Sobre la mega-fuga en Piedras Negras - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ciudad Posible
Por Onésimo Flores
Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Política... Fundador de Jetty, la plataforma de transporte colectivo privado en la CDMX. Maestro en Políticas Públicas y Doctor en Planificación y Estudios Urbanos. (Leer más)
Sobre la mega-fuga en Piedras Negras
Por Onésimo Flores
27 de septiembre, 2012
Comparte

Señor Gobernador,

Hasta sus más duros críticos tienen que reconocerlo: Es muy difícil dar resultados trabajando desde una organización podrida. Sabemos que a pesar de las buenas intenciones de muchos en su equipo, las ratas y las arañas están atrincheradas y dispuestas a defender su espacio. Muchos se benefician de la obscuridad, por lo que nadie disputa que su batalla será costosa y prolongada. No es difícil comprender que usted está obligado a focalizar y priorizar sus esfuerzos. No tiene tiempo ni recursos para intentarlo todo, y existen suficientes individuos dispuestos a sabotearlo.

Hablo de “su” batalla y de “su” esfuerzo, porque usted decidió personalizar la lucha contra el crimen. “De la seguridad me encargo yo”, nos dijo alguna vez. En aquel momento no mencionó las causas estructurales de la crisis de inseguridad, o el grado de infiltración del crimen en nuestras fuerzas policíacas, y no tenía por que hacerlo. La gente quiere héroes, y usted ofreció jugar ese papel.

Al asumir el rol, sin embargo, se convirtió en el termómetro de la lucha. Desde entonces, la mayor prueba de que vamos avanzando no ha sido la contundencia de las estadísticas sino la noticia de que su vida está en peligro. Finalmente asumió como propio el argumento principal del Calderonismo: Tan es cierto que aquí se combate el crimen, que estamos en guerra.

Recuerdo que en alguna ocasión declaró que “antes no había calma, sino impunidad”. Ofreció así, en una sola frase, una lógica para racionalizar las incesantes balaceras, los narcomensajes y los homicidios. De acuerdo con ella, la ciudadanía siente las patadas porque en Coahuila hay un Estado fuerte y comprometido en su lucha contra el crimen. Habría que probar lo anterior con datos, pero la hipótesis vale. Al menos sus valientes iniciativas para cerrar los casinos y para reglamentar la venta de alcohol -que por cierto aún no reciben el reconocimiento que merecen- son consistentes al respecto.

Recargarse en la retórica no es necesariamente mala estrategia, sobre todo si consideramos el hambre de resultados, y el tiempo que tardan las políticas públicas en generar efectos. Según un reciente reporte (pdf) producido por el Consejo Cívico de la Laguna para el Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad Pública, la incidencia delictiva en Coahuila continúa en ascenso, y la Laguna está francamente tomada.

Basta graficar el número anual de homicidios dolosos ocurridos en el estado para sentir escalofríos.

El reporte abarca datos de robos y homicidios ocurridos durante de los primeros siete meses de su gobierno. Según los datos, el arranque de su administración en Diciembre de 2011 no ha mitigado todavía la espiral de violencia que comenzó en el año 2007.

 

Es posible que solo falte tiempo para que sus esfuerzos rindan frutos. Ojala así sea. Por lo pronto, es urgente convencer al público de que hay luz al final del túnel, y de que caminamos en la dirección correcta. Si no es posible presumir menos robos y homicidios, ojalá tenga elementos para decir que el fenómeno es temporal, pues nuestros enemigos están arrinconados.

Sin embargo, la variable crítica para sostener este argumento es la credibilidad de nuestras instituciones. La población puede tolerar niveles altos de violencia, pero solo si confía en que el sacrificio es necesario para lograr una paz de largo plazo. Si las autoridades están rebasadas, o si incluso forman parte del problema, nos aproximamos a la definición del “estado fallido”.  Ahí si, la espiral de crimen y violencia no tendría vuelta atrás. No tiene ningún sentido respetar las normas cuando quien tiene la obligación de hacerlas respetar no las respeta. No tiene sentido renunciar a nuestras libertades para formar parte de una comunidad, si esta no ofrece condiciones mínimas para defendernos.

Creo que usted coincidiría con lo siguiente: Existen pocas cosas que reflejan de mejor manera el fracaso de un gobierno que su inacción ante la corrupción de sus fuerzas policíacas.

Hace mucho que Coahuila no vive en calma. Sin embargo, la probable complicidad de funcionarios estatales en la reciente fuga de 131 reos del penal de Piedras Negras, demuestra que además vivimos en total impunidad. Y esta mega-fuga no es la primera señal. Solo dos meses después del arranque del sexenio, la prensa nacional ventiló que el hermano del ex Fiscal Torres Charles formaba parte de una extensa red de militares, ministerios públicos y policías estatales que recibían pagos del hampa a cambio de protección. Si bien el ex Fiscal renunció a su cargo en el actual gobierno “por motivos personales”, ninguna autoridad en Coahuila se volvió a referir al asunto. Tan ocupados andan con otros asuntos, que aparentemente ni siquiera abrieron una investigación.

¿Qué sentido tiene perseguir a los criminales, si la policía estatal les abre la puerta en cuanto llegan al penal? ¿Qué capacidad tiene el Gobierno del Estado para cuidarnos, si no puede cuidar a los criminales sentenciados por nuestros tribunales? Estas preguntas están en la mente de miles de coahuilenses, y necesitan respuestas y acciones contundentes. Quizá usted no se ha dado cuenta, pero la crisis política causada por la mega-fuga le ha brindado una segunda oportunidad para demostrar que su compromiso en la lucha contra el crimen va en serio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.