Las leyes energéticas violan derechos de los pueblos indígenas - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Las leyes energéticas violan derechos de los pueblos indígenas
La ley de la industria eléctrica atiende los intereses de los pueblos indígenas de la misma forma que la ley de hidrocarburos: se les va a consultar si están de acuerdo en ceder sus tierras para la explotación de energéticos, pero si dicen que no, entonces se expropia y punto.
Por La Tlacuila
27 de junio, 2014
Comparte

En estos días, vi la noticia de que Rodolfo Stavenhagen declaró (en síntesis) que la reforma energética y la ley minera violan los derechos de los pueblos indígenas consagrados en la Constitución, así como los tratados internacionales relativos a estos pueblos. Afirmó que, en la práctica, las leyes secundarias en materia energética adquirirán mayor rango que los derechos de los pueblos indígenas garantizados en la Carta Magna. El ex Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Situación de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas comentó lo anterior en un foro realizado en el Congreso de Jalisco (aquí y aquí están las notas sobre sus declaraciones).

Sería muy bueno que los diputados federales y los senadores que están discutiendo las mencionadas leyes secundarias tomaran en cuenta su opinión, como experto que es en el tema, pero lo más probable es que la mayoría ni siquiera se haya enterado de sus comentarios; es evidente que lo que menos les interesa en la discusión son los derechos de los pueblos indígenas.

Ya hace unas semanas, el 15 de mayo, me referí más o menos a lo mismo, particularmente en relación a la iniciativa de ley de hidrocarburos, que en uno de sus artículos dice que se deberán llevar a cabo procedimientos de consulta a las comunidades indígenas y en otro afirma que procederán la expropiación de los terrenos necesarios o la constitución de servidumbres. Es decir, en síntesis, que se les va a consultar pero si dicen que no, entonces se expropia y punto. O sea que lo que se hará será una simulación de consulta, pero en realidad se estarán violando los derechos de los pueblos indígenas a través de las servidumbres o las expropiaciones.

Acabo de revisar la iniciativa de ley de la industria eléctrica y sucede exactamente lo mismo. En el artículo 106 se menciona la consulta en los mismos términos que en la iniciativa de ley de hidrocarburos, y en otros artículos (42 y 73 entre otros) se legitiman la expropiación y las servidumbres. Ya parece burla, aunque más bien, probablemente la intención es simular que se respeta el derecho a la consulta, para legitimar el despojo.

Pero más burla parecen ser las declaraciones del procurador fiscal de la Federación, Javier Laynez Potisek, que afirmó, en síntesis (aquí está la nota completa), que no habrá expropiaciones, que no es necesaria la adquisición de tierras porque es más viable la ocupación superficial u obtener un derecho de paso, y pagar a los propietarios de alguna manera; porque después de 30 o 40 años, una vez que se terminen de explotar los yacimientos, “las empresas o el Estado no sabrán qué hacer con ellas (las tierras)”. Como quien dice, ¿para qué meterse en líos para comprar o expropiar los terrenos si pueden rentarlos, explotarlos y ya que no sirvan para nada devolverlos? ¿Y de qué le va a servir a los dueños de las tierras, que viven de cultivar en ellas, que se las devuelvan infértiles años después?

Entre las concesiones mineras, las futuras explotaciones de yacimientos petroleros y de gas, los nuevos proyectos de la industria eléctrica, etcétera, etcétera, no puedo más que imaginarme este país en 30 o 40 años con sus tierras, bosques, selvas, ríos y demás, secos e inservibles. Claro, de vuelta en manos de sus propietarios originales. ¿En dónde van a sembrar los hijos de los actuales campesinos? ¿Qué van a comer los nuestros?

Pero eso sí, con suerte y le “ganamos” a Holanda el domingo… Ojalá que sí, porque muchos dicen que mientras vemos el futbol, los goles nos los están metiendo en el Congreso, pero cuando se aprobó la reforma energética no había mundial, así que, no, no es culpa del futbol.

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.