más bajas posibles, el mantenimiento y la calidad de la infraestructura no son tan buenas como pudieran ser. Sin embargo, León parece ser la única ciudad de México donde el transporte público no pierde terreno contra el automóvil. La proporción de viajes en transporte público se ha mantenido estable, y pesar de su innegable dinamismo económico, León registra tasas de motorización mucho más bajas que ciudades como Monterrey, Aguascalientes, Querétaro y Puebla. Además, los leoneses que tienen auto parecen utilizarlo menos que los habitantes de todas estas ciudades. Va una sola estadística: En promedio, el automovilista regiomontano recorre anualmente el doble de kilómetros que el automovilista de León.

En León las autoridades locales y los empresarios del transporte tienen un objetivo claro: crear un sistema de movilidad tan bueno que el uso del automóvil sea una elección, y no una necesidad. Les falta, claro, pero van por buen camino.

 

@oneflores

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.