El hambre continúa en La Montaña de Guerrero - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
El hambre continúa en La Montaña de Guerrero
En la región de La Montaña de Guerrero no sólo no han olvidado el desastre causado por las tormentas Ingrid y Manuel, sino que siguen viviendo día a día las consecuencias.
Por La Tlacuila
10 de febrero, 2017
Comparte

Pocos se acuerdan ya de las tormentas Ingrid y Manuel, que en septiembre de 2013 causaron pérdidas humanas y cuantiosos daños materiales en el estado de Guerrero. Las ciudades y pueblos grandes afectados volvieron relativamente pronto a la normalidad. Sin embargo, en la región de La Montaña no sólo no han olvidado el desastre causado por dichos fenómenos naturales, sino que siguen viviendo día a día las consecuencias.

A más de tres años, todavía no se han reconstruido la mayoría de las viviendas afectadas y la carretera Tlapa – Marquelia continúa en pésimas condiciones. Hace poco que pasé por ahí vi, por ejemplo, que uno de los puentes reconstruidos después del paso de Ingrid y Manuel, en lugar de tener una línea pintada en el centro, tiene una grieta de varios centímetros de ancho, y un carril está más abajo que otro. Pero más grave aún que lo anterior, es que sigue sin haber alimentos suficientes para la población.

A los pocos días de la tragedia, al no recibir auxilio de ningún lado, la gente se organizó en el Consejo de Comunidades Damnificadas de La Montaña de Guerrero para exigir a los gobiernos estatal y federal la reconstrucción de las viviendas y apoyo para sobrevivir. A través de esa organización y con ayuda del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan propusieron un programa que llamaron “Que llueva maíz en La Montaña”, que consistía en que se dotara de granos básicos a 20 mil familias de 200 comunidades (aquí di cuenta de ello en su momento).

Después de mucha insistencia lograron que el programa se llevara a cabo y se distribuyeron maíz y frijol a 16 mil familias de 185 comunidades. Casi tres años después, en junio de 2016, debido a que la situación de hambruna en la región continuaba, el mismo consejo de damnificados acordó con el gobernador Héctor Astudillo y la directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nubia Mayorga, que se implementaría una segunda etapa del programa. Sin embargo, a la fecha, siete meses después, el compromiso no ha sido cumplido.

Por ello, el 6 de febrero pasado el Consejo de Comunidades Damnificadas de La Montaña de Guerrero se movilizó nuevamente, bloqueando las vías de acceso a Tlapa. Consiguieron reunirse con el gobernador del estado, que les dijo que en 15 días va a determinar cómo se les van a entregar los granos, que porque tiene que pedir ayuda a la federación porque no hay presupuesto.

En la reunión estuvieron también el delegado estatal de la CDI y el de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial, y Urbano (Sedatu), quien afirmó que hay más de 2 mil 900 acciones de vivienda pendientes, que porque no hay dinero y porque tuvieron problemas con la base de datos.

En síntesis, una vez más, promesas y justificaciones. Mientras tanto, las casas siguen sin techo y el hambre continúa. Habrá que estar pendientes a ver si de verdad en 15 días les resuelven algo sobre el alimento y a ver cuántos años más se tardan en reparar las viviendas.

 

P.D. Aprovecho este espacio para invitarlos a la presentación del libro (de mi autoría) Recuperar la dignidad. Historia de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, Movimiento por el Desarrollo y la Paz Social. Será el 23 de febrero a las 6 PM en la FIL de Minería (Tacuba 5, Centro Histórico, CDMX).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.