Ineptitud del gobierno capitalino - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Ineptitud del gobierno capitalino
Entre la mafia que gobierna desde 2012 la delegación Coyoacán y la ineptitud del INVI, están privando de su vivienda a cientos de personas indígenas.
Por La Tlacuila
19 de mayo, 2017
Comparte

Todos los que vivimos en la Ciudad de México padecemos de muchas maneras el mal gobierno del señor Mancera. Deficiencias en el transporte público, inseguridad, calles oscuras, baches, proliferación de edificios de departamentos sin ninguna planeación urbana, dificultades para hacer cualquier trámite (por ejemplo, en toda la ciudad sólo hay un lugar para sacar la licencia de conducir porque en los demás “no hay plásticos”; y hay que llegar temprano para alcanzar ficha…), etc. La lista es enorme, la calidad de vida en la ciudad se ha deteriorado como nunca en los últimos tres años y medio.

Además de lo anterior y todos los problemas que afectan nuestra cotidianidad, suceden cosas absurdas e inauditas, como el caso que narro a continuación.

El Movimiento de Pueblos, Comunidades y Organizaciones Indígenas de la Ciudad de México, que aglutina a personas provenientes de 16 pueblos indígenas de diversos estados, que radican en la capital, obtuvo en 2012 recursos de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) para adquirir un predio destinado a construir viviendas.

Se compró un terreno ubicado en la Delegación Coyoacán y se creó un fideicomiso; el predio quedó legalmente en manos del Instituto de Vivienda del Distrito Federal (INVI), órgano que se encargaría del financiamiento (con un crédito a 30 años), el proyecto y la edificación de 60 departamentos para igual número de familias indígenas.

Sin embargo, el predio está ocupado por la Delegación Coyoacán y en casi cinco años el INVI no ha sido capaz de tomar posesión del mismo para iniciar la construcción. Mientras tanto, las familias que serán beneficiadas ya pagaron el proyecto ejecutivo de la obra y están esperando a que el asunto se solucione.

Desde 2014 van y vienen oficios entre el INVI y la delegación en cuestión, pero el asunto sigue atorado. En síntesis, entre la mafia que gobierna desde 2012 Coyoacán y la ineptitud del INVI, están privando de su vivienda a cientos de personas indígenas.

El Movimiento de Pueblos, Comunidades y Organizaciones Indígenas de la Ciudad de México está exigiendo al INVI la pronta solución al problema y demandando una audiencia con el jefe de Gobierno. Mancera se tomó unos días para ir a presumir a la ONU los avances que contiene la nueva constitución de la Ciudad de México en cuestión de derechos indígenas, a ver si se toma el tiempo necesario para hablar con los representantes de la mencionada organización y, sobre todo, para atender y resolver de una vez por todas esta inexplicable situación.

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.