¿Quieres que te de un norte? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ciudad Posible
Por Onésimo Flores
Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Política... Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Políticas Públicas y Doctor en Planificación y Estudios Urbanos. (Leer más)
¿Quieres que te de un norte?
Por Onésimo Flores
17 de noviembre, 2011
Comparte

Se acabo el misterio. El monto que pagaremos los coahuilenses en el 2012 para comenzar a pagar la mega deuda del “Gobierno de la Gente” es de $4,697 millones de pesos. Es decir, un monto equivalente a levantar en Torreón, durante un solo año, todas las obras viales construidas en Saltillo durante el sexenio, Mega Distribuidor incluido. No sabemos cuantos millones se destinarán a pagar capital, cuantos a pagar intereses, y cuantos a cubrir las comisiones de los técnicos que contrataron quienes pedían que no politizáramos el tema. Lo que si sabemos es que los coahuilenses debemos tanto, que para el 2012 nuestro gobierno ha presupuestado más para pagar la deuda que para todas las inversiones, servicios y programas sociales que tiene previsto realizar en el año.

Una revisión al Presupuesto y a la Ley de Ingresos que aprobaron antier los diputados revela como el Gobierno del Estado está cortándose los brazos, mutilándose las piernas y pagando sus deudas con riñones. Para atender sus compromisos, ha recortado significativamente los recursos con los que operan sus dependencias. Si comparamos el presupuesto con lo aprobado el año pasado, 10 de 14 Secretarías se contraen y 5 de ellas (Salud, Obras, Medio Ambiente, Fomento Económico y Fomento Agropecuario) pierden 50% o más de sus recursos. Acá pueden ver un comparativo publicado en la prensa local (gracias por la foto, @rodolfo_garza1). ¿Qué tan prioritario es el Instituto Estatal de Empleo, si perderá la mitad de su presupuesto? ¿Que tan importante es promover la ciencia y la tecnología, si el Coecyt se contrae 20 por ciento?

Muchos empleados dejarán sus escritorios, y muchos programas serán cancelados. Pero el dolor trasciende a la burocracia. La Ley de Ingresos contempla incrementos significativos a los impuestos y a los derechos que cobra el Estado por casi todos sus servicios. La discusión pública se ha centrado en el impuesto sobre nóminas, cuya tasa se duplicó, según el dictamen de la Comisión de Finanzas del Congreso local, para “procurar el equilibrio fiscal del Estado”. Sólo ese incremento representa $473 millones que dejarán de entrar a la economía local. Las oficinas de gobierno y las instituciones de educación pagarán este impuesto por primera vez, aunque por algún misterioso motivo la exención de pago concedida a los partidos políticos en ejercicios anteriores mantiene su vigencia. Al menos a alguien le hará justicia la revolución.

También inventamos impuestos. Como si la Región Carbonífera no estuviese lo suficientemente golpeada, la Ley de Ingresos establece un cobro de $25 pesos por cada tonelada de carbón que pase por la PRODEMI. Los técnicos del gobierno estiman una recaudación de $122.5 millones por este concepto, pomposamente denominado “beneficiación de mineral”. ¿Pero quien se beneficia? No conozco a un solo minero de la Región contento con el manejo opaco, discrecional y ventajoso dado a este organismo en épocas recientes.

¿Y cómo defender la decisión de mantener la tenencia? Existen sendos argumentos técnicos a favor de este impuesto (ven por ejemplo este excelente post de Gerardo Esquivel), pero estos suenan huecos en boca de los soldados del régimen. Hace mucho que el PRI y Ruben Moreira le prometieron al electorado coahuilense eliminar la tenencia a partir del 2012. El hecho quedó documentado. De hecho, desde antes de la campaña, Rubén Moreira publicó un artículo en El Universal  (9 de julio de 2010), criticando duramente al Presidente de la República por tardarse en cumplir sus promesas de eliminar la tenencia, ¡y por manejar el tema solo de manera electorera! Hoy pareciera que Rubén se convirtió en Calderón. Habrá quien diga que la decisión de mantener la tenencia no la tomó el Gobernador Electo sino el Gobierno saliente. ¿Pero acaso alguien cree que no se lo consultaron? ¿Y en todo caso, dónde está la congruencia programática del partido?

Quizá lo más relevante es que a partir de enero, cada interacción con el Gobierno del Estado servirá para recordarnos la deuda. Resulta que nacer, graduarte de la escuela, sacar tu licencia de manejo, abrir un negocio, casarte, comprar una casa, divorciarte y hasta morirte implicará trámites más costosos que antes, para pagar la famosa deuda. Vamos, hasta el permiso para cambiarte de tumba será más caro. Algunos ejemplos son verdaderamente absurdos. Va uno: el costo del trámite para obtener un pasaporte utilizando la oficina de enlace del Gobierno Estatal, subirá de $213 a $1,000. ¡El pasaporte solo cuesta $850!

Y aunque en montos no implique demasiado, la decisión de cobrar el acceso a los parques públicos y a los museos en Coahuila me parece profundamente simbólica y sintomática. Hay mucho que criticar respecto al manejo financiero del Gobierno del Estado de Coahuila: La opacidad, la falta de claridad respecto al destino de los recursos, la posible falsificación de documentos, la docilidad del Congreso, etc. Son tantos temas, que cobrar el acceso a espacios públicos para (en el mejor de los casos) financiar infraestructura vial podría parecer un asunto menor. No lo es.

No lo es porque no puede decirse que lo recaudado por está vía es necesario para pagar el mantenimiento de los parques y museos. A diferencia de la GRAN mayoría de los organismos del Gobierno de Coahuila, ni el Instituto de Cultura (que administra los museos) ni el Instituto del Deporte (que administra los parques) sufrieron un recorte significativo en el nuevo presupuesto. Pueden verificarlo en este comparativo. Los recursos que manejaban estos organismos el año pasado ya eran suficientes para el mantenimiento de sus instalaciones. Es decir, con este nuevo cobro, los usuarios de los parques y de los museos estarán subsidiando (en el mejor de los casos) otras inversiones del gobierno.

¿Alguna idea de cuales?

Vaya despedida del “Gobierno de la Gente”. Mil veces sería preferible cobrar cuota para que la gente que tiene coche use los puentes que cobrar cuota para que la gente (que quiza no tiene coche) use los parques. La cuestión, al final del día, es ideológica. Ya he escrito sobre este tema antes. Si bien nos gustaría subisdiar todas las cosas todo el tiempo, hacerlo es financieramente imposible. ¿Por qué les parece a los diputados más justo y legítimo cobrar por acceder a un parque que por utilizar los puentes? ¿Por qué es la sociedad entera y no solo los usuarios quienes subsidian el uso de estas infraestructuras viales, y por qué tienen que ser solo los usuarios y no la sociedad entera la que paga por mantener nuestros parques?

En fin, el desenlace de la deuda de Coahuila tiene mil aristas. Si bien los ofendidos somos los coahuilenses, también es cierto que somos los culpables. En este sexenio perdimos nuestra capacidad de plantear preguntas y de esperar respuestas. Olvidamos que para sobrevivir la democracia requiere de una ciudadanía activa y crítica, y nos negamos a actuar ante las señales de su evidente deterioro. Nos dijeron que “el profe nos cuida” y apantallados, quedamos satisfechos.

En la publicidad oficial, Ernesto Laguardia le preguntaba al entonces Gobernador que como le hacía para hacer tanta obra. Curiosamente, el Gobernador no ofrece ninguna respuesta. Los coahuilenses nunca se la exigimos.

¿Quieres que te de un norte? Sí, la verdad que sí. Sobre todo después de comparar con lupa los montos de la deuda con los los montos de la inversión.

Twitter: @oneflores

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.