Aún no llega la paz a los indígenas de Colombia - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Aún no llega la paz a los indígenas de Colombia
Los pueblos indígenas de Colombia continúan siendo víctimas de la violencia en sus territorios y enfrentan serios problemas. El Consejo Regional Indígena del Cauca está celebrando esta semana su décimo quinto congreso y en el recuento de la situación actual en las diversas zonas y comunidades predomina el tema de la presencia de grupos armados.
Por La Tlacuila
30 de junio, 2017
Comparte

El lunes pasado (26 de junio) las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) terminaron de entregar a los representantes de la ONU sus armas (solamente se quedaron, según lo acordado, con las necesarias para resguardar sus campamentos y éstas serán abandonadas el próximo 1 de agosto). Sin duda fue un día histórico para ese país, después de 53 años de guerra.

Ahora sigue lo más difícil, la reinserción de los exguerrilleros a la vida civil y la consolidación de las FARC como movimiento político. Implicará un enorme esfuerzo, tanto para la sociedad civil y el gobierno colombianos como para la hasta ahora guerrilla, lograr que esto se lleve a cabo en paz y que se cumplan los acuerdos. Es inevitable en este momento recordar las imágenes de Carlos Pizarro, comandante del M-19 –grupo guerrillero colombiano que se desmovilizó en 1990– entregando su arma el 9 marzo de ese año y las imágenes de su funeral sólo 49 días después.

Como sea, la desmovilización de las FARC es un hecho importantísimo para Colombia e implica un gran paso para la paz. Sin embargo, todavía existen –aunque no tan grandes– otros grupos armados, tanto guerrilleros como paramilitares, además de los narcotraficantes y la delincuencia común. Además, en lo que va del año han sido asesinados más de 30 líderes sociales en dicho país, entre ellos muchos indígenas.

Los pueblos indígenas de Colombia continúan siendo víctimas de la violencia en sus territorios y enfrentan serios problemas. El Consejo Regional Indígena del Cauca está celebrando esta semana su décimo quinto congreso y en el recuento de la situación actual en las diversas zonas y comunidades predomina el tema de la presencia de grupos armados.

Según las noticias del Congreso, no han cesado las violaciones a los derechos humanos y hay dificultades por la presencia de grupos paramilitares que pretenden copar sus territorios para cultivos ilícitos, así como conflictos con grupos disidentes de las FARC. Por otro lado, continúan enfrentando a la minería legal e ilegal. Afirman que la paz no ha llevado a las comunidades la tranquilidad que se esperaba.

Por otro lado, hay que recordar que en el acuerdo de paz firmado el 24 de agosto del año pasado por el gobierno colombiano y las FARC (Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera) se incluyó un capítulo étnico en el que se estableció, entre otras cosas, que se tendrían en cuenta los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios y recursos, así como el ejercicio de la consulta y el consentimiento previo, libre e informado.

En ese sentido, la Organización Nacional Indígena de Colombia denunció en un comunicado (fechado el 22 de mayo) el incumplimiento de algunos puntos de dicho capítulo, particularmente en relación al tema de la consulta, y afirmó que no hay voluntad política de las partes para desarrollarlo.

En síntesis, han pasado 10 meses desde la firma del acuerdo de paz y sin duda ha habido importantes avances, pero éstos no han llegado a las comunidades indígenas. ¿Llegarán?

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.