Acaba el Mundial, pero sigue el Encuentro de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Acaba el Mundial, pero sigue el Encuentro de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales
Desde el olote que vuela hasta el chupa porrazo, pasando por los conocidos juegos de pelota, deportistas indígenas de todo el país se preparan para competir en el XVII Encuentro de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales que inician el próximo 24 de julio en Tabasco.
Por La Tlacuila
11 de julio, 2014
Comparte

El domingo termina el Mundial y toda la emoción que trae a muchos consigo. Ahora, a esperar cuatro años, a ver si nuestra selección califica para el próximo, y si entonces no nos anulan goles o inventan penales (no, no era penal…) y nos va mejor. Mientras tanto, deportistas indígenas de todo el país se preparan para competir en el XVII Encuentro de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales que inician el próximo 24 de julio en Tabasco.

Son muchos los deportes y juegos de destreza que se practican en México desde épocas prehispánicas, algunos poco conocidos, como el olote que vuela u olotlpatlakaolotl, de la huasteca potosina, en el que se trata de lanzar un olote lo más lejos posible; el corozo, juego chontal que consiste en impulsar una pelota con una hoja de palma, hasta que llega a la meta del equipo contrario; el juego de la caña de maíz o tájimol la kájbantikyomixim, practicado en comunidades tzotziles de Chiapas, en el que los jugadores golpean con el dorso de la mano, el puño o el antebrazo una pelota fabricada con olote, hasta hacerla pasar por un cuadro elaborado con cañas; el canotaje o remo autóctono, que tiene diversas modalidades y se practica en varias zonas lacustres de nuestro país; el juego de mancuerna o nakiburi, de la tarahumara; o la caída de dos o chupa porrazo, un estilo de lucha zapoteca. Los más conocidos son los juegos de pelota, como el ulama, el llamado uarhukua o pelota purépecha, o el de pelota mixteca.

La pelota purépecha ouarhukua es un deporte con más de 3 mil años de antigüedad y se practica principalmente en las comunidades indígenas de Michoacán. Se juega entre dos equipos de cinco personas cada uno, que empujan la bola con un bastón, en canchas rectangulares de 200 metros de largo por ocho de ancho con una meta en cada extremo y gana el primero que lleva la pelota a la meta contraria. También se juega, en lugar de en una cancha, dándole la vuelta al pueblo, y en ese caso gana quien llega primero al punto de partida. La pelota está hecha de una bola de hule espuma envuelta en tiras de tela, ceñidas a manera de remate con cable o lazo de henequén.

El juego de pelota mixteca tiene tres variantes: pelota mixteca de forro, de hule y la del Valle. Las tres se juegan entre dos equipos de cinco personas cada uno, en un espacio de ocho a 11 metros de ancho por 100 de largo. El juego inicia cuando uno de los jugadores hace botar la pelota en una piedra ubicada en la zona de saque, la golpea en el aire y la dirige hacia la zona llamada “resto”, que es un cajón de ocho metros de largo, en el cual se coloca otro de los jugadores. Si la pelota da varios botes en la cancha o le pasa al “resto” por el aire, se pierde el tanto.

La diferencia entre las tres modalidades de este juego es básicamente el tipo de balón que se utiliza. En la pelota mixteca de forro, la bola está hecha de estambre forrado con gamuza y es más o menos del tamaño de una pelota de softball. Esta modalidad se juega principalmente en Huajuapan de León, Oaxaca, en la costa oaxaqueña y actualmente también en el DF, traída por quienes han migrado de esos lares a la capital. La de hule se practica con una pelota de dicho material y se juega también principalmente en el estado de Oaxaca, en Pochutla, Tepozcolula, Etla y la ciudad capital, pero se practica además en Puebla y desde hace algunos años en la Ciudad de México y en Estados Unidos, donde los migrantes han organizado ligas y hacen torneos. La pelota mixteca del Valle se juega en esa región de Oaxaca con una bola de esponja que solo pesa 100 gramos.

El ulama tiene su origen en el “ullamaliztli”, juego de pelota cuyo origen se remonta a 300 años antes de la era cristiana. Se practica principalmente en algunos pueblos de Sinaloa y Zacatecas, y se juega como se ve a continuación.

Los anteriores son sólo algunos de los juegos que seguramente participarán en el XVII Encuentro de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales. Lo dudo, pero ojalá nos pasen aunque sea las finales por televisión.

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.